califronia apertura

California. Alta Velocidad.

Entre los planes ferroviarios de Estados Unidos también se encuentran las líneas de Alta Velocidad. El proyecto de California conectará San Francisco con Los Ángeles; y el corredor Nordeste, une Boston, Nueva York, Filadelfia, Baltimore y Washington.

Con respecto a la Alta Velocidad, el proyecto de California (1.287 km) que conectará San Francisco y Los Ángeles para el año 2029 en su primera fase es el único proyecto de estas características en el país en construcción en estos momentos. Actualmente (junio 2015) se está licitando un cuarto tramo de 22 millas de construcción de la infraestructura en el Valle Central, y hay presencia española en tres equipos de los cinco precalificados (Ferrovial Agromán, FCC y Corsán Covián y ACS/Dragados). La construcción en el tramo 1 ya está en marcha, y los tramos 2 y 3 (licitados como un único paquete) fueron ganados por un consorcio formado por ACS/Dragados con su filial Flatiron  y la constructora local Shimmick, en la parte de construcción, y con Sener y Typsa (entre otros) en la parte de ingeniería.

“El gobernador del estado, Jerry Brown, que apoya firmemente el proyecto, ha dedicado 500 M$ del presupuesto de 2015-2016 para el proyecto, y también se dispone de fondos adjudicados por gobierno federal. No obstante, el proyecto dista mucho de contar con financiación suficiente como para cubrir los 69.000 M$ que se prevé que costará” asegura María Jesús Fernández.

Características del proyecto

Hoy se tarda entre seis y ocho horas en coche. En avión es una hora. Pero gracias a esa línea se llegará hasta el sur, San Diego,  junto a la frontera de México, en menos de tres horas y tendrá un total de 24 estaciones.

El pasado 6 de enero comenzó oficialmente la construcción de la red de Alta Velocidad de California, con una ceremonia celebrada en la futura estación de Fresno. A pesar de haber comenzado ya los trabajos, la polémica por el gasto rodea el proyecto, que encuentra una fuerte oposición principalmente en comunidades rurales por las que transcurre el trazado sin parada. Algunos miembros del Partido Republicano han prometido detener el proyecto si llegan a gobernar.

El proyecto de Alta Velocidad en California constituye el único proyecto de línea nueva que se encuentra dentro del programa federal. Se estima entrará en operación en 2029  con trenes capaces de circular a más de 220 millas por hora (350 km/h).

En abril de 2012 la California High-Speed Rail Authority (CHSRA, agencia estatal de planificación, diseño, construcción y operación de la red) presentó una nueva versión del proyecto que planteaba una metodología más incremental para la realización del mismo, combinando la construcción de nuevas secciones y medidas de modernización de la infraestructura existente. El acceso a San Franciso será por las vías del cercanías Caltrain, que se van a electrificar con cargo a la CHSRA. Este proyecto se encuentra en fase de licitación con participación española. Cuando esté completo circularán tanto cercanías como la AV por las mismas vías.

En julio de 2012, el senado de California autorizó 2.600 M$ para el comienzo de las primeras obras en la primera sección del proyecto (Fresno-Merced, 130 millas). Por el momento, hay asignados en total unos 3.800 M$ que tienen que ser invertidos en el proyecto, sin que existan previstas hasta la fecha nuevas inversiones para el año que viene. De hecho, el gobierno federal ha declarado que no aprobará nuevas inversiones hasta que se realice un intenso plan de viabilidad.

El pronóstico prevé 117 millones de pasajeros al año en 2030, con un coste relativamente bajo de pasajeros por milla, con una tarifa de ida de 55$.

Señalización y comunicaciones

La instalación de un sistema de señalización y comunicación sofisticada está en las primeras etapas de planificación. Una de las propuestas es la instalación de alarmas de intrusión, que estaría vinculada a un sistema de control central capaz de detectar objetos extraños en las vías. La cabina de señalización será capaz de detener automáticamente los trenes en caso de necesidad.

Rutas

california 2

La Autoridad comenzó a trabajar en la Sección Operativa Inicial (IOS, por sus siglas en inglés) del ferrocarril de alta velocidad en el Valle Central en el año 2013. El inicio del ferrocarril de alta velocidad en el Valle Central va a generar más de 20.000 puestos de trabajo por año durante cinco años en un área que tiene una de las tasas de desempleo más altas de la nación.

El proyecto de Alta Velocidad se ha dividido en cinco pasos:

Paso 1 – Inversiones iniciales para obtener beneficios inmediatos a nivel estatal.

En 2013 comenzaron los trabajos de construcción preliminar de la infraestructura del ferrocarril de Alta Velocidad en el Valle Central entre Madera y Fresno, continuando hacia Bakersfield hasta completar el primer segmento de la IOS. Una vez que esté completo, el servicio ferroviario de San Joaquín -la quinta línea más utilizada de Amtrak con un millón de pasajeros por año- comenzará a utilizar los nuevos rieles a partir del año 2018 para reducir el tiempo de viaje entre el Norte de California y el Sur de California.

Paso 2 - Operaciones Iniciales del Ferrocarril de Alta Velocidad. El siguiente paso completa la sección de 300 millas desde Merced hasta el Valle de San Fernando y brinda un servicio de Alta Velocidad para los pasajeros. El servicio para los pasajeros se lanzará en el año 2022.

Paso 3 - Sistema electrificado de la Bahía a la Cuenca. El tercer paso conecta al Valle Central con San José, creando una conexión ferroviaria de Alta Velocidad desde el Área de la Bahía hasta la Cuenca de Los Ángeles. El sistema mejorado de Metrolink conectará al Valle de San Fernando con la estación Union Station de Los Ángeles. El servicio de la Bahía hasta la Cuenca se lanzará en el año 2027.

Paso 4 – Fase 1 del Sistema Combinado. En el año 2029, la infraestructura dedicada de Alta Velocidad se extenderá desde el Valle de San Fernando hasta la estación Union Station de Los Ángeles, uniendo el corredor mejorado de Metrolink con Anaheim y conectando con los sistemas ferroviarios suburbanos y urbanos en toda la región de Los Ángeles. Estas mejoras permitirán que los trenes de Alta Velocidad recorran las 520 millas entre San Francisco, Los Ángeles y Anaheim.

Paso 5 - La Fase 2 extiende el ferrocarril hasta Sacramento y San Diego completando el sistema estatal de 800 millas. El pasado 22 de octubre, la CHSRA cerró una ronda de contactos con fabricantes de equipo ferroviario de Alta Velocidad previa a la licitación de un contrato para la fabricación de hasta 95 trenes que alcancen velocidades superiores a los 322 kilómetros por hora, con una capacidad para transportar a un mínimo de 450 pasajeros.

Según indicaron a Efe fuentes de la CHSRA, un total de diez fabricantes de nueve países distintos realizaron ofertas para la construcción de estos trenes, entre ellos la empresa española Talgo.

Cuando esté completada, la línea californiana será la primera de Alta Velocidad real de EEUU, ya que en la actualidad la única línea que recibe esta consideración en el país es la del Corredor Nordeste, que circula entre Boston (Massachusetts) y Washington, DC, pero sólo alcanza velocidades de 240 kilómetros por hora en algunas secciones, significativamente por debajo de los estándares de Alta Velocidad en el resto del mundo.

Presencia española

Un consorcio en el que participa la española Dragados, filial de ACS, ha sido seleccionado como la mejor oferta por la autoridad ferroviaria de California para construir el segundo tramo. El contrato es para el diseño y la construcción del tramo de 104 kilómetros entre las localidades de Fresno y North Bakersfield, en el Valle Central de California. Se trata del primer contrato obtenido por una empresa española en un proyecto que destaca por ser la infraestructura civil más grande que hay en marcha en Estados Unidos.

El coste estimado de la obra está entre 1.230 M$. El proyecto atraviesa tres condados del corazón agrícola de California (Fresno, Tulare y Kings). Incluye aproximadamente 36 cambios de nivel que van a requerir la construcción de viaductos, túneles y puentes.

Las empresas españolas también participaron en la licitación del primer paquete, que coparon tres de los cinco puestos finalistas a través de su participación en diferentes consorcios y que ofrecían precios de ejecución muy superiores: Dragados (1.085 millones de dólares), Ferrovial y Acciona (1.365 millones) y Comsa (1.537 millones). De ellos, tres llegaron al final, y los tres con empresas españolas. En uno estaba Dragados, en otro OHL y en el tercero Ferrovial. Las tres empresas se quedaron fuera en el primer concurso, un tramo de 46 kilómetros entre las localidades de Madera y Fresno que ya está en construcción.

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn