entrevista

Martina Werner, miembro de la Comisión de Industria, Investigación y Energía del Parlamento Europeo

“Si queremos lograr un cambio al uso del ferrocarril es crucial crear
un espacio ferroviario único europeo que merezca su nombre”

Desde la Comisión de Industria, Investigación y Energía del Parlamento Europeo desean mantenet una sólida base industrial que ayude a toda la industria ferroviaria. Martina Werner nos detalla las principales acciones que se van a llevar a cabo.

Actualmente usted es miembro de la Comisión de Industria, Investigación y Energía del Parlamento Europeo, ¿Cuáles son los principales ámbitos de actividad y objetivos de esta Comisión?
Soy la portavoz de la política industrial y de energía de los socialdemócratas alemanes en el Parlamento de la UE. Mi enfoque principal en la política industrial es sobre cómo mantener una sólida base industrial en Europa. Eso incluye, por ejemplo, trabajar en medidas de apoyo para fomentar la transformación digital de la industria manufacturera y en general estimular el crecimiento industrial y garantizar el empleo en la UE. Respecto a la política energética, mi principal objetivo es asegurar una exitosa transformación de la energía renovable y el diseño e implementación de una Unión de Energía que funcione.

Como bien sabe, el sector ferroviario europeo representa el 46% del mercado mundial ferroviario, lo que demuestra que es un sector clave para el crecimiento industrial europeo ¿En qué se está trabajando actualmente desde esta Comisión en relación a nuestro sector?
La Comisión  de Industria, Investigación y Energía del Parlamento Europeo (ITRE) fue la organización que puso foco en la industria de material ferroviario al aceptar la redacción de una resolución sobre la competitividad del sector. Además de que hay, por supuesto, muchas otras áreas en las que estamos trabajando que tienen un efecto en la industria de material ferroviario – desde la investigación y la digitalización a la creación de los Fondos Europeos de Inversión Estratégica. Este último es un mecanismo de garantía que permitió la financiación de un proyecto de transporte en España enfocado a inversiones de ferrocarril y carretera de acceso en los puertos estatales.

En el mes de abril se aprobó el proyecto de propuesta de resolución en relación a la mejora de la competitividad de la Industria Ferroviaria Europea presentado por usted y su equipo en esta Comisión, ¿podría darnos más detalles en relación a esta resolución y explicarnos en qué sentido cree que ayudará a las empresas ferroviarias europeas?
La resolución es una fuerte señal política de que el Parlamento Europeo quiere un apoyo más activo por parte de la Comisión y los Estados miembros a la industria de material ferroviario. Propone acciones concretas en nueve capítulos que abogan por el apoyo al sector -desde la innovación y el desarrollo de habilidades en los instrumentos comerciales de la UE, la contratación pública y la potenciación de las inversiones. Tal vez lo más importante es que esperamos que la Comisión instale un diálogo de alto nivel permanente para la industria de material ferroviario y un foro de este tipo permite una discusión continua sobre los retos del sector y las posibles soluciones. De esta manera se institucionalizó el seguimiento de la resolución. Además de eso pedimos a la Comisión que desarrolle una estrategia industrial a largo plazo para la industria ferroviaria e incluirlo en la estrategia general de la política industrial de la UE anunciada para 2017.

entrevista-2
En ocasiones se observa con cierta lejanía las medidas y acciones que desde la UE se ponen en marcha, y en especial aquellas desde la perspectiva de una pyme. En este sentido, ¿cómo se pretende apoyar desde esta Comisión, y en concreto mediante esta resolución, a las pymes del sector ferroviario?
El apoyo a las pyme fue uno de los objetivos centrales de la resolución y se decidió incluir un capítulo dedicado a las pyme. Las pyme de la industria de material ferroviario tienden a depender de un integrador de sistemas nacional dominante. Por ello, pedimos a la Comisión que amplíe su apoyo a la internacionalización de las pyme. Los grupos del sector en el marco de la red Enterprise Europe Network podrían ser valiosos en este sentido. Destacamos también los problemas que existen con respecto al acceso a la financiación. El instrumento de las pyme en el programa de investigación de la UE “Horizonte 2020″ hace que sea más fácil solicitar fondos para investigación. Sin embargo, necesitamos más instrumentos como estos que no presentan una gran carga burocrática para las pequeñas y medianas empresas. La participación de las pyme en la investigación “Shift2Rail” es lamentablemente baja. Dudo que muchas se beneficien de los 920 millones de euros disponibles. Por lo tanto, debemos presionar a la Comisión para que ajuste el programa de forma que satisfaga las necesidades de las pyme.

El sector ferroviario europeo invierte en torno al 2,7% de su cifra de negocios anual en I+D+i, lo que supone uno de sus puntos fuertes en cuanto a su liderazgo a nivel mundial, ¿cómo cree que se debería apoyar a la Industria desde las Instituciones Europeas para que esta cifra sea similar o incluso mayor en el futuro de cara a mantener el actual liderazgo mundial de la industria ferroviaria europea?
En primer lugar, seguir invirtiendo en investigación e innovación está en el propio interés de las empresas. Los fabricantes asiáticos se han alejado de la mera producción en masa. Ahora, China también es fabricante de alta tecnología. Es muy probable que el primer tranvía de pila de combustible en funcionamiento sea el de Changchun, China. La UE tiene recursos limitados a disposición para apoyar las inversiones en I + D ferroviario. Por lo tanto, concentrarse en las zonas donde hay un claro valor añadido es esencial. Este es el caso de las inversiones en interoperabilidad, digitalización, fiabilidad y reducción de ruido, ya que contribuyen a hacer que el transporte por ferrocarril sea más atractivo. Un segundo enfoque debe ser el apoyo de las agrupaciones de innovación ferroviaria. El apoyo a las agrupaciones es también una estrategia con un beneficio especial para las pyme. Hacemos una llamada para una mayor participación de la Comisión en este sentido. En tercer lugar, la industria de material ferroviario es un sector muy diverso y existen diferentes fuentes de financiación de la UE disponibles. El Mecanismo “Conectar Europa” (CEF), con un presupuesto de 26 mil millones, los Fondos Estructurales, el programa de investigación “Horizonte 2020″ con Shift2Rail y el nuevo Fondo Europeo de Inversión Estratégica; todos vienen a la mente. La UE está trabajando en procesos que faciliten combinar varios fondos para un mismo proyecto, pero esto debería acelerarse. Por último, la tarea de la propia industria: el sector debe empezar a pensar desde una manera perspectiva. Sugiero un acercamiento al mundo de las TIC y el sector financiero.

Por todos es conocido el ferrocarril como uno de los medios de transporte más sostenible y respetuoso con el medio ambiente además de ser un factor clave de competitividad para nuestra industria ¿qué medidas concretas propone usted que deberían ser adoptadas para apoyar los objetivos de transferencia modal al ferrocarril formulados en el Libro Blanco de 2011 sobre el transporte?
Dos reflexiones sobre esta cuestión. En primer lugar, tenemos todavía un mercado muy fragmentado en Europa. Viajar en coche o avión a través de las fronteras todavía tiende a ser más fácil para los clientes que tomar el tren. Si queremos lograr un cambio hacia la movilidad sostenible – y eso significa un cambio al uso ferroviario – es crucial crear un espacio ferroviario único europeo que merezca su nombre. Por lo tanto, respaldamos a nuestros colegas de la Comisión de Transporte al apoyar la rápida aplicación del cuarto paquete ferroviario. En mi opinión, se requiere un liderazgo por parte de la Agencia Ferroviaria Europea (ERA), pero también es importante la participación de CEN/CENELEC. En segundo lugar, tiene que haber una competencia leal de los diferentes modos de transporte y este no es el caso en la actualidad. Debido a la implementación de cargos de acceso y otros factores, el transporte ferroviario tiene una desventaja competitiva con respecto al transporte por carretera. Esto es especialmente un llamado a la acción para los Estados miembros.

La Unión Europea presenta un elevado grado de apertura a la competencia de empresas de terceros países. Sin embargo el acceso para las empresas europeas a otros mercados no ofrece la misma o similar reciprocidad en muchos casos. La industria demanda corregir paulatinamente esta desigualdad. ¿Qué cree que se debiera hacer o se está haciendo por parte de las Instituciones Europeas al respecto?
De hecho, esta es una cuestión especialmente importante. El Parlamento Europeo ha estado presionando por una reforma de los instrumentos de defensa comercial durante mucho tiempo, pero está bloqueado por los Estados miembros en el Consejo. No me malinterpreten. Desde luego, no quiero iniciar guerras comerciales, pero la reciprocidad tiene que ser el principio rector de nuestra política comercial. Se trata de crear igualdad de condiciones. Empresas de terceros países, especialmente de China y Japón, están entrando en el mercado europeo pero, al mismo tiempo, aumentan los obstáculos para los competidores europeos. Esto no es aceptable. La Comisión tiene que abordar este desequilibrio en todas las negociaciones sobre acuerdos comerciales y de inversión. Por último, las nuevas directivas de contratación pública de la UE permiten a las autoridades elegir la oferta económicamente más ventajosa que incluye criterios como los costos del ciclo de vida. Muchas empresas de terceros países todavía compiten simplemente sobre la base del precio más bajo. Por lo tanto, las empresas europeas todavía poseen una ventaja competitiva. Necesitamos presionar a los Estados miembros para aplicar este marco a fondo.

Usted ha mantenido un contacto intenso en los últimos tiempos con asociaciones ferroviarias europeas ¿Qué opinión tiene sobre la labor que realizan? ¿Qué recomendaciones nos trasladaría?
De hecho, me he reunido con una gran cantidad de representantes de la industria en los últimos meses. Me reuní con empresas altamente innovadoras y saludables y hablé con empleados motivados y muy cualificados. En mi opinión, la industria podría tratar de colaborar en más proyectos que en la actualidad. La empresa china CRRC es más del doble del tamaño de los tres principales actores europeos juntos y probablemente será el escenario competitivo del futuro. Europa debería unir sus fuerzas sobre todo en investigación y desarrollo. Mi convicción es que esto contribuya al crecimiento industrial en Europa y asegurará puestos de trabajo y una competitividad global a largo plazo.

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn