Algunos socios de Mafex con proyectos en Colombia

◗ ALSTOM ESPAÑA

Se ha encargado de suministrar las subestaciones eléctricas y los sistemas de alimentación para el tranvía de Ayacucho, en Medellín (Colombia), en consorcio con la compañía local colombiana Sytecsa. 

Alstom España ha desarrollado la gestión del proyecto, la ingeniería, el suministro de los equipos principales de alimentación (transformadores de potencia, equipos de corriente continua y sistemas de control), las tres subestaciones de transformación y distribución, así como las pruebas y puesta en servicio del sistema completo.

El tranvía de Ayacucho, inaugurado el pasado 20 de octubre, cubre una distancia de 4,3 kilómetros e incluye nueve estaciones. Se espera que transporte 85,000 pasajeros por día.

Los tranvías neumáticos que circularán por esta nueva línea han sido producidos por NTL (New TransLohr), el fabricante especializado en este tipo de tranvías adquirido por Alstom. Se trata de un total de 12 tranvías Translohr STE5, cada uno con 39 metros de longitud. Los tranvías NTL son muy eficientes y ofrecen beneficios excepcionales en términos de su inserción en el paisaje urbano, incluyendo un gálibo de aislamiento de 5.18 metros y un radio de giro de 10.5 metros.

Los tranvías pueden operar fácilmente en pendientes de hasta 13% gracias a la adherencia de los neumáticos y los motores adicionales, algo especialmente relevante en la línea de Ayacucho, que incluye pendientes del 12%

IDOM. 

La oficina de IDOM en Colombia inicia su actividad en el 2010 en Medellín; sin embargo, hasta ese momento la compañía ya contaba con referencias significativas en el país, así como con la colaboración de numerosos profesionales colombianos trabajando en las oficinas de España; en ese año, IDOM desarrolló el primer proyecto tranviario del país y uno de los primeros en América Latina, el tranvía de la Avenida Ayacucho para Medellín, con una extensión de 4.4 Km. Posteriormente, se desarrollaron proyectos ferroviarios en el país como son el diseño de la ingeniería y arquitectura de detalle del tranvía de la Avenida 80 para Medellín con una extensión de 17.2 km y el diseño básico avanzado para la Línea 1 del Metro de Bogotá con aproximadamente 27 km de longitud. En el año de 2013, IDOM decide abrir una oficina en Bogotá, asociada a los proyectos del área de Consultoría, con el fin de contar con un espacio cercano a los clientes ubicados en la región central del país como son el Departamento Nacional de Planeación, Findeter, Cámara de Comercio de Bogotá, entre otros.

INDRA

Ha implantado en Medellín un pionero sistema intermodal de transporte público al que se ha sumado recientemente el nuevo tranvía de Ayacucho, al que la compañía va a dotar de un sistema de recaudo completo. Gracias a la plataforma de Indra, que facilita el uso combinado de los diferentes transportes, y a los nuevos sistemas de ticketing, los viajeros podrán acceder al tranvía de Ayacucho con la misma tarjeta sin contacto que ya les permite utilizar el metro, los autobuses BRT (Bus Rapid Transit), las rutas de buses alimentadores del metro y las tres líneas de transporte aéreo por cable. Tras la renovación de los sistemas de control de accesos sin contacto de las dos líneas de metro de la ciudad, la tecnología de control de accesos de la multinacional estará en todos los medios de transporte gestionados por Metro de Medellín.

La tecnología sin contacto (contact-less) implantada permite contar con la última tecnología en términos de prestaciones, escalabilidad, versatilidad y adaptabilidad, ya que está preparada para incorporar nuevas tecnologías en el campo de los medios de pago de forma sencilla, rápida y transparente. Contar con una plataforma global centralizada facilita, además, el control absoluto sobre las transacciones tarifarias, permitiendo al cliente explorar nuevos modelos de explotación y operación de su sistema.

Fruto de contratos anteriores, Indra implantó en 2008 el sistema DaVinci para la gestión del tráfico de trenes en Medellín y en 2010 comenzó el desarrollo del sistema actual de recaudo de Metro. En un proyecto posterior, se incorporó a este sistema la flota de autobuses públicos BRT (Bus Rapid Transit) de Metroplús, para cuya gestión también se implantó el Sistema de Ayuda a la Explotación de Indra. La integración de este sistema con DaVinci ha dado lugar a una plataforma intermodal de transporte público, pionera en Colombia, que facilita el uso combinado de los diferentes medios de transporte.

Esta plataforma ha permitido integrar la operación de los trenes con el sistema de buses y ahora con el tranvía, de forma que los vehículos se tratan de forma unificada, poniendo especial énfasis en las estaciones de interconexión o enlace entre líneas. La solución permite gestionar de una manera más eficiente el servicio de transporte, ofrecer la mayor calidad e información a los viajeros y fomentar el uso del transporte público.

Indra es socio tecnológico de Metro de Medellín y líder tecnológico para el control del tráfico y el transporte en esta ciudad de Colombia. Además de la solución para el transporte, Indra también ha implantado en Medellín los sistemas inteligentes de tráfico (ITS) y un nuevo sistema integrado de control de tráfico para la ciudad. El nuevo centro de control de tráfico es el mayor de Colombia por número de sistemas integrados bajo una única plataforma, ya que recibe, integra, opera y analiza la información de los diferentes subsistemas de tráfico y de seis centros de control independientes: Transporte Público Colectivo; Centro de Incidencias; Control de Flotas de Policía; Planificación Logística de Policía y Movilidad; Control de Infracciones; y Centro de Regulación Semafórica.

Medellín es reconocida internacionalmente por su apuesta por la movilidad sostenible con galardones como el otorgado en 2013 por Wall Street Journal y Citigroup como la “Ciudad más innovadora del mundo”, el “International Sustainable Transport Award 2012” o su elección ese mismo año por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) como la “Ciudad modelo de Latinoamérica en implementación de Sistemas Inteligentes de Transporte (ITS)”.

CAF

En junio de 2015, CAF firmó un nuevo contrato con Metro de Medellín para el suministro de 20 unidades de metro. Estos nuevos trenes responden a la necesidad de una mayor capacidad de transporte en el sistema de transporte urbano de la ciudad de Medellín. Las nuevas unidades se componen de 3 coches cada una y están diseñadas para funcionar composición simple o doble. Alcanzarán una velocidad máxima de servicio de 80km/h y ofrecen una capacidad de más de 1.100 personas.

En la actualidad, la Empresa de Transporte Masivo Valle de Aburrá (Metro de Medellín) ya opera metros de CAF de las mismas características en sus líneas de metro.

El Metro de Medellín consta actualmente de dos líneas principales de metro, A y B, con una longitud total de 34,5 km y 27 estaciones a lo largo de su red. Medellín, situada en la región natural de Valle de Aburrá, en la cordillera central de los Andes, cuenta con 2,5 millones de habitantes y es la segunda ciudad más grande de Colombia.

Con este nuevo proyecto, la flota suministrada por CAF a este operador llegará a un total de 36 trenes, lo que demuestra una clara apuesta de la empresa por este mercado. Colombia representa grandes oportunidades de negocio, con proyectos como el de Medellín o el futuro proyecto del Metro de Bogotá entre otros.

CAF refuerza así su presencia en el mercado latinoamericano, donde cuenta con diversos proyectos en países como Brasil, México, Venezuela, Chile o Colombia.

SENER

Llevó a cabo el diseño conceptual, diseño operacional y el dimensionamiento legal y financiero de la primera línea de metro de la ciudad de Bogotá. SENER, como líder del grupo adjudicatario, realizó la dirección del proyecto y su desarrollo técnico: estudio de demanda, estudio de alternativas y diseño conceptual de la primera línea de metro.

Los trabajos se estructuraron en diversas etapas, que abarcaron el diagnóstico económico, urbano y de transporte de Bogotá; la modelación del transporte para diferentes escenarios de la ciudad hasta el año 2038; así como los análisis normativos y financieros.

A partir de estos análisis se definió, mediante el estudio previo de alternativas y su evaluación, la red de transporte masivo para el SITP, con los corredores para el metro, el Transmilenio y para el tren de Cercanías. La primera línea seleccionada tiene un total de 34,5 km, 18 de ellos en túnel, 6 km semienterrados, 10,5 en superficie y un total de 33 estaciones.

La Primera Línea de Metro de Bogotá (PLMB) tendrá una longitud de unos 27 km y constará de 27 estaciones. Toda ella será soterrada y se equipará con los más modernos sistemas automáticos de conducción de trenes (UTO). El proyecto se llevó a cabo bajo la tutela del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), organismo oficial dependiente del Distrito Capital de Bogotá. La inversión total estimada (incluidos los trenes y el patio de talleres y cocheras) asciende a unos 6.900 millones de USD.

SENER desarrolló, entre los meses de marzo y mayo de 2015, un Estudio de Ingeniería de Valor (Value Engineering) sobre este proyecto, para la empresa Financiera de Desarrollo Nacional (FDN) dependiente del Gobierno de Colombia, como cofinanciador de la obra. El trabajo ha consistido en desarrollar un análisis de los diferentes aspectos del proyecto redactado por un consorcio de ingenierías, con objeto de optimizar su valor. Empleando metodologías estandarizadas (SAVE) y técnicas desarrolladas por SENER, un equipo de especialistas identificó una serie de oportunidades (no vinculantes) sobre el proyecto, que permiten una reducción significativa de los costos de inversión, de explotación y financieros, así como del plazo de puesta en servicio de la Línea. Para alcanzar este objetivo se ha tratado de mantener un equilibrio entre las prestaciones previstas, como la mejora de la eficiencia en la operación ferroviaria y del nivel de servicio de los pasajeros, y los recursos empleados.

SENER ha llevado a cabo este análisis desde una perspectiva de ciclo de vida y abordando aspectos de diseño, construcción por fases, cronograma y riesgos, con objeto de optimizar el retorno socioeconómico de esta elevada inversión, cumpliendo, de este modo, las expectativas del Cliente.