Crecen las inversiones en Asia y África para mejorar las conexiones ferroviarias

CONTINENTES COMO ASIA Y ÁFRICA CUENTAN TAMBIÉN CON VARIAS VÍAS DE APOYO ECONÓMICO Y ASESORAMIENTO TÉCNICO PARA PROMOVER EL DESARROLLO SOCIAL Y EL CRECIMIENTO ECONÓMICO. COMO EN OTRAS ÁREAS DEL MUNDO, EL TRANSPORTE ES UNO DE LOS EJES ESTRATÉGICOS DE ACTUACIÓN.

Los avances sociales y económicos en Asia y África registrados en los últimos años son fruto de una actuación conjunta de gobiernos, entidades y otros agentes.

En estos planes para el crecimiento y la implantación de proyectos que mejoren la calidad de vida de los ciudadanos, se cuenta con el respaldo de varias instituciones financieras como los bancos Asiático y Africano de Desarrollo, y el  Asiático para Inversión en Infraestructuras.

BANCO ASIÁTICO DE DESARROLLO (BASD)

El Banco Asiático de Desarrollo (BASD), con sede en Manila (Filipinas) centra sus áreas de actividad financiera en el desarrollo económico de Asia y el Pacífico. Se creó en 1966 y está formada por 68 miembros, siendo España uno de sus donantes, 49 de los cuales pertenecen a la región

El objetivo principal de su trabajo es la erradicación de la pobreza. Para ello, facilita ayudas diversas en forma de donaciones,  préstamos y capital a Gobiernos y empresas privadas, así como asistencia técnica. Una de sus prioridades es ayudar a los Gobiernos a crear nuevas infraestructuras que promuevan el crecimiento  económico “inclusivo” y medioambientalmente sostenible.

En materia de transporte ferroviario, ha cooperado para la puesta en marcha de numerosos metros como los de Jaipur, Mumbai, Hanoi, Bangalore y Chennai, además de metros ligeros como el de Astana.

Asimismo, han firmado convenios de préstamo en programas de inversión en el sector ferroviario en India, para mejorar los servicios de pasajeros y mercancías en algunas de sus rutas más importantes.

Este soporte se ha extendido a otros países. Por ejemplo, con préstamos para una nueva línea desde la ciudad de Malolos y el aeropuerto internacional de Clark, en Filipinas; así como ayudas para la modernización de las operaciones comerciales y la eficiencia de la compañía Sri Lanka Railways, mediante la inversión en su infraestructura y la mejora de su capacidad técnica.

Entre otros apoyos destacados se encuentra la financiación en China de la construcción de la red que une la provincia noroccidental de Gansu y la municipalidad suroccidental de Chongqing, o el impulso al mega proyecto del Ferrocarril Tranasiático. Se trata de una importante red, de 14.000 kilómetros, que busca impulsar las conexiones de mercancías a través de Europa y Asia.

Su papel también es muy destacado en el análisis de la implementación de redes de alta velocidad.

 

BANCO AFRICANO DE DESARROLLO (BAFD)

El banco, con sede en Abiyán (Costa de Marfil) comenzó a operar en 1964. Está formado por 53 países africanos y cuenta con la financiación de 24 estados europeos, americanos y asiáticos. Sus líneas de trabajo se centran en la promoción del desarrollo económico y el progreso social del continente. Dentro de la estructura del grupo también se incluye el Fondo Africano de Desarrollo (FAFD), y el Fondo Especial de Nigeria (NTF).

En materia de infraestructuras de transporte, el papel del banco ha cofinanciado la Alta Velocidad en Marruecos. Gracias a su apoyo se han realizado estudios para  la conexión ferroviaria entre Etiopía y Sudán o la construcción de un puente para tráfico mixto en la línea Kinshasa-Ilebo (República Democrática de El Congo) o el respaldo económico a los planes de transporte de varios países como Tanzania.

En Senegal, es más que destacable el apoyo del Banco al desarrollo del Tren Expreso Regional (TER) que une el aeropuerto con Dakar y Diamniadio, contribuyendo además a descongestionar la capital, que sufre numerosos atascos y aglomeraciones.

BANCO ASIÁTICO PARA INVERSIÓN EN INFRAESTRUCTURAS (BAII)

Esta institución financiera multilateral, de reciente creación, se constituyó en el año 2015 a iniciativa de China, donde reside su sede, por parte de 57 países, aunque se han ido uniendo miembros hasta llegar a ser 102 en la actualidad. Su cometido es fomentar el desarrollo económico sostenible y mejorar la conectividad de las infraestructuras en Asia y también en Oceanía.

En el año 2019 se aprobaron 15 proyectos de transporte, que representan el 20,6% del total de las iniciativas que se pusieron en marcha, según se recoge en su memoria anual.

Entre las actuaciones de impulso del ferrocarril, ha intervenido en varias iniciativas como el primer sistema ferroviario en Omán (Omán) o numerosas operaciones India, incluyendo los metros de Mumbaiy Chennai.