VIA-Rail-Canada-Route-Map

Líneas de pasajeros modernas: Impulso en velocidad y frecuencias

El ferrocarril encaja como el medio de transporte más eficiente en la política de sostenibilidad del gobierno. de ahí que hayan aumentado las partidas a la mejora de los recorridos de largas distancias.

Las mejoras en las conexiones ferroviarias ganan peso en Canadá. Una forma de dar respuesta al crecimiento demográfico y económico previsto, especialmente en las zonas donde se concentra la mayor parte de la población. Asimismo, el impulso a las largas rutas turísticas busca optimizar también optimizar estos servicios.

La mayor compañía de pasajeros es VIA Rail Canadá, que opera en 12.500 kilómetros y presta servicios a 400 comunidades. Con cuatro millones de viajeros, esta empresa pública fue creada en el año 1977.

Trayectos de gran recorrido

El corredor con más tráfico es el de Québec-Windsor. Entre los ser- vicios de larga distancia, las líneas turísticas son las de mayor extensión. Hay seis grandes trayectos. En primer lugar, “The Canadian”, entre Toronto y Vancouver, un viaje en tren de cuatro días a lo largo de 4.466 kilómetros. El segundo recorrido es el corredor “Quebec-Windsor”, de 1.765 kilómetros, que cuenta con 45 estaciones. El tercer trayecto es el de Montreal-Halifax, conocido como “The Ocean”, de 1.346 kilómetros.

Otro de los viajes turísticos de larga distancia más famoso es el de Jasper-Prince Rupert, de 1.160 kilómetros. En la región del norte de Manitoba, el recorrido Winnipeg Churchill, de 1.697 kilómetros. Todos ellos se completan con las conexiones Montréal-Senneterre, de 717 kilómetros, y Montréal- Jonquière, de 510 kilómetros.

Aunque Vía Rail es el principal operador, la gran mayoría de las vías en las que presta servicio pertenecen a CN Rail. Asimismo, hay un gran número de empresas de pasajeros, públicas y privadas, pero con conexiones regionales y trayectos cortos.

Cabe destacar que algunos grupos ferroviarios de transporte de mercancías también cuentan con servicios de pasajeros. Entre ellos, Tshiuetin Rail Transportation, Chemin de Fer de Charle-Voix, Algoma Central Railway o British Columbia Railway. A su vez, está la compañía Rocky Mountaineer, con sede en Vancouver, que conecta esta ciudad y Calgary con los destinos turísticos de Banff, Jasper y Whistler. Precisamente hay planes de inversión en este mítico corredor. El Vicepresidente de Business Development for CAnARAil Consultants, Guillaume Genin, ha adelantado que trabajan en un proyecto de futuro que contempla mejoras en el material rodante. En este estudio de consultoría se incluye la reforma de los coches de doble piso.

Inversiones para nuevas etapas

El objetivo ahora es impulsar estas conexiones, ya que el ferrocarril encaja como el medio más eficiente en la política de sostenibilidad del Gobierno. De ahí que se estudie a fondo cómo reducir los tiempos de trayecto y lograr hacer más atractivas y comercialmente viables aquellas rutas más importantes del país.

CORREDOR WINDSOR-QUEBEC

Uno de los grandes proyectos en marcha es la puesta en marcha de una conexión ferroviaria sólo de pasajeros de alta frecuencia entre Windsor y Quebec. Se trata del conocido “Dedicated track project”. El número de trenes de mercancías y cercanías continúa en constante aumento, por lo que es difícil mejorar los tiempos de viaje para el transporte de pasajeros en los actuales corredores de mayor tráfico.

Con el impulso de este proyecto se quiere conseguir un transporte ferroviario moderno, seguro y eficaz, con el objetivo de competir con los desplazamientos de los particulares por carretera. Se quiere aliviar la congestión y reducir las emisiones de efecto invernadero, uno de los objetivos del plan federal “Transport 2030”. El proyecto de vías “exclusivas” para pasajeros permitiría rediseñar las frecuencias actuales que operan en el entorno compartido para satisfacer mejor las necesidades regionales de mayor servicio. También se impulsará el desarrollo económico lo largo del corredor ferroviario.

Por una parte, Transport Canada ha aprobado una partida en el ejercicio 2016- 2017 para este corredor de 34,4 millones de dólares canadienses (24,4 M€ ).

Unos recursos para la mejora de las estaciones y los centros de mantenimiento. El presupuesto forma parte de los 444,9 millones (316,3 M€) de los fondos anuales destinados a las necesidades de capital de VIA Rail.

Pero, además, se busca la colaboración del sector privado para sacar adelante esta gran inciativa. En el foro “The Canadian Council for Public-Private Partnerships”, en 2015, el director de Vía Rail, explicaba esta propuesta de PPP y la necesidad del trabajo conjunto para poder culminar este ambicioso proyecto.

TORONTO-OTTAWA-MONTREAL

El Gobierno federal anunció en marzo de 2016 un nuevo paquete de financiación para los próximos tres años a Vía Rail. 3.000 millones de dólares canadienses (2.133 M€) irán a mejorar la frecuencia de los servicios entre Toronto-Otawa y Montreal. Otros 7.700 millones de dólares canadienses (5.475 M€) para adquisición de nuevo material rodante, el plan de mejora de pasos a nivel y seguridad en estaciones.

Asimismo, hay una partida de 34 millones de dólares (31,6M€) para mejorar estaciones y el mantenimiento de instalaciones. El Presidente de VIA Rail Canada, Yves Desjardins-Siciliano, ha indicado que con estos fondos, se podrá ofrecer un servicio más seguro y confortable con infraestructuras modernas en la estación de Ottawa. Además, se podrán añadir cuatro frecuencias entre las dos ciudades en 2017.

ESTACIÓN DE KINGSTON

Otra de las mejoras previstas en este ramal es la modernización de la estación de Kingston.Para ello, los fondos de transporte federales han otorgado una partida adicional de dos millones de euros. Kingston es un centro estratégico de gran tránsito entre las conexiones de las tres grandes ciudades, Montreal, Ottawa y Toronto.

 RENOVACIÓN DE FLOTA

Dentro de este impulso a uno de los corredores más ocupados destaca espe- cialmente el programa de Vía Rail para renovar el material rodante. Con el “Train fleet renewal program in the Quebec city-Windsor corridor” se busca incorporar una nueva flota de trenes híbridos eléctricos hasta el año 2020.

Se estima que el cambio por las nuevas unidades está entre los mil millones de dólares canadienses (707 M€) si son diésel y los mil trescientos millones (920 M€) si fuesen diésel-eléctricos.

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn