sábado, 19 enero, 2019

En 2004 se inició el proceso que dio origen al actual Plan Maestro 2006-2020 denominado “Confianza en el futuro”, teniendo en cuenta que el Sistema Metro es el eje de estructuración de la movilidad.

El Metro de Medellín apuesta por un sistema sostenible con tecnologías que utilicen combustibles limpios, aprovechando las condiciones privilegiadas de producción del país e innovando en la implementación de energías limpias.

En 2004 se inició el proceso que dio origen al actual Plan Maestro 2006- 2020 denominado “Confianza en el futuro”, teniendo en cuenta que el Sistema Metro es el eje estructurante de la movilidad. Se estudiaron los Planes de Ordenamiento Territorial de los Municipios del Valle de Aburrá, las Directrices Metropolitanas de Ordenamiento Territorial, el Plan Director BIO 2030, el Plan de Ordenamiento y Manejo de la Cuenca del Río Aburrá, el Plan Integral de Gestión de Residuos Sólidos, el Plan de Desarrollo Sostenible del Turismo, el Plan Maestro de Zonas Urbanas, entre otros. Como complemento a este trabajo surgió el reto de construir el Plan Maestro de Movilidad Metropolitana, que incluía terminales de carga, de autobuses y aéreo. Este esquema general, que se convirtió en el soporte de crecimiento de la red de transporte masivo y que fue construido bajo una mirada en prospectiva, permite a la empresa Metro de Medellín visualizar el futuro y, por ende, realizar una planeación por escenarios para prepararse y anticiparse a cualquier novedad, con el objetivo de garantizar la ejecución exitosa de su Plan Maestro.

Con un direccionamiento estratégico definido y con políticas y metodologías diseñadas coherentemente, la ETMVA (Empresa de Transporte Masivo del Valle de Aburrá) trazó en su Plan Maestro una hoja de ruta que guía el crecimiento y desarrollo del Metro de Medellín durante los próximos años, a partir de seis dimensiones contempladas en sus Planes Rectores: Infraestructura Administrativa y Operativa, Organización Interna, Negocios Asociados, Tecnologías de la Información y Comunicaciones, Tecnología Operativa y Expansión del Sistema. Cada uno de estos Planes Rectores se ejecuta en periodos de cinco años, a través del plan estratégico. Allí se establecen acciones puntuales para cada intervalo de tiempo. Anualmente, se lleva a cabo una evaluación del cumplimiento de las metas como metodología de seguimiento. Ejecutado el primer quinquenio, y al reconocer que las tendencias mundiales en movilidad están planteadas para un periodo más amplio, en el 2010 la ETMVA le propuso al Área Metropolitana ajustar las proyecciones al 2030, producto también de su visualización en prospectiva del desarrollo de la movilidad en la región. Así, el Plan Maestro amplió su espectro temporal: 2006-2030. Esta visión a futuro incluye tanto la movilidad del Valle de Aburrá y Oriente Cercano como el desarrollo integral y sostenible de la región, sin dejar de lado los grandes beneficios sociales que generan. Con su planeación en prospectiva, la ETMVA logra no solo dar paso al crecimiento y expansión de la red de movilidad, sino que trasciende de manera positiva en las esferas sociales, ambientales y económicas del Valle de Aburrá. Esta labor se refleja no solo en los indicadores que mantiene, en comparación con los metros de Iberoamérica, como los de Argentina, Chile, Venezuela, Perú, México y España, sino en los reconocimientos que ha obtenido, entre los que se destacan ser por ocho años consecutivos la mejor empresa pública y más admirada por los medellinenses por su gestión, según el estudio de percepción ciudadana “Medellín Como Vamos”, (estudio liderado por Prooantioquia, El Tiempo, El Colombiano, Fundación Corona, Comfama, Comfenalco, Cámara de Comercio de Medellín y Cámara de Comercio de Bogotá).

Son 26 ideas de futuro las que poco a poco van acercando a la población del Valle de Aburrá, y que incluso contempla la posibilidad de expandirse más allá, a una red de transporte público que conecte a toda la región, sobrepasando altas pendientes para llegar a poblados territorios y lejanas poblaciones, lo que ubica al Metro de Medellín como líder en el servicio de transporte público. Son propuestas para posibles corredores de transporte masivo de mediana y alta capacidad.

Mediante el desarrollo de estudios de perfil, prefactibilidad, factibilidad y diseño de detalle, entre otros, se entretejen estos corredores de transporte que conectan a los habitantes de la región metropolitana, en sus diferentes orígenes y destinos, desde el municipio de Caldas, en el sur, hasta Barbosa, en el norte, pasando por Sabaneta, Enviga do, Rionegro, Girardota, Copacabana y algunos corregimientos de Medellín, entre otros. Cables aéreos, trenes, buses articulados y tranvías conforman un sistema de movilidad integrado a nivel administrativo, de infraestructura, tarifario y operativo, y en todos ellos se reflejan los mismos atributos para generar una sensación de continuidad: seguridad, rapidez, accesibilidad, presentación, servicio e información.

Plan Maestro

Del Plan Maestro, en la actualidad se están culminando las obras del Tranvía de Ayacucho. En el occidente de la ciudad se tiene previsto desarrollar el Corredor de la Avenida 80, en donde se está realizando una revisión de la tecnología a emplear. Articulada con el proyecto Parques del Río se está estudiando el desarrollo de una línea férrea que conecte las estaciones Industriales y Caribe, la cual iría paralela al río Medellín en todo su recorrido y sería diferente a la Línea A que existe actualmente; dicho tramo forma parte del proyecto Sistema Férreo Multipropósito que conecta a Amagá con La Pradera, teniendo tres objetivos: transportar usuarios como tren suburbano, transporte de carga y finalmente de residuos sólidos hasta el sector de la Pradera en el norte del Valle de Aburrá.

El Plan Maestro a largo plazo tenía propuesto varios planos aunque la Empresa está realizando la revisión del Plan Rector de Expansión, por lo cual la extensión de la Línea A al Norte, el Corredor de la Avenida 34, el Corredor San Antonio de prado – La Estrella, la nueva estación entre Envigado e Itagüí y la nueva estación entre Madera y Acevedo se están revisando y se priorizarán según el impacto en la movilidad y en el desarrollo territorial.

Proyectos del próximo quinquenio (2016-2020)

itagui

◗ Proyecto Extensión de la Línea A al Norte (Navarra) Con el objetivo de generar una solución de transporte en modo masivo para las zonas desatendidas del norte del Valle de Aburrá, se ha concebido un tramo de extensión de la línea ferroviaria desde la estación de Niquía hasta el sector de Copacabana.

Estimación de viajes proyectados al 2020: 88.713 pasajeros/día

– Longitud: 4,2 km Estaciones: 1

– Tecnología prevista: Metro

Corredor de la Avenida 80 está a la espera de recursos de cofinanciación por parte de la Nación y al mismo tiempo en un proceso de revisión sobre la tecnología más adecuada para desarrollarlo (tranvía o monorriel). Si se desarrolla con tecnología tranviaria, se estima en 1,8 billones de pesos del año 2012 (600 millones de dólares). Con este proyecto se pretende implementar un corredor de transporte tranviario a lo largo de la Avenida 80, uno de los principales corredores viales longitudinales de la ciudad de Medellín, conformando un anillo perimetral que estructure la retícula vial principal de la zona occidental de la ciudad y genere conexiones urbanas y metropolitanas

El alcance del proyecto será:

• Construcción de un corredor tranviario de 13,5 km de longitud, cuatro estaciones de integración y quince paradas que integre la zona occidental de la ciudad con la red de transporte del metro conectando las estaciones Caribe (zona norte) y Aguacatala (zona sur).

• Suministro de 26 tranvías que mejoren la movilidad de la zona y generen equilibrio ambiental.

• Mejoramiento urbanístico de la zona de influencia del proyecto

Corredor Avenida 34 entre la estación Aguacatala y Palos Verdes

Para la zona oriental del Valle de Aburrá se tiene proyectada la implementación de un corredor de 10,5 kilómetros desde la estación Aguacatala, de la línea A del Metro, hasta la parada Palos Verdes, de la línea 1 de Buses. De los análisis con que cuenta la empresa en etapa de perfil, se prevé que la tecnología a implementar podría ser BRT (Bus Rapid Transit -buses de transporte rápido) o LRT (Light Rail Transit -tranvía de ruedas neumáticas). Esta línea pretende atender en el 2020 un promedio de 56.769 usuarios al día, aunque esta demanda tiende a incrementarse gracias al desarrollo de vivienda proyectado en el sector y a un adecuado esquema de integración físico espacial, que contará con zonas de fácil acceso a servicios de compras y zonas de aparcamiento cercanas al sistema.

– Longitud: 10,5 km

– Área de influencia directa: zonas sur-oriental, nor-oriental y centro-oriental del Valle de Aburrá

– Tecnología prevista: Tranvía guiado o trole bus

Corredor San Antonio de Prado-La Estrella 

Son aproximadamente 29.269 pasajeros/día los que se estima movilizar por este corredor en el 2020. Un sistema de tranvía guiado o trole bus son las tecnologías previstas para este trayecto, el cual tiene una inversión presupuestada de 950.000 millones de pesos

– Estimación de viajes proyectados al 2020: 29.629 pasajeros/día

– Longitud: 7,2 km

– Inversión: 950.000 (millones de COP)

– Tecnología prevista: tranvía guiado o trole bus.

Nueva estación entre Envigado e Itagüí.Reconociendo la vocación productiva, comercial y de servicios complementarios del territorio ubicado entre la Avenida Las Vegas y la Autopista Sur, se proyecta la construcción de una nueva estación entre Envigado e Itagüí, la cual logrará movilizar a más de 1.800 pasajeros al día.

– Estimación de viajes: 1.870 pasajeros/día.

– Distancia entre estación Envigado e Itagüí: 2,6 k

– Inversión: 20.000 (millones de COP)

– Tecnología prevista: Metro.

Nueva estación entre Madera y Acevedo. Se está revisando la realización del proyecto. Esta zona resulta ser una oportunidad para trazar un corredor productivo, aspecto que se reforzará con el desarrollo del proyecto estratégico metropolitano del Centro Logístico Oriental. Para atender una demanda estimada de 5.010 pasajeros al día, se propone la construcción de una nueva estación entre Madera y Acevedo, que contribuya de manera relevante a la movilidad de esta poblada zona.

– Distancia entre estación Madera Acevedo: 1,98 km

– Estimación de viajes proyectados: 5.010 pasajeros/día

– Inversión: 20.000 (millones de COP)

– Tecnología prevista: Metro

Proyectos 2021-2030

◗ Corredor Sistema férreo Multipropósito etapas I, II y III. Pretende convertirse en una solución para la movilidad de las zonas extremas norte y sur del Valle de Aburrá, al igual que en una alternativa de transporte de carga y residuos sólidos para la región. El recorrido tiene una longitud total (etapas I, II y III) de 84 km aproximadamente, desde la estación Botero (municipio de Santo Domingo, en el norte), hasta la estación Primavera (municipio de Caldas, en el sur). El trazado involucra, de norte a sur, los municipios de: Barbosa, Girardota, Copacabana, Bello, Medellín, Envigado, La Estrella, Itagüí y Caldas.

– Etapa I: Consiste en la rehabilitación de un primer tramo de 51 km del corredor férreo existente.

– Estimación de viajes: 56.437 pasajeros/día Longitud: 40 km

– Estaciones: 6

– Inversión: 200.000 (millones de COP)

Etapa I fase II Pre diseño entre una futura estación de transferencia de residuos sólidos en el sector de Caribe (municipio de Medellín) y la estación Botero (municipio de Santo Domingo). Incluye la construcción de apartaderos y cruzamientos en las estaciones existentes principales del sistema férreo. El objetivo en esta etapa I es el de habilitar el corredor mencionado para el transporte de residuos sólidos del Valle de Aburrá para su disposición final en el sector de La Pradera, ubicado aproximadamente 1 km antes de la estación Botero.

Etapa II: Consiste en construir 32 km de doble vía férrea hacia el norte del Valle de Aburrá, entre la estación Niquía (municipio de Bello) y la estación Barbosa. La finalidad de esta etapa sería la de permitir el transporte de pasajeros en el norte del Valle de Aburrá con un sistema de tren suburbano o de cercanías.

Etapa III: Implica la construcción de aproximadamente 36 km de doble vía férrea hacia el sur del Valle de Aburrá, entre la estación Niquía (municipio de Bello) y la estación Primavera (municipio de Caldas). La finalidad de esta etapa es la de posibilitar el uso múltiple del sistema completo (84 km en total), facilitando el transporte de residuos sólidos, pasajeros y mercancía a lo largo de todo el Valle de Aburrá.

Corredor El Salado-Ayurá. 

Está proyectado a largo plazo. Con una longitud de 5 km. Este corredor se inicia desde la estación Ayurá, paralelo a la quebrada que lleva su mismo nombre, hasta el parque ecológico El Salado, en la parte alta de Envigado. Esta iniciativa aún no tiene definida la tecnología que se va a implementar, ya que actualmente se encuentra en la etapa de identificación y perfil.

Corredor Sabaneta. Proyectado a largo plazo. Esta es una iniciativa que contempla un recorrido interno en el municipio de Sabaneta, integrándose con la estación Itagüí, muy cerca de la estación La Estrella y Sabaneta. Es un corredor cuya tecnología prevista es tranvía, pero debido a la etapa en la que se encuentra actualmente, no se han definido sus características particulares.

Sistema de transporte en Oriente se encuentra en estudios. Muchos habitantes del Valle de Aburrá han iniciado su movilización hacia el oriente de la región. Con esta situación se está estudiando contar con un medio de transporte limpio, que conecte a varios municipios; para ello está contemplado el uso de tecnología tranviaria.

Nueva estación entre El Poblado y Aguacatala está siendo revisada. Esta zona ha experimentado una transformación en el uso de suelos, pasando de áreas productivas a actividades múltiples, lo que permite visualizar este tramo como un corredor de servicios metropolitanos con posibilidad de altas densidades poblacionales. Por lo anterior, se prevé construir una nueva estación entre El Poblado y Aguacatala, la cual tiene una demanda estimada de 1.260 pasajeros al día

TRANVÍA DE AYACUCHO 

ayacucho

El tranvía de Ayacucho con sus dos cables complementarios entrará en servicio comercial durante 2016. El tranvía de Ayacucho contó con una inversión cercana a los 670 mil millones de pesos (224 millones de dólares).

Un total de 4,3 kilómetros de tranvía, más 2.459 metros de cable aéreo, delimitan el recorrido de lo que será el Tranvía de Ayacucho y sus dos Metrocables integrados, proyecto que se ubica en las comunas 8, 9 y 10 de Medellín. La articulación e integración del sistema tranviario con los diferentes sistemas de transporte y el entorno responde a la situación de sectores de la población con deficiencia en la prestación de este servicio, que en muchos casos es de primera necesidad. De igual forma, tiene como objetivo contribuir a la disminución de la congestión motorizada y vehicular, así como fomentar y potenciar nuevos patrones de viajes mediante los desarrollos propuestos por el Proyecto Urbano Integral (PUI) de la zona centro-oriental de la ciudad de Medellín, donde se enmarca la integración de parques y zonas verdes.

Esta propuesta para la transformación urbana y para la generación de nuevas dinámicas sectoriales, cuyo trazado se inicia en la estación San Antonio, prevé una demanda inicial de 81.700 pasajeros al día, lo que se traduce en una mejor y mayor movilidad para los habitantes de las áreas de influencia.

Se trata del proyecto de intervención integral para Ayacucho. Una iniciativa de la empresa Metro, apoyada por la Alcaldía de Medellín, que busca unir esfuerzos de la comunidad y de varias entidades para lograr no solamente pintar las fachadas aledañas al proyecto, sino llenarlas de arte urbano y conceptual que dinamicen una propuesta cultural, turística y de renovación en la zona.

Con la llegada del Tranvía de Ayacucho y sus dos cables a las comunas 8, 9 y 10 de Medellín, la comunidad gozará de los siguientes beneficios ambientales:

• Cerca de 1400 árboles serán sembrados a lo largo del Tranvía y sus dos cables.

• Las tres nuevas líneas usan energía eléctrica que evita la emisión de contaminantes.

• Cerca de 7.356 toneladas de CO2 serán reducidas anualmente.

• Se crearán 113.174 m2 de nuevos espacios públicos y zonas verdes.

Este proyecto de la Alcaldía de Medellín, gerenciado por el Metro, beneficiará a 350 mil personas de la zona Centro Oriental de Medellín. La obra consiste en la implementación de tres nuevas líneas totalmente integradas al metro: un Tranvía de 4.3 km, desde la estación San Antonio de la Línea A hasta el barrio Alejandro Echavarría.

El corredor tranviario constará de 3 estaciones de conexión (San Antonio, Miraflores y Oriente) y 6 paradas: San José, CEFA, Bicentenario, Buenos Aires, Loyola y Alejandro Echavarría. A lo largo de su recorrido, brindará la posibilidad de transferencia a dos sistemas de transporte por cable aéreo.

El primer Metrocable corresponde a la Línea M, el cual inicia su recorrido en el sector de la Unidad Deportiva de Miraflores y llega al barrio Trece de Noviembre, con una estación intermedia en el barrio El Pinal; el segundo Metrocable, la Línea H, se despliega desde la estación terminal del tranvía, con dirección hacia los barrios Villa Turbay y La Sierra, donde se incluye también una estación intermedia en el barrio San Antonio, sector Las Torres.

Estaciones de conexión

Estación San Antonio: ubicada en la calle Maturín con Bolívar -en los bajos de la estación metro del mismo nombre-, de aquí partirá el Tranvía. La estación será abierta y estará interconectada con el metro para una total integración.

• Parada San José: ubicada en el cruce estratégico entre la Avenida Oriental y Ayacucho.

• Parada Pabellón del Agua EPM: antes pensada como la Parada Mon y Velarde, ahora será la parada que conectará con la Universidad Cooperativa de Colombia, el Centro Formativo de Antioquia CEFA y Bellas Artes. En breve, además, allí estará el Museo del Agua.

• Parada Bicentenario: cercana al Parque Bicentenario, el Museo Casa de la Memoria y los barrios Boston, Las Palmas y El Salvador. La Placita de Flórez quedará a un paso.

• Parada Buenos Aires: llega al corazón del barrio Buenos Aires y vecina de la Unidad Hospitalaria de Buenos Aires.

Estación Miraflores: es la segunda estación de integración y aquí se localizará el tranvía. Desde aquí parte el metrocable Línea M.

• Parada Loyola: siguiendo el curso de la quebrada Santa Elena, la parada Loyola estará al servicio de la gran y tradicional unidad residencial que lleva su nombre.

• Parada Alejandro Echavarría: ubicada en el barrio del mismo nombre, construido inicialmente para los obreros de la empresa Coltejer, que se encontraba en donde hoy está la urbanización Villas del Telar.

Estación Oriente: la última estación a la que llegará el Tranvía, y será estación de transferencia al segundo metrocable, es la Línea H.

Archivos

Categorias