Noruega: La mayor inversión de su historia en un ferrocarril moderno y digital

Noruega busca un ferrocarril que responda a las nuevas exigencias de movilidad y sea respetuoso con el medio ambiente. Para ello, impulsa el mayor programa de transporte de su historia con proyectos de alta velocidad, cercanías, duplicación y electrificación de líneas. Además, quieren incorporar los mayores avances, por lo que se potenciará la colaboración en innovación tecnológica.

Noruega, es uno de los países más desarrollados del mundo. Con 5.258.317 habitantes y una extensión de 323.781 metros cuadrados, más del 80% de la población se concentra en zonas urbanas. La buena situación financiera, con una economía próspera y muy estable es notable en numerosos sectores, entre los que se encuentra el transporte, donde los estándares de infraestructura son muy altos. Un nivel que se quiere impulsar en los próximos años con la implementación de las ventajas de las nuevas tecnologías.
En los próximos años se prevé un incremento sustancial de habitantes, que hará que haya más de seis millones de personas en 2030, cifra que aumentará a siete millones en el año 2060. Se estima que este crecimiento irá aparejado a un mayor volumen de transporte de pasajeros y de mercancías que continuará hasta 2050. En este contexto, dentro de todos los medios de transporte, el ferrocarril cobrará un especial protagonismo como eje vertebrador de la movilidad.

Red ferroviaria
La actual red tiene 4.208 kilómetros, de los cuales 2.459 están electrificados a 15 kV 16,7 Hz AC; además cuentan con 269 kilómetros de doble vía y 69 de alta velocidad. El tren es un medio de transporte en crecimiento que, en el último ejercicio, transportó a 56.827 pasajeros 2.956 millones de kilómetros de pasajeros y 24.783 toneladas de mercancías.
El principal ramal de larga distancia parte desde Oslo hacia el oeste, a lo largo de la costa sur hasta Stavanger y sobre las montañas hasta Bergen; y al norte a Åndalsnes y por Trondheim a Bodø. El país cuenta, además, con cuatro líneas de conexión con Europa. Aunque sólo hay una línea de alta velocidad en operación comercial, la de Gardermobanen, que une la capital con el aeropuerto de Oslo, Gardermoen, existen planes para construir más líneas de alta velocidad.

Estructura del sector
El Ministerio de Transportes y Comunicaciones de Noruega está a cargo de las condiciones marco necesarias para las actividades del sector. Dentro de esta administración se enmarca el Departamento Público del Transporte Ferroviario. Además, cuenta con la Dirección Ferroviaria de Noruega, que es la agencia gubernamental creada en 2017 tras la reforma ferroviaria que se realizó en el país, y que tiene la responsabilidad estratégica de la red. Su principal misión es crear “ferrocarril eficiente, seguro y respetuoso con el medio ambiente que beneficie a los pasajeros y operadores”.
La Infraestructura Ferroviaria Nacional recae en Bane NOR, que es responsable de la planificación, el desarrollo, la operación y el mantenimiento de la red, la gestión del tráfico y el desarrollo de las propiedades ferroviarias. A ellas se une la Autoridad Ferroviaria Noruega, responsable de todas las cuestiones de seguridad.

Operadores
En el año 2000 se liberalizó la operación ferroviaria. Con esta reforma se privatizaron los servicios de mercancías y pasajeros, pero no la infraestructura. Por ello, es Bane NOR la encargada de planificar, construir y mantenerla. En la actualidad hay varias operadoras presentes en el mercado noruego y ofrecen un servicio competitivo y eficaz, gracias a los tres paquetes ferroviarios aprobados. Entre ellas se encuentra NSB Group, que también trabaja en Suecia y es una de las compañías más grandes de los países nórdicos.
En abril de este año ha pasado a denominarse Vy Group; y Norske Tog, empresa estatal noruega establecida para alquiler de material rodante para operadores de tráfico de pasajeros. Otras operadoras son: Cargo Net y Ofoten Line, de mercancías; la alemana Hector Rail; la sueca Tågåkeriet; Sporveien T-banen AS, a cargo del Metro de Oslo; LKAB Malmtrafik; Go-Ahead Nordic (Gran Bretaña) y Flytoget AS, que presta sus servicios en la línea Gardermoen de alta velocidad.

Inversiones
En la actualidad está en marcha el “Plan Nacional de Transportes de Noruega 2018-2029”. En este programa, las inversiones en el sector ferroviario supondrán una cantidad de gasto anual de 26.578 millones de coronas (2.738 millones de euros). Para el presente ejercicio, Bane NOR, prevé varios proyectos de gran relevancia. Además, a lo largo de estos años, los fondos se destinarán a nuevos proyectos de gran envergadura. Se pondrán en marcha nuevas iniciativas, así como la renovación de la infraestructura existente. Además se dará un fuerte impulso a la I+D y a la digitalización para así prepararse para la construcción de sistemas ferroviarios que satisfagan las necesidades de su creciente población y reducir la congestión y la contaminación en las carreteras.
Los principales objetivos que se persiguen son la reducción de la huella de carbono del país, así como sacar el máximo provecho que ofrecen las nuevas tecnologías basadas en ITS (Intelligent Transport System). a la movilidad .
En cuanto a la forma de llevar a cabo los proyectos, se insiste en la modalidad de PPP (Public Private Partnership) con el fin de conseguir una eficiente ejecución del desarrollo de los trabajos.
En el Plan de Desarrollo Ferroviario se especifican una serie de iniciativas prioritarias para los próximos años entre las que se encuentran grandes inversiones para la red de InterCity en Valles del Este, la electrificación de las líneas Trønder y Meråker, nuevas vías entre Bergen y Voss, así como una línea Ringerike, que también acortará la conexión con Bergen, entre otros.
Aparte de los presupuestos asignados en el Plan de transporte, se ha establecido un nuevo fondo de infraestructura, de 100.000 millones de coronas noruegas NOK (10.326.millones de euros), con el fin de promover la financiación de estos proyectos a largo plazo.

Digitalización, automatización y ERTMS

Dentro del plan de modernización de la red ferroviaria, Bane NOR ha anunciado que también invertirá 20.000 millones de coronas noruegas NOK (2.063.millones de euros) en la digitalización y automatización de la red y los sistemas ferroviarios durante los próximos 10 años. Estos trabajos de mejora incluyen la implementación del sistema ERTMS/ ECTS L2 en toda el país con finalización prevista para el año 2034. Precisamente, para el período 2014-2023, se ha asignado un total de 6.000 millones de coronas noruegas (750 millones de euros) a la implementación de este sistema europeo; unos trabajos que se sincronizarán con el plan sueco de ERTMS para garantizar la interoperabilidad

Red InterCity

Bane NOR planea habilitar 270 kilómetros de doble vía y construir 25 estaciones en el sureste del país con una inversión de 150.000 millones de coronas noruegas (1.546 millones de euros). Las rutas discurrirán entre Oslo-Lillehammer (línea Dovre), Oslo-Halden (línea Østfold), Oslo-Porsgrunn (línea Vestfold) y Sandvika-Hønefoss (línea Ringerike). Las nuevas líneas, que estarán finalizadas en el año 2036, permitirán velocidades de hasta 250 km/h. De todas ellas, la red de cercanías Ringerike es uno de los proyectos estrella. Su objetivo, desarrollar e incrementar el área de operación alrededor de la capital de Oslo, incluyendo Hønefoss y Ringerike en la red ferroviaria InterCity.
Otro efecto muy importante es la reducción sustancial del tiempo de viaje en tren entre las dos ciudades de mayores dimensiones grandes de Noruega, Bergen y Oslo, que se aproxima a las cinco horas.
Las obras incluyen grandes estructuras como la construcción de varios puentes y túneles. Los trabajos del contrato principal están programados para comenzar entre 2021 y 2022.

Impulso al metro y metro ligero

Las redes de transporte urbano también se verán reforzadas en los próximos años. Existen proyectos de metro ligero como la extensión de la red de las ciudades de Bergen (Kaigaten-Kronstad-Fyllingsdalen) y Oslo (Old Town-Sjo Mannskolen Tunnel y Tonsenhagen Tram), así como de metro en la capital, donde se ampliará la línea 6.

Follo Line y nuevas líneas de alta velocidad

Entre los principales planes ferroviarios de Noruega se encuentra el impulso a las líneas de alta velocidad. El proyecto de mayor envergadura es el conocido como “Follo Line”. Se trata de una red de 22,5 kilómetros que cuenta con una inversión de 2.609 millones de euros y que unirá las ciudades de Oslo y Ski. Lo más destacado es la construcción de los dos túneles gemelos, a cargo de Acciona, de 19,5 kilómetros cada uno, que se convertirán en los más largos de Escandinavia.
Junto a esta gran obra de infraestructura, la de mayor dimensión del país, hay planeadas otras redes: Vest foldbanen/Tonsberg-Skien, con un presupuesto de 4.104 millones de euros; Frederikstad-Halden, Gardermoen- Hamar, Hamar-Lillehammer, Sandbukta-Sastad y Drammen-Kobbernikdalen.

Plan de I+D+i

En los planes de transporte, la estrategia de I+D es una de las piezas clave. Para ello, se ha diseñado un plan específico en investigación con áreas para el desarrollo en materias de accesibilidad, la seguridad, el clima y el medio ambiente. Las iniciativas se enfocarán en áreas como la electrificación, tecnología ferroviaria, pruebas de materiales, etc. Asimismo, uno de los principales programas de Innovación para el sector transporte consiste en 40 millones de coronas noruegas NOK (4.124 millones de euros) para proyectos de colaboración para avanzar en soluciones de transporte eficaz, seguro y sostenible.
La financiación está disponible en el marco del programa Transporte 2025 para organizaciones de investigación, en cooperación con otros actores.