El BCIE el gran promotor del crecimiento y la modernización del transporte en Centroamérica

EL BANCO CENTROAMERICANO DE INTEGRACIÓN ECONÓMICA (BCIE) SE HA CONVERTIDO EN UNA PIEZA ESTRATÉGICA EN EL DESARROLLO DE LOS PAÍSES DE LA ZONA. ENTRE SUS PRIORIDADES SE ENCUENTRA LA PUESTA EN MARCHA DE UNA RED INTEGRAL REGIONAL DE TRANSPORTE FERROVIARIO.

El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) es una institución financiera multilateral de desarrollo  que promueve la integración económica y el desarrollo social equilibrado en su área de actuación.

El BCIE tiene como miembros los países fundadores (Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua y Costa Rica), los países regionales no fundadores (Panamá, República  Dominicana y Belice)  y los extra regionales (México, Taiwán, Argentina, Colombia, España, Cuba y Corea).

Para facilitar al máximo este desarrollo regional, pone a disposición del sector público y privado distintas modalidades de ayuda e instrumentos financieros. Entre ellos, financiación directa y co-financiación, habilitación de instituciones intermediarias, cooperación, préstamos estructurados y sindicados, etc.

Además, establece alianzas institucionales para generar sinergias. De esta forma se aúnan esfuerzos en la implementación de programas y proyectos regionales, se potencian las relaciones y se acelera la consecución de los ODS.

Entre esta cooperación destaca el trabajo conjunto y la participación en el Sistema de la Integración Centroamericana, la Secretaria de Integración Económica Centroamericana (SIECA), el Grupo Técnico Interinstitucional del Proyecto de Integración y Desarrollo de Mesoamérica (PM), la Organización de Naciones Unidas, o la de de los Estados Americanos.

60 años de trabajo

Tras 60 años de acción, se ha publicado recientemente “La Estrategia Institucional del BCIE 2020-2024”. Este documento recoge las iniciativas más relevantes que se han llevado a cabo en diferentes áreas.

En materia de transporte, por ejemplo, cabe destacar proyectos como el Tren Eléctrico de Pasajeros del Gran Área Metropolitana en Costa Rica o la financiación del estudio de viabilidad para implementar el proyecto de tren de mercancías en Honduras. Asimismo, esta estrategia resalta el contexto económico y geopolítico mundial que enfrenta y los retos institucionales que afronta en sí mismo y que demandan reformas. Se trata de la guía que se seguirá para acompañar a los países centroamericanos en sus esfuerzos por alcanzar nuevos estadios de desarrollo económico y mejores oportunidades de bienestar.

Además, quiere que la comunidad internacional aprecie sus posibilidades de acción en la región, y el valor agregado que el Banco representa en ese esfuerzo acompañando a otras instituciones multilaterales y organismos de diferente naturaleza.

La sostenibilidad ambiental y social es uno de los ejes estratégicos a medio plazo, de ahí la importancia que cobrarán los proyectos de movilidad libre de emisiones, el fomento de sistemas como el ferroviario y la modernización del transporte colectivo,  con el impulso a las unidades eléctricas, para reducir el consumo de combustible.

“La Estrategia Institucional del BCIE 2020-2024” es la guía que seguirá esta institución en los próximos años para contribuir a la mejora social.

Acuerdo de colaboración del BCIE con Mafex para cooperar en nuevos proyectos ferroviarios

El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) trabaja en la actualidad en el desarrollo de una red integral regional de transporte ferroviario.

El objetivo es potenciar el crecimiento económico de una red de transporte con bajas emisiones de carbono en la región. Para tal fin, se ha firmado recientemente un acuerdo de colaboración con Mafex en materia ferroviaria. Se trata de establecer nuevas vías para promover la transferencia de conocimiento del sector ferroviario español, muy amplio en este campo, y prestar asesoramiento para la puesta en marcha de acciones que impulsen un proyecto sostenible y   de transformación tecnológica en la región.

Mediante este convenio se quiere resaltar la oportunidad que representa la movilidad sostenible para la reactivación económica tras la pandemia y para conseguir los ODS de la Organización de las Naciones Unidas.