El proyecto de I+D Neoballast realiza su prueba piloto

COMSA pone en marcha Neoballast, un nuevo balastro con avanzadas propiedades.El Área Técnica e Innovación de COMSA ha puesto en marcha la prueba piloto de Neoballast, un nuevo balasto desarrollado por la compañía, en colaboración con empresas españolas, belgas e italianas, en el marco del programa de la Unión Europea “Fast Track to Innovation”.
Neoballast es una nueva solución sostenible para balasto, el material que se utiliza como soporte de vías, consistente en árido de balasto convencional recubierto con un ligante avanzado y polvo de neumático fuera de uso. Este nuevo material posee propiedades avanzadas: tiene una mayor vida útil, permite reducir el espesor de la plataforma, además de proporcionar un mejor rendimiento en términos de aislamiento frente a ruido y vibraciones.
El nuevo balasto permite una mayor disipación de la energía y distribución de la carga que, a su vez, puede conducir a una reducción del espesor de la capa de balasto y una menor necesidad de mantenimiento. Según los datos de la investigación, puede implicar un ahorro de un 40% del coste total de la vía, incluyendo construcción y mantenimiento.
En el marco de las actuaciones para poner de manifiesto las ventajas de Neoballast en condiciones reales, se ha realizado una prueba piloto en una vía ferroviaria abierta al tráfico. En concreto, la prueba se ha llevado a cabo en junio de 2019 en una vía convencional de Adif de tráfico mixto, de pasajeros y mercancías, entre Sils y Maçanet de la Selva, en Girona. Para ello, se han construido dos tramos, uno con Neoballast, y otro contiguo, con balasto normal. En ambos tramos se han colocado sensores para monitorizar el asiento de vía, la deflexión de carril, así como la atenuación de ruido y vibraciones. Este análisis comparativo tendrá unos resultados preliminares a partir de septiembre.
Neoballast es un proyecto europeo cofinanciado por la Comisión Europea bajo el programa H2020 “Fast Track to Innovation”. El consorcio, liderado por COMSA, lo integra Mapei, D2S International, Sorigué y Talleres Felipe Verdés. Se inició en junio de 2016 y tiene previsto su finalización en noviembre de 2019.