lunes, 18 marzo, 2019
Carril de garganta  “Low Carbon” y “Low Carbon Vandium (LCV)”: la mejor opción para el transporte urbano

El uso de carril bajo en carbono y bajo en carbono y vanadio (LCV) con la adición de cantidades muy pequeñas de vanadio, proporciona un aumento del refinado del grano en todo el carril, y no sólo de la superficie exterior.

La experiencia ha demostrado que los carriles de bajo contenido de carbono (acero más blando) son los más adecuados para las vías embebidas en ciudad. De este modo, se prolonga la vida útil del carril y se evita el alto coste que supone su sustitución y el consiguiente corte de calles y tráfico.

Los perfiles con bajo carbono y LCV, como el R290V, proporcionan un mayor rendimiento resolviendo de manera efectiva la fatiga por contacto y las grietas conocidas como “head checks” vinculadas con niveles extremos de dureza (HBW). Un grado = Un carril, sin tratamiento externo del carril que permite una mejora de las técnicas de soldadura, por ello las soldaduras de los carriles R290V no pierden rendimiento en las soldaduras.

ArcelorMittal ha desarrollado una nueva aplicación App, disponible para descargar para iOs y Android, que permite a los usuarios:

  • obtener información interactiva sobre estándares y perfiles para las diferentes tipologías de carril de garganta.
  • calcular la longitud o el tonelaje para diferentes tipos de proyectos ferroviarios urbanos.
  • descargar el dibujo del perfil con sus dimensiones para distintos proyectos.

Archivos

Categorias