Dinamarca, camino hacia el tren del futuro

El Gobierno de Dinamarca quiere darle un impulso modernizador a las infraestructuras ferroviarias mediante un alto nivel de gasto en proyectos de gran envergadura. Por ejemplo, una vez finalizado el programa de electrificación, el país se convertirá en el primer Estado miembro de la UE en adoptar el ERTMS a escala nacional.

Dinamarca, en el norte de Europa y situada entre el mar Báltico y el mar del Norte, tiene una superficie de 42.920 Km2. Se encuentra entre los países más pequeños y menos habitados, con una población de 5.781.000 personas (densidad de 135 habitantes por Km2). El uso del transporte público en las principales ciudades se ha decantado en los últimos años por el ferrocarril, que cobra especial relevancia en Copenhague, Aarhus y Odense. En cuanto a las conexiones nacionales, cabe destacar especialmente el ambicioso programa de electrificación que se lleva cabo en todo el país.

Estructura
La red ferroviaria pública de Dinamarca consta de 3.102 kilómetros de vías. Aparte están las líneas gestionadas por ferrocarriles privados. Toda la red es de 1,435 mm (ancho estándar), con la excepción de algunos tramos estrechos.
El Ministerio de Transporte, Construcción y Vivienda es el encargado

de la planificación de las nuevas inversiones y los programas de modernización. De él depende el organismo gubernamental Banedanmark, la Agencia Nacional de Ferrocarril, que gestiona el mantenimiento, la construcción de nuevos tramos y la supervisión de sistemas de seguridad.
Por su red se transportan anualmente más de 196 millones de pasajeros y ocho millones de toneladas de mercancías. Además, existe una compañía estatal, Femern Landanlaeg, para las obras de modernización de los ferrocarriles daneses asociadas con el enlace fijo de Fehmarn Belt al norte de Alemania. Por su parte, DSB (Danske Statsbaner), operadora ferroviaria pública, es responsable del material rodante, así como de la inversión en la adquisición de nuevos trenes.
El sector se encuentra plenamente liberalizado desde el 1 de enero de 2009 para el transporte de mercancías y la misma fecha del 2000 para el de pasajeros.
Algunos de los operadores que existen son empresas público-privadas, como Midtjyske Jernbaner, que está a cargo de los ferrocarriles de Jutlandia central o DB Schenker, operador logístico internacional. El resto de compañías que ofrecen servicios ferroviarios son: Arriva Tog, BLDX A/S, CFL Cargo Danmark ApS, Contec Rail Aps, Lollandsbanen, Lyngby-Naerum Jernbane, Midtjyske Jernbaner, Nordjyske Jernbaner A/S, Railcare Danmark A/S, BD Schenker Rail Scandinavia A/S, Regiostong A/S, Scandic Rail Partners ApS, Varde-Norre Nebel Jernbane (Vestbanen).

Inversiones
El Gobierno quiere darle un impulso modernizador a las infraestructuras ferroviarias mediante un alto nivel de gasto en proyectos de gran envergadura. Para ello, se ha creado un fondo específico con el que se sufragarán los principales proyectos (Real Fund). Asimismo, de forma adicional, se cuenta con el respaldo de la cofinanciación de las instituciones europeas para dar prioridad al ferrocarril frente a otros modos en el país.

Programa  de electrificación

Banedanmark ha lanzado un proyecto a gran escala para la electrificación de la mayoría de la red ferroviaria danesa. Con este programa electrificarán 820 kilómetros (en total, aproximadamente 1.362 kilómetros, ya que la mayoría de los tramos tienen doble vía). Hasta la fecha, el Parlamento danés ha asignado 12.000 millones de coronas danesas (DKK) (1.245.millones de euros) a esta iniciativa, una de las más relevantes en materia ferroviaria del país. En la actualidad, ya se han electrificado 1.756 kilómetros entre los que se encuentra el ramal principal de la red entre Øresund y Padborg a través de Storebælt y Lillebælt y las secciones Tinglev-Sønderborg y København-Helsingør. El programa de electrificación incluye los siguientes tramos: Esbjerg-Lunderskov (abierta), København-Ringsted y Køge Nord-Næstved (en progreso); Ringsted-Holeby, Roskilde-Kalundborg, Fredericia-Aarhus y Aarhus-Aalborg (próximas actuaciones).

Metro ligero de Aarhus

El tren ligero de la ciudad Aarhus (Aarhus Letbane) está a cargo de la compañía Midttrafik. La primera línea se abrió en diciembre de 2017, pero la red sigue en expansión. El servicio en la sección interurbana Odder a Lisbjergskolen se inauguró el 25 de agosto de 2018. Una tercera línea interurbana a Grenå se abrió el 30 de abril de 2019. Se están planificando más líneas para la segunda etapa del proyecto.
La fase I contempla una extensión desde el puerto del este mientras que la fase 2 incluye la construcción de un ramal desde la estación central hasta el barrio de Braband a través del centro de la ciudad. Además, en un tercer periodo se realizará la ampliación de la Línea 2 hacia el norte desde Lisbjergskolen hasta Hinnerup.

Alta velocidad Copenhague-Ringsted

Este año se ha inaugurado la primera línea de alta velocidad que conecta las ciudades de Copenhague y Ringsted través de una estación en Køge North. La línea está preparada para operaciones con trenes que viajan hasta 250 km/h. Si bien, es una primera fase inicial, DSB comenzará con el tráfico de trenes convencionales existentes en la ruta a velocidades más altas, para introducir material rodante más rápido en el futuro. Los trabajos de esta línea, llamada Ringstedbanen (Ringsted), comenzaron en 2012 como parte del plan para mejorar la conectividad ferroviaria entre ambos centros urbanos. Se estima que el proyecto general ha costado 1.621M€.

Programa de renovación de la señalización

Dinamarca tiene en marcha el mayor proyecto de señalización europeo. El objetivo es el reemplazo de los sistemas en toda la red ferroviaria de Banedanmark con ERTMS Nivel 2 para 2021 y toda la señalización en el Copenhague S-bane con CBTC. Una vez finalizado, el país se convertirá en el primer Estado miembro en adoptar el ERTMS a escala nacional. El programa tiene un presupuesto de 3.200 millones de euros. Con estos nuevos cambios, se reducirán los retrasos en un 80%, aumentará la velocidad y la frecuencia de los trenes. Además, habrá un nivel de seguridad más alto y más homogéneo en toda la red nacional. Asimismo, otras de las ventajas es que el mantenimiento futuro será más económico y el sistema proporcionará una base para un mejor control de tráfico centralizado, optimización de energía e información a tiempo del pasajero.

Ringsted-Fehmarn, la conexión ferroviaria con Europa

Este proyecto incluye la construcción de una vía adicional entre Vordingborg y la parte sur de Holeby, donde la línea se conecta al enlace fijo de Fehmarn Belt.
Los trabajos consisten en la actualización de la infraestructura para que los trenes de pasajeros puedan circular a 200 km/h, desde los actuales 160 km/h (Ringsted-Vordingborg) y 120 km/h (Vordingborg-Rødby Havn).
El ramal se electrificará desde Ringsted hasta Holeby, en línea con el resto de la red ferroviaria danesa, y tendrá el nuevo sistema ERTMS, diseñado para garantizar una mejor puntualidad y fiabilidad.
El Banco Europeo de Inversiones ha aprobado un paquete de 200 millones de euros para esta iniciativa. En este proyecto se engloba también la construcción de un túnel submarino, de 17,6 kilómetros, que servirá de enlace fijo para el tráfico ferroviario y de carretera a través del estrecho de Femern.
Según el calendario de actuación, está programado para completarse en 2028. El importe total aproximado de ejecución de este enlace asciende a 7.000 millones de euros.
Se espera que las obras del proyecto, que se ubican en el Corredor de la Red TEN-T Core del Mediterráneo Escandinavo, faciliten las operaciones del tren en la sección una vez que el túnel entre en funcionamiento.
Ya están adjudicados los cuatro grandes paquetes para la ingeniería y obra civil, y las próximas licitaciones previstas son las relativas a las instalaciones eléctricas y mecánicas, incluyendo sistemas y peajes, la instalación ferroviaria, así como aspectos de arquitectura y diseño del interior.

Tranvía de Odense

La ciudad de Odense también apuesta por la movilidad sostenible con un nuevo sistema de tranvía. La primera fase está programada para abrir en 2020. El tranvía partirá de Tarup, en la parte noroeste, y pasará por la estación central de trenes, la Universidad del Sur de Dinamarca y el nuevo hospital hasta llegar a su destino final en Hjallese, en la parte más al sur de la ciudad. La L1 consistirá en 14,5 kilómetros y tendrá 26 estaciones. El número esperado de pasajeros es de 34.000 diariamente. El presupuesto total es de 3.300 millones de coronas danesas (442 millones de euros). El tranvía está financiado por el municipio de Odense, el estado danés y la región del sur de Dinamarca. Hay una segunda línea prevista, de 7,5 kilómetros, con un presupuesto de 1.900 millones de coronas danesas (254 millones de euros).

Metro de Copenhague

El metro de Copenhague también tiene en marcha un programa de ampliación. En este momentos se trabaja en la extensión de Cityringen, que una vez finalizado, hará que el sistema completo tenga una longitud total de 43 kilómetros y más de 40 estaciones.
Cityringen Metro es una línea circular subterránea de 15,5 kilómetros que se construye en dos ramales, metro M3 y M4, conectadas a las estaciones Kongens Nytorv y Frederiksberg. Con un costo estimado de 21.300 millones coronas danesas (DKK) (2.836 millones de euros), el proyecto incluye la construcción de 17 estaciones.
La nueva línea estará totalmente automatizada, sin conductor, y se espera que dé servicio a 240.000 pasajeros al día. Esta red de metro proporcionará servicios a las principales áreas de Copenhague, como el Parlamento Danés, la Estación Central y el Ayuntamiento. También proporcionará a los pasajeros acceso a la red regional de trenes, trenes de cercanías en las estaciones Copenhagen Central, Østerport y Nørrebro.