sábado, 16 febrero, 2019

El transporte urbano por ferrocarril también es una de las opciones escogidas por otras ciudades de Oriente Medio. Así por ejemplo, El Gobierno de Bahréin contemplan la construcción de una importante red de transporte público de unos 184 kilómetros, que consistirían en un monorraíl, dos líneas de autobuses, dos líneas de tren ligero y un tranvía. 

Por otro lado, Arabia Saudí está llevando a cabo un fuerte desarrollo de su red de transporte urbano ferroviario con el fin de mejorar las conexiones y facilitar así la vida de los ciudadanos (ver número 5 de la revista Mafex www.magazine.mafex.es). El metro de Riad es un ambicioso proyecto con el que se van a construir 6 líneas con 176,4 km de longitud en total y una inversión aproximada de 22.500 millones de dólares. Destacan, también, losproyectos de metro en Jeddah y Meca.

En el caso de Omán, este país se encuentra bastante más retrasado que el resto de los países de Oriente Medio. A día de hoy la mayoría de sus habitantes se mueve con sus coches privados. Actualmente se ha llevado a cabo la primera línea de autobús y se está gestionando los taxis. A pesar de que no hay ningún proyecto en firme, en diferentes conferencias ferroviarias internacionales se habla de la necesidad de disponer de un transporte ferroviario urbano que conecte la ciudad a través de un tranvía.

Archivos

Categorias