Línea 3 y 4 de Metro de Lima y Callao: Dos grandes proyectos que mejorarán la movilidad urbana

LA “RED BÁSICA DEL METRO DE LIMA-SISTEMA ELÉCTRICO DE TRANSPORTE MASIVO DE LIMA Y CALLAO” SIGUE ADELANTE. DOS DE LOS PROYECTOS MÁS RELEVANTES, POR SUS CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS Y EL NÚMERO DE USUARIOS A LOS QUE DARÁ COBERTURA, SON LAS L3 Y L4.

os de las principales ciudades de Perú, Lima y Callao, han decidido apostar por el metro como sistema de transporte público con el objetivo de mejorar la calidad de las comunicaciones de su población y buscar alternativas de movilidad sostenible. Como en la mayoría de los grandes centros urbanos del mundo, tienen un alto nivel de congestión de tráfico en carretera, con elevados niveles de contaminación, atascos y saturación vial.

A todo ello se une el constante crecimiento de la capital por nuevas zonas y distritos, que hacen aún más necesario dotar a esas áreas de sistemas de desplazamiento eficaces.

Planes de movilidad

El área metropolitana de Lima y Callao se ubica en el centro del país, frente al Océano Pacífico. Lima, con más de nueve millones de habitantes, es el centro político y administrativo; mientras que Callao, a 15 kilómetros de la capital, es el principal puerto marítimo de Perú, además de uno de los más importantes de América del Sur. Desde un punto de vista económico, social y cultural constituyen una unidad, por lo que se considera necesario que cualquier desarrollo en materia de movilidad sea con un programa conjunto. En este sentido, en septiembre de 2018, el Congreso aprobó la creación de la “Autoridad de Transporte Urbano (ATU) para Lima y Callao”. Con este organismo se unifican en el Ministerio de Transporte y Comunicaciones las competencias de planificación, gestión e implementación de las actuaciones para ambas ciudades. Su principal objetivo, construir un servicio integrado de transporte con el que se permitiría unificar rutas, infraestructura vial y tarifas. Además, dentro de esta autoridad se fusionan las gerencias y oficinas que administran el Metropolitano, el Metro de Lima y los autobuses de corredores.

Aparte de estos recientes cambios organizativos, el trabajo se centra, además, en el desarrollo de un Plan Maestro de Transporte con vistas a  2025 por parte de las autoridades municipales. Un programa que abrirá la posibilidad de planificar nuevas centralidades alrededor de las futuras estaciones del transporte masivo, y facilitar la transformación de Lima y Callao en unas ciudades mejor conectadas, más habitables y con una moderna red de comunicaciones.

Modernización del transporte

En estos avances hacia la modernización del transporte urbano de alta capacidad, que aumente el uso de los modos no motorizados, el ferrocarril tiene desde hace años un peso importante. Ante la necesidad de contar con nuevos medios de comunicación, en diciembre del 2010 se aprobó la “Red Básica del Metro de Lima-Sistema Eléctrico de Transporte Masivo de Lima y Callao”. Este sistema tenía inicialmente cinco líneas proyectadas; si bien, tres años más tarde, en 2013, se añade un ramal más (Línea 6) que hace que la extensión total prevista sea de 165 kilómetros. En estos momentos, el único servicio operativo es el de la L1, que atraviesa el área metropolitana de sur a noreste, en viaducto elevado, en un trayecto de 35 kilómetros y 26 estaciones. Además, están en fase de obra dos líneas subterráneas, cuyas concesiones se adjudicaron en 2014. Se trata de la Línea 2, que recorrerá el área metropolitana de este a oeste a lo largo de 27 kilómetros de extensión, y ocho kilómetros de la que será la futura Línea 4, que discurrirá bajo la avenida Elmer Faucett. Está prevista la ruta completa de ambas líneas en 2024.

Tras la construcción de la L1 (Villa El Salvador-San Juan de Lurigancho), en abril de 2011 se da un paso más con la firma del contrato de concesión para la provisión de material rodante, la operación y el mantenimiento de esta red y la construcción del taller mayor. Tres años más tarde, en abril de 2014 se suscribe el acuerdo para la construcción, provisión de unidades, operación y mantenimiento de la L2 (Ate-Callao). Este segundo ramal avanza a buen ritmo, tal como indicó en mayo de 2018 el ministro de Transporte y Comunicaciones, Edmer Trujillo y se espera “la puesta en operación en el año 2021 del tramo entre la Municipalidad de Ate y 28 de julio, donde se conecta con la Línea 1, con siete estaciones finalizadas, 10 trenes en servicio y 12 kilómetros”.

Adicionalmente, se encuentran en estudio dos líneas de metro, que conforman la ruta restante de la Línea 4 y la ruta completa de la Línea 3. Los informes de la primera (L4) se iniciaron en febrero de 2015, mientras que los de la segunda comenzaron en septiembre de 2014 y fueron aprobadas por Proinversión en noviembre de 2015, a su vez los estudios para la futura Línea 4 se iniciaron en febrero de 2015.