sábado, 19 enero, 2019

Una prueba crítica para la homologación de material rodante nuevo o modificado es la evaluación de su comportamiento dinámico (norma EN 14363). CETEST, como laboratorio acreditado ISO17025, desarrolló un banco de pruebas portátil para realizar esta prueba en cualquier lugar y en cualquier momento.

El comportamiento del vehículo se evalúa en dos etapas. Primero, se estudian las características básicas y el comportamiento a baja velocidad. En la segunda etapa, se evalúa el comportamiento de marcha.

Como parte de la primera fase, existen diferentes métodos para asegurar que los vehículos pueden circular con seguridad en una vía alabeada, es decir, proporcionar seguridad ante el descarrilo a baja velocidad por remonte de pestaña a causa del aumento de las fuerzas laterales y la disminución de las fuerzas verticales de la rueda (coeficiente Y/Q).

Para medir la reducción de la fuerza vertical en la rueda, CETEST utiliza sus plataformas portátiles que son capaces de simular una vía alabeada. Han sido diseñadas y equipadas para aplicar con precisión los valores de nivel transversal deseado al eje de cualquier vehículo y medir las cargas en la rueda, para la caracterización de los sistemas de suspensión de vehículos ferroviarios.

Archivos

Categorias