nueva york

EE.UU. apuesta por mejorar su red ferroviaria de pasajeros

En estos momentos el país está realizando una fuerte inversión para conseguir mejorar su red de pasajeros tanto en transporte urbano como en larga distancia, con la implantación de servicios de alta velocidad.

Tras muchos años en los que el país ha invertido en ferrocarril de pasajeros por debajo de lo que se estima necesario para mantener determinadas infraestructuras en buen estado y ampliar su capacidad, actualmente, el crecimiento demográfico, la necesidad de reducir su fuerte dependencia del petróleo, descongestionar el tráfico en los accesos a las grandes ciudades, así como reducir el impacto ambiental de los vehículos a motor han hecho que el gobierno norteamericano apueste por impulsar el ferrocarril de pasajeros.

“La red de carga está muy desarrollada y, de hecho, es el sistema ferroviario que más mercancía mueve del mundo, con una cuota del 40% del transporte de mercancías del país, y perspectivas de crecimiento (en volumen) de hasta un 22% en las próximas dos décadas. Para 2015 se prevé que las principales empresas de ferrocarril de carga inviertan 29.000 M$ de los que entre un 15 y un 20% corresponderá a ampliación de capacidad.”, asegura María Jesús Fernández, Consejera Jefe de la Oficina Comercial en Chicago de la Embajada de España en Estados Unidos. “El transporte interurbano de pasajeros, sin embargo, tiene una cobertura geográfica limitada -continúa-. La infraestructura de carga no es adecuada para un servicio de pasajeros eficiente, por lo que las necesidades de inversión son enormes tanto en modernización de la infraestructura existente como en ampliación de capacidad. La inversión dedicada a esta infraestructura proviene de sus propietarios privados, con ayudas directas de la administración pública cuando las mejoras de la red benefician al transporte de pasajeros”.

Inversiones

“El Congreso aprobó en marzo una propuesta de ley con el nombre de ‘Ley de reforma e inversión en ferrocarril de pasajeros’ que ahora mismo está a debate en el Senado, donde podría sufrir todavía cambios. La versión actual prevé la aprobación de fondos por valor de 7.800 M$ para los próximos cuatro años (2015-2019), incluyendo operaciones, de los cuales 1.900M$ se destinarían al corredor Nordeste, el más transitado del país; 3.900 M$ para la red nacional de Amtrak y 1.200 M$ disponibles en ayudas a los estados para nuevas líneas interurbanas de Amtrak”, detalla María Jesús.

En lo que respecta a transporte público, que incluye servicio de cercanías e urbano, también se está pendiente del debate político sobre una ley plurianual que sustituya a MAP-21, la legislación actual sobre transporte de superficie que expiró el 31 de mayo. “El Congreso y Senado han aprobado una extensión temporal hasta el 31 de julio, con niveles de gasto similares, a la que sólo le resta la firma del presidente, quien ya ha indicado su disposición a  hacerlo.  Aún con esta aprobación, se necesitará una segunda extensión de otros dos meses que permitirá seguir negociando para llegar a un acuerdo más ambicioso que identifique nuevos recursos para financiar las infraestructuras y tener así un marco plurianual que de estabilidad al sector. Cabe señalar que la última vez que se produjo esta situación, el Congreso tardó 3 años en aprobar una nueva ley plurianual.”, explica la Consejera.

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn