Inauguración de la nueva planta de lavado para los ferrocarriles rusos

LAS ESPECIALES CONDICIONES CLIMÁTICAS ASÍ COMO LAS CARACTERÍSTICAS DEL MATERIAL RODANTE HAN SUPUESTO UN RETO DE DISEÑO ALCANZADO POR AQUAFRISCH.

El pasado mes de enero se iniciaron oficialmente las operaciones de los nuevos equipos de lavado instalados en Moscú.

Las especiales condiciones climáticas así como las características del material rodante (trenes 1 y 2 pisos, Transiberiano de 625 m de longitud) han supuesto un reto de diseño alcanzado por Aquafrisch.

La nave de lavado es de enormes proporciones, incluye sistema de calefacción, arcos de agua caliente, 16 cepillos de lavado, sistema dual de detergentes, así como ventiladores especiales para secado, 3 sistemas de reciclado complementarios para la reutilización del agua.

El nuevo Arco de alta presión para techos con boquillas oscilantes anti-hielo, ha sido probado con gran éxito en este nuevo túnel de lavado. Su eficacia en la limpieza y la retirada del hielo incrustado en el techo de los trenes, ha quedado sobradamente demostrada.

La apuesta de Aquafrisch por la mejora continua de sus equipos y su inversión en I+D, ha dado como resultado nuevos sistemas adaptados a las necesidades especiales de los clientes y respetuosos con el medioambiente.