miércoles, 17 octubre, 2018

Las áreas de inversión ferroviaria encargadas a la RAI por parte del Gobierno iraní son bastante diversas y numerosas.

Debido al alto volumen de partidas, especialmente en infraestructura y nueva flota, se han presentado paquetes de apoyo para la participación del sector privado en la ejecución de todas estas iniciativas. Así se recoge en el documento “Opportunities for Investment and Participation in Development Plans of Railways of the Islamic Republic of Iran”. Entre ellos, se incluyen nuevas conexiones como la de Isfahán-Ahvaz, duplicación de vía en trazados ya existentes, así como trabajos de electrificación ferroviaria y adquisición de nuevo material rodante para reforzar y modernizar la flota actual. Mención especial merece la alta velocidad, ya que hay previstos 1.000 kilómetros con las conexiones siguientes: Mashhad, Teherán- Quom-Isfahán, y Tehran-Hamedan.

Nueva línea Isfahan-Ahvaz

Uno de los proyectos que tiene a su cargo la RAI es una nueva línea de 545 kilómetros que pasará por las provincias de Isfahan, Khuzestan y Chaharmahal. Las principales ciu- dades de esta ruta son Mobarakeh-Borujen-Lordegan- Ize-Ram Hormoz. Se tiene prevista una inversión de 2.075 millones de euros. Una vez en plena operación, se prevé que tenga una capacidad de transporte de 45 millones de toneladas y de dos millones de pasajeros.

Proyectos de duplicación de vía

Además, entre las obras a cargo de la RAI se incluyen numerosas mejoras en las redes existentes, como la duplicación de vía en los siguientes tramos: Ghazvin-Zanjan, Chadormalou-Ardakan,Meybod-Badroud, Badroud-Mohammadieh, Mohammadieh-Samangan Samangan-Doroud,Chadormalou-Jandaq- Mobarakeh y Jandaq-Tabas-Torbat-eheydarieh.

Electrificación de líneas

Uno de los avances en la modernización de las redes ferroviarias de Irán se traduce en los numerosos proyectos de electrificación en marcha. Por una parte, la RAI trabaja en la ruta Hormozgan (Sirjan-Bafq- Bandar Abbas) de 613 kilómetros, para lo que se cuenta con una inversión de 200 millones y un periodo de construcción de tres a cuatro años.

Por otra, a cargo de “New Towns Development Company” se encuentran los proyectos de electri- ficación para Baharestan, Foolad- shahr, Golbahar, Pardis, Sadra y Sahand. En estos contratos se incluyen labores de superestructura, equipamiento, nuevas estaciones y edificios. La renovación actual de flota, tanto para el transporte de pasajeros como de mercancías es otro de los principales programas de inversión en esta materia.

Adquisición de material rodante

El organismo gubernamental de los ferrocarriles iraníes buscan la colaboración con partners locales para el suministro de un parque de trenes moderno, competitivo, dotado con los últimos adelantos tecnológicos y capaz de dar respuesta a los objetivos de transporte de mercancías y pasajeros previstos.

El programa específico para estas adquisiciones de material incluye la incorporación de 618 locomotoras, 1.558 coches de pasajeros, 28.500 vagones de mercancías, así como 20 sets de maquinaria para reparación y mantenimiento.

Desarrollo de nuevos corredores

Los ferrocarriles iraníes tienen en marcha un segundo programa de desarrollo para nuevos trazados ferroviarios. Bajo el título “2nd Lane Development”, se encuentran iniciativas que suman 1.600 kilómetros en estudio.

Alta velocidad: Proyectos

Las líneas de alta velocidad en Irán figuran dentro de los planes de desarrollo hasta el año 2021. En concreto, se prevé contar con 1.000 kilómetros de este tipo de ramales: Mashhad,Teherán-Quom-Isfahán y Teherán-Hamedan. En la implantación de estos proyectos se cuenta con la colaboración de la industria ferroviaria internacional como la española e Italiana. Así, por ejemplo, en septiembre de 2016, un consorcio formado por Ineco, las empresas iraníes Moshanir y Hexa y la italiana Geodata se adjudicaron los trabajos de electrificación de la línea ferroviaria entre Teherán y Mashhad. Unos trabajos que tienen un plazo de ejecución de 42 meses.

Esta nueva infraestructura, de unos 1.000 kilómetros de longitud, reducirá a la mitad el tiempo de viaje de pasajeros en este trayecto. Además, se aumentará la capacidad de transporte de mercancías. El consorcio llevará a cabo también la actualización de los proyectos de obra civil, electrificación y material rodante. A ello se suma la redacción de los pliegos y especificaciones para la licitación de las obras y la supervisión de los trabajos de rehabilitación.

Teherán-Qom-Isfahán

A principios de 2016, los ferrocarriles italianos (Ferrovie dello Stato Italiano) firmaban un convenio de colaboración en materia de alta velocidad en Irán. El objetivo, ayudar en la asistencia técnica para la línea de alta velocidad Teherán-Qom-Isfahán. Se trata de una red de 400 km de longitud. El convenio también incluye el apoyo para los trabajos de electrificación de la línea Teherán- Masshad.

Archivos

Categorias