mercancias africa

África moderniza sus grandes líneas de mercancías

Una de las prioridades es hacer del ferrocarril el gran protagonista del transporte de materias primas y minerales.

África, con una superficie total de 30 272 922 km2, es el tercer continente por su ex- tensión, después de Asia y América. Su vasto territorio se divide en 54 países, sin embargo, su población, de mil millones de habitantes, es menor del 15% del total mundial. Las comunicaciones son esenciales para el intercambio comercial, las exportaciones y el traslado de materias primas y minerales desde sus zonas de extracción. En estos momentos, una de las prioridades es hacer del ferrocarril el gran protagonista de estas estratégicas conexiones, de ahí que numerosos gobiernos hayan aprobado planes de transporte de gran inversión. La idea es contar con mejores redes, de mayor capacidad y con sistemas más modernos. Un trabajo de actualización de infraestructura muy necesario para remodelar unas líneas de mercancías que, en mu- chas ocasiones, son demasiado viejas para operar.

Un futuro con buenas perspectivas

En el norte de África, proyectos como los que tiene en marcha Sudán, entre otros, dan muestra de las buenas perspectivas de las líneas ferroviarias de mercancías en el conti- nente. A su vez, en el oeste de África, iniciativas como duplicación de más de 2500 kilómetros de vía son el paso para la modernización de sus conexiones. A ellas se unen otros ambiciosos proyectos como los que tienen en marcha en Ghana y Segenal. Al sur, trabajan de forma conjunta países como Botsuana y Namibia, Zambia y Tanzania, Mozambique, Suazilandia y Zimbabue para conseguir unas redes de mercancías internacionales más eficientes.

En la zona central, Gabón se centra en la rehabilitación de la línea Trans-Gabonesa; mientras que la República Centroafricana quiere impulsar los corredores de transporte; y Camerún y Chad cooperan en la mejora de varias conexiones como la línea Yaoundé-Kousseri. Este conjunto de proyectos pone de relieve las multimillonarias inversiones que se destinarán en los próximos años al transporte de mercancías en todo el continente.

África del norte

-Sudán: Conexión Khartoum-El Obied. Dentro de las mejoras en materia de transporte, las auto- ridades estudian una nueva línea ferroviaria que discurri- ría de forma paralela al actual ramal Khartoum-El Obied. Esta red se emplearía principalmente para el transporte de mercancías. El proyecto tiene un coste estimado de 1.344 millones de dólares americanos (1.144M€)

Oeste de África

-Nigeria: Duplicación de vía Lagos-Ibadan. En marzo de 2017, CCECC Nigeria Ltd., subsidiaria de China Railway Construction Corp., comenzaba el proyecto de duplicación de vía de 2.733 kilómetros en Nigeria para modernizar las redes desde el mayor puerto del país, en Lagos, hasta la ciudad de Ibadan, en el suroeste. Las obras se han dividido en seis fases y, una vez renovada, la línea de ancho estándar (1435 mm) se destinará a transporte de mercancías y pasajeros. Los trenes podrán circulara a 150 kilómetros por hora. El trayecto discurrirá entre Lagos, Ibadan, Ilorin, Minna, Kano. Además, habrá una conexión de Minna a Abuja.

-Senegal: Dakar Regional Express. La agencia de promoción de inversiones Senegal, APIX, adjudicó a las empresas francesas Thales y Engie el contrato para el diseño y construcción del tren expreso regional “Dakar Regional Express Train”. El ramal contará con tres vías para pasajeros y una, de ancho métrico, para mercancías. Se trata de una línea de 55 kilómetros des- de Dakar que conectará la ciudad con el nuevo aeropuerto internacional de Blaise Diagné. El proyecto se desarrollará en dos fases: Dakar-Diamniadio (36 kilómetros) y Diamniadio-aeropuerto (19 kilómetros). Se estima que entrará en operación comercial en el año 2018.

-Ghana: LíneaTema-Akosombo. India EximBank financia con 398,33 millones de dólares americanos (273,691 M€) la construcción de la línea ferroviaria Tema-Akosombo, de 84,8 kilómetros, en el sur de Ghana. La red, con ancho estándar, conectará el puerto de Tema a Akosombo. El proyecto incluye el diseño y la construcción de cuatro estaciones, dos terminales con la infraestructura operacional asociada y el equipamiento. Este ramal es de una importancia estratégica para las conexiones de norte a sur. Una vía para el traslado de combustibles, cemento, productos agrícolas, así como contenedores de diversa índole de forma más económica, fiable y moderna.

África del este

-Ruanda, Burundi y Tanzania: Redes de vía estrecha a estándar. Los tres países trabajan en la modernización de 970 kilómetros de red que pasarán de ser de vía estrecha a ancho estándar. Con este proyecto se unirá el ferrocarril desde Dar es Salaam a Isaka en el noroeste de Tanzania y Kigali en Runanda, con una conexión desde Keza a Musongati, en Burundi. La línea será para el transporte de mercancías, está preparada para trenes de 32,4 toneladas de carga por eje, aunque no se descarta su uso para pasajeros. La inversión prevista es de 7.600 millones de dólares americanos. (6.594 M€).

-Kenia: Corredor ferroviario LAPSSET. Este proyecto se diseñó por parte del Gobierno hace unos años para canalizar las exportaciones de petróleo en África Oriental. El objetivo es desarrollar un corredor de 1.700 kilómetros que conecte el nuevo puerto en Lamu, a 200 kilómetros al norte de Mombasa, con Etiopía y el sur de Sudán. El coste estimado es de 7.100 millones de dólares americanos (6.142M€). De esta partida 3.534 millones de dólares americanos (3.010 M€) son para obra civil; otros 1.200 millones de dólares se han aprobado para infraestructura de vía (1.038 M€) y 1.220 millones (1.055 M€) para el material rodante. A ellos se unen señalización y telecomunicaciones, con 520 millones de dólares americanos (453 M€) y edificación, con un presupuesto de 300 millones de dólares americanos (259 M€). La red se incluye en una iniciativa, “LAPSSET Program”, para impulsar la industrialización del país a medio plazo y convertir a Kenia en un referente comercial en el año 2030. Bajo este programa, junto al ramal descrito, se llevarán a cabo nuevas carreteras, aeropuertos y un oleoducto en Sudán del Sur. El puerto de Lamu, situado al noreste del país, moverá 24 millones de toneladas de mercancías cada año en 2030.

-Kenia: Stadard Gauge railway (SGR).  El presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, inauguró en mayo de 2017 la puesta en marcha de parte de la primera fase de este ambicioso proyecto. Se trata de un ramal de 472 kilómetros, a cargo de China Harbour Engineering Company, que discurre desde la localidad de Mombasa a Nairobi, capital del país. Esta sección estará finalizada en tres años. La próxima etapa será la construcción de una ruta de 505 kilómetros de Nairobi a Malaba y, posteriormente, se añadirá un ramal de 132 kilómetros a Kisumu. En total, este corredor, de pasajeros y mercancías, tiene un presupuesto de 3.200 millones de dólares americanos. Es el infraestructura más grande de la historia. Más adelante, se extenderá a Uganda, Ruanda, el sur de Sudan y Etiopía, haciendo de Kenia el centro de las conexiones ferroviarias de África del Este.

-Tanzania: Conexión de zonas mineras con los puertos. El área de Transporte e Infraestructuras de Tanzania ha planeado inversiones de 14.200 millones de dólares (12.300 M€) para los próximos cinco años con el fin de modernizar por completo la red ferroviaria. Entre los proyectos más relevantes se encuentra, la mejora de una línea de 1.000 kilómetros desde las zonas mineras del sur del país al puerto de Mtwara.

 África del Sur

-Botsuana y Namibia: Ferrocarril TransKalahari. La línea ferroviaria TransKalahari, de 1.447 kilómetros, uniría los campos de carbón de la mina de Mmamabula, en Botsuana, con el puerto de Walvis Bay, en Namibia. Los gobiernos de ambos países han firmado un segundo memorando de entendimiento para llevar a cabo el proyecto bajo la fórmula público-privada (PPP), de forma viable. Los planes, aún en fase de análisis por la gran financiación necesaria, tienen como objetivo crear una potente red de mercancías entre ambos países. Para ello, entre otras propuestas, se necesitaría una terminal de cinco líneas de carga de carbón y una terminal a granel. La ruta preferida pasaría por ciudad de Gobabis y el pueblo Okahandja. Las estimaciones del coste han variado considerablemente desde los inicios y ahora se calcula que estarían en torno a los 15.000 millones de dólares americanos (10.307 M€).

-Zambia y Tanzania: Modernización de la infraestructura de Tazara. El ministro de Desarrollo y Planificación de Zambia, Lucky Mulusa, ha anunciado una inversión de 1.200 millones de dóla- res americanos (824 M€) para revitalizar la red de la conocida “Autoridad Ferrovia- ria de Tanzania-Zambia” (TAZARA). Este presupuesto forma parte del programa nacional “2017-2021 SNDP”. Entre los principales trabajos se encuentra la modernización de los enlaces con los puertos de Bagamoyo, en la costa de Tanzania, así como los de Itungi y Kasanga en el lago Tanganyika. TAZARA estima que serían necesarios 250 millones de dólares americanos (171 M€) para equipos de vía, material rodante y otras necesidades.

-Mozambique y Suazilandia: Corredor de transporte de Chongoene. Las autoridades de transporte colaborarán con las empresas mineras que ges- tionan la extracción de arenas pesadas en Chibuto, uno de los doce distritos que forman la provincia de Gaza en Mozambique, para el desarrollo del corredor de transporte Chongoene. Este trayecto fa- cilitaría el transporte de la producción desde las minas. La idea es poner en marcha una conexión ferroviaria de 600 kilómetros con Suazilandia y un acceso portuario en Mapai cerca de la frontera de Zimbabue.

-Sudáfrica: Inversiones en modernización y mejor de redes. Sudáfrica cuenta con una de las redes ferroviarias más modernas del continente, con 33.400 kilómetros. Debido al peso que tienen las infraestructuras en la economía, en los últimos años se ha optado por invertir en mejora y mantenimiento para seguir en la senda de crecimiento. Fruto de esta apuesta por el transporte de mercancías se enmarca, a corto plazo, el “Plan MDS” (Market Demand Strategy) con una inversión de 22.000 M€. En este programa se prioriza el desarrollo y la ex- pansión de las infraestructuras ferroviarias con el objetivo de trasladar el trans- porte de mercancías de las carreteras a los ferrocarriles (road to rail migration) y aumentar la capacidad para dar respuesta a la actual demanda. A 30 años vista, TRANSNET contempla en el “Long-Term Planning Framework (LTPF)” un impulso aún mayor a la red, con nuevas terminales de mercancías y material rodante. Entre sus objetivos, aumentar la capacidad ferroviaria de carga de 79,7 a 170,2 Mtpa. Dos proyectos clave son las mejoras en la línea de Sishen, que conecta la red de mineral de hierro con Gauteng, Botsuana y la mina de Waterberg a través del ramal entre West Rand y Mahikeng y el ferrocarril de Trans-Kalahari, que da salida al carbón de Botsuana por el puerto de Walvis Bay en Namibia.

-Angola, República Democrática del Congo y Zambia: Refuerzo transfronterizo. El Ministerio de Transporte de Angola ha anunciado el desarrollo de una red transfronteriza ferroviaria con la que se conectará Angola con la República Democrática del Congo y Zambia. Este corredor comenzará en Luau, provincia de Moxico, en el noreste de Angola. Para la nueva infraestructura se empleará la línea ferroviaria de Benguela.

-Mozambique, Botsuanay Zimbabue: Línea ferroviaria de mercancías. Mozambique, Botsuana y Zimbabue también han firmado un acuerdo para crear un corredor ferroviario de mercancías. Esta red establecería una nueva conexión entre Francistown (Botsuana) y el puerto de Techobanine (Mozambique), vía Bulawayo (Zimbabue).De esta forma, mejorará el transporte en el sur de África y se impulsará, junto al sector privado, la integración y la cooperación internacional en materia de infraestructuras. El memorando de entendimiento firma- do entre los tres países indica que esta red tendrá 1.500 kilómetros y que cada estado aportará 200 millones de dólares americanos (169,3 M€). Se espera que el resto del capital pueda ser recaudado a través de Asociaciones Público-Privadas (PPP) con el sector privado. El coste estimado del proyecto es de 7.000 millones de dólares americanos(5.926 M€). Asimismo, el promotor tendrá que financiar la construcción de las instalaciones en el puerto en Techobanine, al sur de Maputo, en Mozambique. Con esta nueva línea se conectarían dos países sin litoral, Zimbabue y Botswana, a las instalaciones portuarias de Mozambique. El proyecto facilitará las inversiones en la industria minera, así como el transporte y la producción en las regiones directa- mente atravesadas por el ferrocarril, así como las regiones adyacentes. Una vez en funcionamiento, impulsará el comercio con Asia, Europa y América.

África central

-Gabón: Rehabilitación de la línea Trans-Gabonesa. La Corporación Financiera Internacional (IFC) y la agencia francesa de desarrollo PROPARCO cooperan con Gabón para el impulso de sus conexiones de mercancías. Se trata de la primera etapa del proyecto de rehabilitación y renovación de la línea ferroviaria “Trans-Gabonesa”, de 660 kilóme- tros. Este ramal va desde Franceville, en el interior del país, al puerto de Owendo, cerca de la población de Libreville. La red, a cargo del concesionario Société d’Exploitation du Transgabonais (Setrag), filial de la empresa minera de manganeso COMILOG, será me- jorada y contará con nuevo material rodante. Para esta fase inicial se invertirán 280 millones de dólares americanos (237 M€).

-Camerún: Nuevo puerto en Lolabe con acceso ferroviario. El desarrollo de un puerto en Lolabe, población costera al sur de Camerún, aún se encuentra en fase de planificación. La idea es recibir la producción de hierro de varias minas, de 35 millones de toneladas por año, como las de Mbalam, Nabeba y Badondo, en Camerún, y la República del Congo. En el proyecto se incluye también la línea de ferrocarril “Edea-Kribi-Lolabé”, que facilitaría el transporte de minerales.

- República Centroafricana: impulso a los corredores de transporte. El gobierno de la República Centroafricana quiere promover los corredores de transporte ferroviario para impulsar las exportaciones en un país sin litoral. Los dos principales puertos de ruta comercial son Douala, en Camerún, para los enlaces por carretera y Pointe Noire, en la República del Congo, para conexiones marítimas. Las líneas en estudio incluyen una nueva ruta en el suroeste hacia Camerún, trayectos con Sudán y una conexión suroeste con el ferrocarril TransGabon.

-Camerún y Chad: Corredor yaoundé-kousseri. El Banco Mundial financia con 71 millones de dólares americanos (61 M€) la mejora del corredor de transporte de Yaoundé- Kousseri. Se trata de una línea de 987 kilómetros que va desde el sur de Camerún hasta la provincia del extremo norte, cerca de la frontera de Chad. Los trabajos se enmarcan dentro del proyecto de transporte multimodal para carreteras y ferrocarril del país y tiene un coste total de 91 millones de dólares americanos (78 M€). El proyecto está a cargo de Camrail, el concesionario nacional de ferrocarriles para mercancías y pasajeros. Aunque más del 70% del corredor se encuentra en buenas condiciones, en los últimos años ha experimentado un gran aumento de tráfico. Por eso se han aprobado nuevas inversiones con las que mejorar aspectos como los sistemas de señalización y control de tráfico y la rehabilitación de puentes.

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn