Nueve ejes para conseguir un nuevo modelo de transporte

LA ESTRATEGIA DE MOVILIDAD SEGURA, SOSTENIBLE Y CONECTADA BASARÁ SU DESARROLLO EN NUEVE EJES, QUE SE DESARROLLAN A TRAVÉS DE 40 LÍNEAS DE ACTUACIÓN Y 150 MEDIDAS CONCRETAS.

EJE 1

El primero de los ejes pone el foco en proporcionar soluciones de movilidad pública “accesibles y asequibles para todos los ciudadanos y en todos los territorios”. En este punto se incide especialmente en las rutas de tráfico cotidianos, así como en la movilidad inclusiva.

Para conseguir estos fines, se han establecido seis líneas actuación que engloban 24 medidas concretas. Las iniciativas se centrarán en aspectos como la planificación movilidad sostenible, los incentivos para el abandono del coche privado o la mejora de los medios de transporte colectivos y compartidos en el ámbito interurbano y rural.

EJE 2

La planificación y gestión estratégica de las inversiones de la Ley de Movilidad se recogen en las cinco líneas de actuación del segundo eje y las 13 medidas concretas que se detallan en en ellas. Se tiene en cuenta que la dotación de infraestructuras en España es elevada, por lo que debe estudiar su modernización. Por este motivo, se busca ncriterios claros para priorizar los fondos.

Este eje destaca la necesidad de culminar la tramitación de la Estrategia Indicativa Ferroviaria y recoge un convenio entre el Ministerio de Fomento y Adif-Adif Alta Velocidad, ante el incremento sustancial de los recursos para el mantenimiento de toda la red.

EJE 3

La seguridad, desde un punto de vista integral, es una de las áreas clave de esta Estrategia. El eje 3 a se estructura en nueve líneas de actuación y 29 medidas. Se incluye un refuerzo de las inversiones y de las organizaciones de supervisión y control, así como de la vigilancia frente a actos ilícitos. Entre las propuestas se recoge el desarrollo de un Plan Estratégico de Seguridad del transporte Ferroviario.

El proceso de digitalización también se tiene en cuenta con el apoyo a la I+D+i (Big Data, Inteligencia Artificial), y la ciberseguridad. Además, adquiere importancia la adaptación de las Infraestructuras al cambio climático.

EJE 4

La sostenibilidad es el centro del Eje 4. Hay un estímulo de Fuentes de Energía Alternativas y Sostenibles (vehículo eléctrico, hidrógeno) y a los medios de menores emisiones, como es el ferrocarril y donde se contempla la renovación del parque de material móvil actual.

Además, se recoge un impulso de la sostenibilidad en terminales, edificios y otras instalaciones del transporte (edificio de consumo energético casi nulo’ en la nueva edificación, auditorías para el ahorro energético, etc.). Estas líneas de trabajo buscan reducir la contaminación atmosférica y la huella de carbono asociada a la movilidad.

EJE 5

La incorporación de la tecnología como soporte clave a las políticas de movilidad se recoge en este eje. El MINTRA quiere reforzar su papel como facilitador de la movilidad como servicio mediante iniciativas como la publicación de datos abiertos o la gestión inteligente de infraestructuras, terminales y estaciones (metodología BIM en obra civil, herramientas de mantenimiento predictivo, mejora de la experiencia del usuario y la accesibilidad de las terminales, sistemas inteligentes de gestión de energía, etc.).

Además, se incluyen otras líneas como la automatización del transporte y la 
logística, el impulso a drones, vehículos conectados y autónomos.

EJE 6

La mejora de la conectividad entre nodos y la aplicación de la tecnología para optimizar la eficiencia del sector logístico son los objetivos del Eje 6. Las cuatro líneas de actuación, que se desglosan en 16 medidas, tienen varios objetivos. Por una parte, incrementar de forma efectiva el transporte ferroviario de mercancías para alcanzar las cuotas medias Europeas e impulsar una política de intermodalidad.

Por otra, también se busca reformular el Transporte por Carretera y Distribución Urbana de Mercancías (DUM) para que sea más sostenible y digitalizar la cadena logística intermodal.

EJE 7

La nueva estrategia también busca facilitar la conexión con los mercados europeos y mundiales. Este eje, compuesto por cuatro líneas de actuación y 17 medidas, se centra en potenciar la labor que debe realizarse para hacer efectiva esta red internacional.
La “Construcción de un Espacio Único Europeo de Transporte” se plantea el desarrollo de los tramos transfronterizos de los corredores europeos, el despliegue de redes digitales de alta capacidad o la finalización de la Red Básica de la TEN-T a nivel nacional.

EJE 8

Los aspectos laborales y sociales también se contemplan entre los nueve principales pilares. El eje 8 aglutina líneas de actuación asociadas a la concienciación y sensibilización, el empleo en el sector (identificación de perfiles requeridos, impulso a la formación, condiciones de trabajo, etc.).

Este apartado incluye un apartado específico dedicado al papel de la mujer en el ámbito del transporte y la movilidad. La meta es lograr una transición justa en todos los sectores productivos.

EJE 9

Este eje explica el cambio cultural y organizativo del MITMA para adaptarse al nuevo concepto de movilidad. Además de tener una nueva denominación “Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana”, se asumen nuevos roles y se reestructura la organización para impulsar aspectos como la digitalización la gestión del conocimiento, la formación, etc.

Esta transformación también es externa e incorpora los valores de gobierno abierto e integrador para coordinar acciones con otras administraciones (transparencia, participación ciudadana, visibilidad internacional, etc.).