Las ciudades apuestan por una movilidad inteligente centrada en el usuario

LOS GRANDES CENTROS URBANOS AVANZAN CON PASO FIRME EN EL USO DE LA TECNOLOGÍA Y LA DIGITALIZACIÓN PARA PRESTAR UN SERVICIO COMPLETO AL PASAJERO EN CADA UNO DE SUS VIAJES.

La Movilidad como Servicio se abre paso en las grandes ciudades. Los operadores ferroviarios ponen en marcha estrategias para mejorar sus propuestas con aplicaciones integradas, y acompañar al viajero en todas las fases de su viaje con un servicio integral que incluye planificación, información, gestión, pago y entretenimiento a bordo.

En España, grandes urbes como Madrid y Barcelona, que están en el ranking de las mejores redes de transporte público del mundo, avanzan con paso firme en el uso de la tecnología y la digitalización. A ellas se unen la estrategia que llevan a cabo compañías como Renfe para dar respuesta a las nuevas necesidades de los pasajeros.

MASS MADRID

La Empresa Municipal de Transporte (EMT) de Madrid también cuenta con  la plataforma de movilidad MaaS Madrid. Con una aplicación donde todos los servicios de movilidad de la ciudad (tanto públicos como privados) pueden ser consultados, reservados e incluso pagados sin salir de la App.

Desde su entrada en vigor, en 2019, los usuarios de transporte público y movilidad compartida de la ciudad han visto cómo es más sencillo decidir cuál es el medio de transporte que más les conviene en cada momento y lugar. Debido al peso que tiene la red de metro y cercanías en la capital, el ferrocarril es uno de los ejes centrales de esta nueva movilidad, que se complementa con otros de los modos que han surgido en los últimos tiempos.

RAAS: RENFE APUESTA POR LA EFICIENCIA

La compañía trabaja en una innovadora App que agrupará en un solo billete alta velocidad, metro, taxi y la plataforma tecnológica de vehículos. Con esta apuesta, Renfe quiere convertirse en un operador integral de movilidad. El objetivo,  estar presente en la totalidad del viaje y ofrecer todos los servicios que necesite en sus desplazamientos “puerta a puerta”.

Esta aplicación permitirá, entre otros aspectos, unificar pagos de varios transportes en un solo billete, así como la contratación de otros servicios como patinetes eléctricos,  bicis públicas, taxis o Cabify. Desde Renfe indican que no sólo se trabaja para hacer más eficientes los servicios, sino  para convertirse en el centro de una cadena logística y un sistema de movilidad más sostenible.

BARCELONA INCENTIVA EL ’MOBILITY AS A SERVICE’

En Cataluña hay iniciativas, como MaaS Catalonia, encaminadas a incentivar el modelo ‘Mobility as a Service’ que buscan ser marco de referencia para lograr sinergias y nuevas oportunidades en la región. Además, trabajan también por crear una cooperación internacional en este campo.

La ciudad de Barcelona ya es un ejemplo de movilidad conectada. El Ayuntamiento puso en marcha el año pasado una App que informa sobre los servicios de aparcamiento de pago en la calle y subterráneos, los puntos de recarga eléctrica y la red de bicicletas compartidas.

LAS CIUDADES EUROPEAS SE ADAPTAN AL VIAJERO

Junto a los ejemplos españoles, en Europa hay numerosas ciudades que también son ejemplo de esta adaptación a las nuevas formar de desplazarse.  Helsinki es uno de los más claros exponentes. En el núcleo de la capital finlandesa se cuenta con “Whim” una plataforma digital que integra la planificación de viaje desde el punto de origen al de destino. También permite reservar billetes electrónicos y servicios de pago en todos los modelos de transporte públicos o privados.

Esta misma plataforma presta servicio en Birmingham, Reino Unido, para cubrir la región de West Midlands.

Gotemburgo (Suecia) es otra de las ciudades que encabezan la puesta en servicio de este tipo de aplicaciones. “UbiGo” proporciona una forma más sencilla y “climáticamente inteligente” de viajar en transporte público, compartir el automóvil y alquilar un automóvil, taxi y bicicleta, mediante el uso de una sola aplicación para teléfonos inteligentes. Se trata de uno de los primeros proyectos piloto en Europa.

Esta apuesta tecnológica también se realiza por parte de operadores diversos como Deutsche Bahn que ha puesto en marcha la App “Qixxitde”, a escala nacional, para que los pasajeros puedan planificar el viaje público y privado y realizar pagos dentro de su aplicación.