lunes, 23 julio, 2018

La industria ferroviaria española construye, diseña y opera infraestructuras de alta velocidad en todo el mundo. su sello tecnológico y experiencia está detrás de los principales proyectos en los cinco continentes, desde oriente medio a américa del norte y toda europa, entre otros.

España es un caso de éxito internacional en alta velocidad, que se respalda con más de 20 años de experiencia y el decidido esfuerzo por la innovación. El impulso de estas redes es una verdadera apuesta de país. La inversión institucional supera los 12.000 millones de euros anua- les, un respaldo a la I+D ferroviaria española que cuenta con unos 90.000 especialistas con una sólida experiencia y buena reputación en el diseño, construcción, mantenimiento, explotación y desarrollo de sistemas de seguridad, así como en el suministro de material rodante de última generación. Por este motivo, la industria ferroviaria nacional construye, diseña y opera cada vez más infraestructuras de este tipo en todo el mundo.

La puesta en marcha de esta moderna y extensa red ha creado un tejido empresarial muy especializado, competitivo, profesional e integrado que exporta su know how y alta cualificación a todo el mundo. En el sector ferroviario español han confiado y confían numerosas administraciones de transporte que quieren proveedores de contrastada expe- riencia en todo el ciclo del proyecto de diseño, construcción, puesta en marcha, servicio y mantenimiento de líneas de alta velocidad. Se busca en ellos las mejores garantías y la tecnología más vanguardista.

El interés mundial por la alta velocidad española se ha plasmado en la firma de numerosos protocolos de colaboración. Fruto de estos acuerdos, representantes de diversos países como Brasil, Chile Colombia, EE.UU., Marruecos, México, Polonia, Rusia, Turquía o Venezuela han venido a España a conocer este innovador modelo. A ello se unen las múltiples visitas de delegaciones internacionales para conocer el sistema ferroviario español, como Suecia, China, Bosnia-Herzegovina, Arabia Saudí, India, Túnez, Argelia, Reino Unido, Bulgaria, Japón, Chequia, Hungría, Uzbequistán, Croacia, Emiratos Árabes Unidos, Nigeria, Australia, Catar, Vietnam, Corea, Indonesia y Sudáfrica, entre otros.

◗ PRESENCIA EN ORIENTE MEDIO

En Oriente Medio, entre los proyectos más destacados se incluye la línea de alta velocidad que unirá las ciudades de La Meca y Medina, en Arabia Saudí. El consorcio de empre- sas formado por Renfe, Adif, Ineco, Indra, OHL, Consultrans, Copasa, Imathia, Cobra, Inabensa, Talgo y Dimetronic (actualmente Siemens Rail Automation) realiza esta obra, con un valor que asciende a 6.736 M€. La U.T.E. Fabrides, compuesta por Amurrio Ferrocarril y Equipos, Felguera Melt, Jez Sistemas Ferroviarios y Talleres Alegría se encarga, además, del suministro de los desvíos de alta velocidad modelo AV4. Una tecnología íntegramente española diseñada para permitir velocidades de hasta 350 km/h. en vía directa y 170 km./h. en vía desviada.

◗ EUROPA

Numerosos son los proyectos que llevan sello español. Turquía también ha confiado en la industria ferroviaria española para la puesta en marcha de una red de estas carac- terísticas entre Ankara y Estambul. La primera LAV de Oriente Medio es un proyecto encabezado por OHL y en el que la empresa CAF suministra el más avanzado material rodante.

Además, CAF Signalling ha estado al frente de la implantación del sis- tema ERTMS. Asimismo, se ha contado con el asesoramiento de Adif y Renfe para su puesta en servicio y del sistema de gestión de tráfico denominado DaVinci, del que Adif posee la propiedad intelectual. Entre los proyectos europeos más recientes, se ha trasladado la experiencia de esta industria a Reino Unido, que se hará cargo de varias fases de la línea más larga de alta velocidad, conocida como “HS2” (Ver el número 9 de la revista de Mafex). Esta red unirá Londres y Birmingham. Sener, Idom e Ineco son tres de las empresas que forman parte de es- tos trabajos. Constituyen un ejemplo del gran peso internacional de las consultoras de ingeniería en el diseño, construcción y puesta en marcha de estas innovadoras redes. A ellas se une la filial de Ferrovial Agroman, que forma parte del consorcio Fusion, a cargo de los trabajos previos de construcción del tramo central. Además, en la parte de obra civil, optan varios consorcios con presencia española: ACS, Ferrovial, FCC y Acciona.

En Noruega, por ejemplo, CAF se ha adjudicado recientemente ocho trenes de alta velocidad Oaris por un importe de 120 millones de euros. El sello de la industria española está muy presente en muchas otras redes ferroviarias de estas características. Entre ellas, en el recientemente inaugurado tren de alta velocidad que une Moscú con Berlín, que lleva incorpora tecnología de Talgo. Este sistema permite el cambio de ejes para adaptarse a los diferentes anchos de vía y reducir el trayecto en cuatro horas y media.

◗ AMÉRICA

América es otro continente donde la exportación de conocimiento en alta velocidad se abre camino a paso firme. Por ejemplo, ACS o Isolux Corsan son adjudicatarias de importantes contratos para la cons- trucción de líneas de alta velocidad en California (EE.UU.). En este país Adif ha suscrito varios acuerdos con entidades norteamericanas para compartir su know-how especialmente en las áreas de construcción, control de calidad, gestión y mantenimiento de alta velocidad. Asimismo, en los últimos años, varias delegaciones oficiales de Estados Unidos han visitado nuestro país para conocer de primera mano los grandes avances el alta velocidad y la moderna infraestructura ferrovia- ria. Entre ellos, altos cargos de la Secretaría de Transportes, Congreso, Senado, Administración Federal de Ferrocarriles. Tras estas reuniones se ha creado un grupo de trabajo para compartir información e impulsar la colaboración tecnológica entre ambos países.

◗ ÁFRICA

En este continente se ha apostado también por la tecnología española de alta velocidad. Marruecos ha importado el sistema de control y gestión del tráfico ferroviario DaVinci. Es un proyecto estratégico, ya que se trata de la primera implantación completa del sistema en una ad- ministración ferroviaria extranjera. Además, gestionará la futura red de alta velocidad del país, cuya primera línea unirá Tánger y Kenitra. Esta tecnología abre fronteras también en numerosas redes convencionales que la han adaptado para mejorar la gestión de la circulación (Lituania, Colombia, Reino Unido, entre otros numerosos ejemplos.).

◗ ASIA

En Asia crece la demanda de servicios y tecnología española. Talgo ha construido las unidades de la LAV Tashkent-Samarkanda en Uzbekistán. Un proyecto en el que ha colaborado la división de tracción de Ingeteam, que ha suministrado los equipos en cuatro cabezas tractoras de este parque, así como la electrónica de control.

En general, las empresas españolas han incrementado notablemente su presencia mundial en los últimos años. Su internacionalización ha ido de la mano de la creciente de- manda de tecnología y profesiona- les por parte de las administraciones de transporte e infraestructura. El elevado dinamismo y la inversión en I+D+i de las empresas colocan a España en posiciones de liderazgo, con un consolidado prestigio.

Archivos

Categorias