Fomento a la innovación: el valor diferenciador de una oferta puntera

El constante impulso a la I+D es el sello diferenciador del ferrocarril español. La innovación seguirá presente en los próximos años para dar respuesta a la disrupción tecnológica que está transformando los servicios y procesos. El objetivo, aprovechar las nuevas tecnologías que facilitan la construcción de sistemas más inteligentes, seguros e integrados.

España trabaja intensamente para mantener el liderazgo tecnológico que caracteriza a su industria y proporcionar sistemas de transporte más inteligentes, seguros e integrados. Con el objetivo de dar respuesta a la transformación tecnológica y los cambios que introduce en los servicios ferroviarios. En este sentido nace el “Plan de innovación para el transporte y las infraestructuras 2018-2020”.

Esta iniciativa cuenta con una inversión estimada de más de 76 millones de euros en tres años y busca integrar y coordinar toda la actividad en materia de innovación de las empresas e instituciones del Grupo Fomento.

La estrategia de este programa gira en torno a cuatro ejes destinados a impulsar la digitalización y los servicios asociados. En él se busca “aunar los esfuerzos y generar sinergias entre los diferentes actores, unificando visiones a través de un análisis de la situación actual y una visión común a futuro”.

Este camino hacia la transformación digital se estructura en esos cuatro ejes fundamentales. Estos ejes se agrupan, a su vez, en 22 líneas estratégicas que se concretan en 70 iniciativas.

El primer eje, llamado “Experiencia de Usuario” pretende personalizar la oferta de acuerdo con las preferencias del viajero y que sea lo más fluida en todas sus posibles facetas, físicas y digitales. Este bloque tiene tres líneas de actuación estratégicas: movilidad como servicio (MaaS), el viaje sin barreras y el perfil del usuario. La finalidad perseguida es “ampliar el concepto tradicional de viaje, ofreciendo al usuario productos y servicios de acuerdo a sus gustos y preferencias, así como su fidelización a través de la personalización de la oferta de transporte”.

Para ello se trabajará en plataformas digitales que integren la planificación, reserva, compra y pago electrónico y los múltiples modelos de negocio vinculados a servicios a bordo como contenido multimedia, profesionales. La segunda línea estratégica recoge todas las iniciativas destinadas a mejorar la experiencia del usuario mediante el rediseño o eliminación de barreras en el viaje, -ya sea en terminales o a bordo- o la accesibilidad global a la red (nuevos métodos de pago, desarrollo e implantación de sistemas de pago avanzados o validación sin billete,

implantación de controles de seguridad sin parada, accesibilidad universal), así como el posicionamiento en interiores en terminales de transporte. La tercera línea de este eje gira en torno al Big Data y ciencia de los datos, la creación del perfil del usuario y de nuevos canales de comunicación con el operador, entre otros aspectos.

El segundo punto, denominado “Plataformas inteligentes”, se configura como un eje transversal que da soporte tecnológico a todas las iniciativas de este plan. Estas innovadoras plataformas recopilan y procesan información de las empresas del Grupo Fomento. De esta forma se mejorará en calidad, seguridad y eficiencia.

Entre su líneas estratégicas cabe destacar el trabajo en torno a las estaciones de nueva generación, la inclusión de sus datos con la plataforma de la ciudad o la integración de modelos BIM. También se quiere desarrollar la “plataforma del usuario” como un repositorio centralizado de información referente a los viajeros. El eje incluye además la creación de una plataforma inteligente de mercancías y otra de innovación logística intermodal y automatizada.

El tercer eje “Rutas Inteligentes” cubre los aspectos relativos a la digitalización de las rutas, así como a la conexión entre vehículos, infraestructuras y territorios. Además, se centra en la predicción de las pautas de movilidad con el fin de mejorar la eficiencia del sistema y tomar así las decisiones más acertadas.

Por último, el cuarto eje de este innovador plan se dedica a la “Eficiencia energética y sostenibilidad”. Las líneas de actuación van encaminadas a conseguir un sistema de transporte energéticamente eficiente y respetuoso con el medio ambiente. Entre las principales iniciativas se potencia el uso de sistemas de generación de energía renovable o el aprovechamiento de la energía excedente para su autoconsumo o su reinversión a la red.