sábado, 19 enero, 2019

Bogotá te propone paraisos culturales que no debes dejar de visitar. Por eso, te recomendamos el Museo de Botero. La colección de arte donada por el maestro colombiano está integrada por 123 obras de su autoría realizadas con las técnicas de dibujo, acuarela, óleo, pastel y escultura,principalmente y se exhibe en los salones de la antigua Hemeroteca Luis López de Mesa, posteriormente conocida como Casa de Exposiciones y ahora sede permanente del Museo Botero. En Medellín debes de acudir al Jardín Botánico. Cuenta con diversos tipos de colecciones vivas y colecciones de conservación, que comprenden plantas que se encuentran en alguna categoría de riesgo de extinción.

Cartagena de Indias es otro de los lugares que, disponiendo de tiempo, deberías visitar. Junto con Getsemaní, San Diego y la Matuna forman la parte más antigua de la ciudad. El Centro y San Diego, se encuentran amurallados. Ya desde la puerta del reloj y la plaza de los coches uno se transporta en el tiempo a épocas de piratas y corsarios que trataban de conquistar la rica plaza española. Es muy recomendable el Museo de la Inquisición, la Catedral, la calle de los dulces y puedes ir a ver la caída del sol a Café del Mar.

Para los amantes de la tranquilidad y paisajes salvajes, se encuentra el Parque Nacional Tayrona, ubicado en la Región Caribe. Las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta, la montaña costera más alta del mundo, se hunden en el mar como los dedos de una mano gigantesca entre los que se forman bahías y ensenadas de belleza singular: Chengue, Gayraca, Cinto, Neguanje, Concha, Guachaquita, con sus playas de arenas blancas delimitadas por manglares, matorrales o bosques, y bañadas todas por las aguas cristalinas del mar Caribe, hacen parte de los muchos atractivos que ofrece este parque. Para quienes buscan la contemplación y el descanso, ofrece magníficas playas y el relajante panorama de un mar intensamente azul. Quienes se sienten atraídos por actividades más emocionantes podrán disfrutar de caminatas y buceo autónomo. También tiene también vestigios arqueológicos de una antigua ciudad del pueblo Tayrona.

Por último, para disfrutar de un tiempo de relax y paisaje idílico, se encuentran las Islas del Rosario: se trata de un archipiélago de 27 islas, algunas de ellas muy pequeñas, más bien son islotes. Se trata de una importante formación coralina. El archipiélago está situado a 35 km. de Cartagena en pleno Mar Caribe.El viaje hasta allí en si ya es un maravilla puesto que se puede contemplar con todo su esplendor la bella Bahía de Cartagena, ver Cartagena desde, el cerro de La Popa, las murallas, etc. La isla mayor y con más infraestructura es Barú –Playa Blanca, donde se puede comer langosta recién pescada. La visita al Acuario es interesante, se pueden observar las diversas especies de la fauna marina del Caribe y, además, existen unas piscinas en las que se pueden ver mantas raya, tortugas y grandes especímenes del Caribe.No hay que perderse el show de los delfines y de los tiburones.

Archivos

Categorias