miércoles, 17 octubre, 2018

Las inversiones en transporte urbano se centrarán en los próximos años en ampliación de metro, metro ligero y nuevas líneas como el monorraíl de El Cairo. el objetivo es apostar por el ferrocarril frente al congestionado tráfico rodado.

El crecimiento de la población, especialmente en zonas como el Cairo, donde residen 20 millones de personas, y su periferia (Gran Cairo), han hecho que el Gobierno priorice la inversión en transporte urbano. El objetivo, reducir la congestión del tráfico rodado y me- jorar las condiciones de la movilidad urbana. Entre los principales proyectos, que cuentan con el respaldo de instituciones como el Banco Europeo de Inversiones (BEI), se encuentra la ampliación del metro de El Cairo, la construcción de un monorraíl y una red de metro ligero. Otras ciudades como Alejandría también apuestan por este medio de transporte.

Metro ligero en la capital

La Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Avic International y China Railway Group se adjudicó las obras para la construcción de un del metro ligero interurbano al este de El Cairo. Este ramal unirá las ciudades satélites de la capital con la red subterránea. En agosto de 2017 el primer ministro de Egipto, Sherif Ismail, presidía la ceremonia de la firma de este contrato. Se trata de un proyecto, a cargo de la Autoridad Nacional de Túneles de Egipto (NAT), de 1.241millones de dólares (1.056 M€ )para la puesta en marcha de una línea de 66 kilómetros y 11 estaciones que conectará El Cairo con distritos adyacentes como El Obour, El Shorouk y Badr. Se prevé que la línea transportará alrededor de 340.000 pasajeros al día, reduciendo el tráfico en la autopista Cario- Ismailia en un 30%. Se calcula que estará terminado a mediados de 2018.

Monorraíl de El Cairo

El consorcio formado por Bombardier Orascom Construcción de Egipto y los contratistas árabes trabajan en el primer monorraíl de El Cairo, que estará operativo en 2018. El tramo irá desde el 6 de octubre a Sheikh Zayed, Giza y la ciudad. Se trata de dar cobertura a la zona del “Greater Cairo” donde hay una población de 19,6 millones de personas, que es una de las más extensas del país.

Metro de El Cairo

El metro de El Cairo ha hecho historia por ser la primera red de estas características del continente. En la actualidad tiene dos líneas en funcionamiento, la L1 (roja) y la L2 (amarilla). Además, se tiene previsto la ampliación con cuatro nuevos ramales. El objetivo es que haya seis líneas para el 2020. De esta forma se podría pasar del tránsito diario actual de pasajeros de cuatro millones a los seis. Los trabajos de la futura L3 (verde) ya están en marcha. Se trata de un trazado que unirá el barrio de Imbaba con la Universidad de al-Azhar. Además, se prolongará, más adelante, hasta el aeropuerto, en Heliópolis. Respecto a su financiación, en noviembre de 2014 se aprobaron 1.200 millones de dólares (1.021M€) para la extensión al aeropuerto y otros 954,1 millones (811M€) para la compra de nuevos trenes. Asimismo, en 2015 se firmó un acuerdo con el Banco Europeo de Inversiones (BEI), por importe de 200 millones de euros, para financiar la Fase 3 de esta línea. Con el préstamo se quiere impulsar el “Plan Maestro de Transporte del Gran Cairo”. En la partida se incluían inversiones en infraestructura, obras civiles, material rodante y una nueva área de talleres. A todo ello se une la L4 que conectará las Pirámides de Guiza, en el sudoeste, con el distrito periférico de Nasr City, en el este. Por otra parte, la L5, con un trazado circular, conectará varias estaciones de otras líneas, mientras que la L6 irá de norte a sur en la zona este de la capital. Esta línea cuenta con financiación de la Agencia de Cooperación Internacional de Japón y el Gobierno egipcio.

Archivos

Categorias