La ingeniería española, presente en las locomotoras de Akiem

BOMBARDIER TRANSPORTATION HA FIRMADO DOS CONTRATOS CON AKIEM, EMPRESA DE LEASING DE MATERIAL RODANTE, PARA EL SUMINISTRO DE 33 LOCOMOTORAS.

Bombardier Transportation ha firmado dos contratos con Akiem, empresa de leasing de material rodante, para el suministro de 33 locomotoras BOMBARDIER TRAXX. La entrega de estas locomotoras, que incluyen los modelos TRAXX MS2 (multisistema), TRAXX AC3 (corriente alterna) y TRAXX DC3 (corriente continua), está prevista entre 2019 y 2021.

La fábrica de Bombardier en Trápaga es el centro en el que se fabrican los convertidores de tracción y convertidores auxiliares para estas locomotoras, siendo responsable también de la gestión del proyecto operativo, cubriendo desde la selección de proveedores y acopios hasta las pruebas finales y envío de los convertidores, pasando por las fases intermedias de suministros, fabricación, pruebas e inspecciones finales.

La planta vizcaína es en estos momentos el centro de excelencia de fabricación de convertidores de alta potencia para la plataforma de locomotoras TRAXX de Bombardier. Entre ellos, cabe destacar las nuevas familias de convertidores AC3, de 1 y 2 sistemas para corriente alterna, los DC3 para alimentación de corriente continua y los novedosos MS3, última generación de locomotoras multisistema, dotadas de la funcionalidad Last Mile, que les posibilita traccionar en tramos finales donde no hay catenaria.

Entre las ventajas de la plataforma TRAXX para el transporte de ferroviario de mercancías, además de la alta potencia de tracción, destacan su funcionamiento económico y ecológico, al contar con un sistema Ecomode capaz de reducir el consumo total de energía en un 5% al apagar los motores de tracción de forma individual. Las locomotoras también están diseñadas con un mantenimiento modular que permite reducir el tiempo de inactividad haciendo que el servicio mecánico sea más rápido y sencillo.

En comparación con las locomotoras similares de su clase, estas locomotoras aumentan la capacidad de tracción, siendo capaces de tirar de un vagón más y aumentando su grado de eficiencia en un 1,9%, lo que a larga supone ahorros significativos para los operadores.