Infraestructuras: la experiencia que supera grandes retos

LA SÓLIDA EXPERIENCIA ADQUIRIDA POR EL SECTOR ESPAÑOL SE VE REFLEJADA AHORA EN SU PROYECCIÓN INTERNACIONAL.

La capacidad de construir y mantener infraestructuras interoperables, proveer sistemas de gestión de tráfico con máximas garantías en seguridad y eficiencia, a precios muy competitivos, hace que la industria española tenga cada vez un peso más notable. Su liderazgo queda patente, por ejemplo, en las mayores obras de metro de los últimos tiempos (Riad, Doha,Lima, Panamá). Asimismo, en material rodante se han desarrollado trenes de última generación, con diseños modulares y flexibles que se adaptan a las necesidades específicas de cada red y operador. A todo ello se unen las grandes aportaciones en materia de eficiencia energética como los sistemas de recuperación energética, que han hecho posible la circulación sin catenaria, o sistemas de tren-tram, especialmente diseñados para unir los núcleos urbanos y las poblaciones próximas con unidades que aprovechan también las redes de cercanías. Las cifras, además, indican su destacada posición. El 35% de las redes de metro de Sudamérica y el 25% de las europeas cuentan con tecnología española. Todos estos hitos han hecho que las administraciones ferroviarias soliciten el apoyo de las empresas españolas como consultores y asesores técnicos de primer nivel para alcanzar con éxito los nuevos retos que se le presentan aportando las mejores y más modernas soluciones.