jueves, 17 enero, 2019

La línea del Corredor Nordeste (NEC) tiene casi 730 kilómetros de longitud. Esta red cubre el trayecto entre Boston y Nueva York en 2,45 horas, y entre esta ciudad y Washington en 3,15 horas.

En los últimos años, el número de pasajeros ha aumentado de 2,4 millones en 2002 a 3,5 millones en 2014. Según la Unión Internacional de Ferrocarriles, esta cifra triplica los desplazamientos en avión de todas las compañías entre Nueva York y Washington.

Por este motivo, la compañía Amtrak tiene activo un programa plurianual de inversiones para mejorar en infraestructura, superestructura y estaciones que acomodará los niveles crecientes del servicio ferroviario de altas velocidades y el material rodante. Entre las principales obras se incluyen las obras en la Estación Washington Union, y de Moynihan de Nueva York.

Una de las grandes novedades, mediados de 2016, fue la adquisición de nuevos trenes para la red de pasajeros de Acela Express para sustituir a la flota actual, en operación comercial desde 2000. Este servicio es actualmente el único que puede equipararse a la alta velocidad en este país. Enlaza las grandes ciudades ubicadas en el corredor noroeste: Washington DC, Baltimore, Wilmington, Filadelfia, Newark, Nueva York, New Haven, Providence y Boston. Amtrak ha adjudicado a Alstom el suministro de 28 nuevos trenes de alta velocidad, Avelia Liberty, por 1.800 millones de euros (2.000 millones de dólares). Una de sus grandes novedades es que incluye la tecnología de pendulación anticipativa, que permite que el tren circule en las curvas a alta velocidad, con mayor seguridad y confort. Se convertirán así en las primeras unidades de estas características que entren en operación comercial en América.

Con este material rodante se reducirán al mínimo los tiempos de viaje y se aumentará la capacidad actual, ya que transportará hasta un 33% más de pasajeros. Además, se mejorarán los costes operativos y el consumo energético. Su arquitectura articulada también ayudará al confort y a la seguridad. El tren puede alcanzar velocidades de hasta 300 km/h (186 mph). Si bien, en un principio operará a una velocidad máxima de 257 km/h (160 mph), para cumplir con los límites de velocidad establecidos este Corredor Nordeste.

Archivos

Categorias