lunes, 18 junio, 2018

La Embajada de España en Maputo agradece a mafex que esté apostando por mozambique y haya tomado la iniciativa de explorar este mercado y animar a sus empresas a que lo conozcan.

Con una media de un 8% anual en la última década, Mozambique es uno de los países de más rápido crecimiento de África. Los enormes yacimientos de gas natural descubiertos en la Bahía de Rovuma y las reservas de carbón de la provincia de Tete explican la notable transformación económica y social que está experimentando el país. Unas políticas macroeconómicas adecuadas y la estabilidad política del atraen la inversión extranjera.

Son muchas las oportunidades para que las empresas españolas puedan participar en el desarrollo de las infraestructuras de transportes. La posición geográfica privilegiada de Mozambique ha hecho de esta “perla del Índico” la salida natural al mar para sus países vecinos, como Malawi, Zimbabwe, Zambia e incluso Botswana y la región nororiental de Sudáfrica. El mantenimiento y actualización de la red ferroviaria que nació en la época colonial es fundamental para estimular las dinámicas de integración económica regional. Mozambique cuenta con más de 3.000 Km. de líneas férreas, pero quedaron destruidas tras la guerra de independencia y la guerra civil (que acabó en 1992) y hoy en día su reconstrucción es fundamental para vertebrar económicamente al país. La compañía nacional de ferrocarriles, Caminhos de Ferro de Moçambique, CFM, calcula que se necesitan inversiones de más de veinte mil millones de dólares.

Para atraer a inversores privados y compartir los costes, Mozambique se ha dotado de un marco jurídico que desarrolla los consorcios público-privados (PPP). Hasta ahora, ha sido la industria minera la que ha estimulado el desarrollo de los sistemas ferroviario-portuarios y ha propiciado la modernización de la red de ferrocarriles en torno a corredores que conectan a los países del interior con los puertos de Mozambique. El corredor que llega al puerto de Maputo en el sur, al puerto de Beira en el centro y al puerto de Nacala en el norte son los grandes polos para el desarrollo económico regional, sin olvidar el transporte de personas y pasajeros, que también ha previsto la CFM.

En estos grandes proyectos de infraestructuras las empresas españolas pueden aportar mucho. Mozambique siente por nosotros simpatía y admiración, y conoce la tecnología y la capacidad de las empresas españolas en este ámbito. España ya dejó su huella en Mozambique cuando a finales de los años ochenta los técnicos de RENFE apoyaron a Caminhos de Ferro para formar personal y desarrollar el corredor de Beira. Hoy en día las exportaciones de material ferroviario de España a Mozambique ocupan ya un lugar destacado dentro de nuestros flujos comerciales, que aún son muy modestos.

Me alegro sinceramente de que Mafex esté apostando por Mozambique y haya tomado la iniciativa de explorar este mercado y animar a sus empresas a que lo conozcan y lo exploren. Sin duda todos tenemos mucho que ganar. La Embajada de España en Maputo está a su disposición para apoyar a las empresas del sector ferroviario español que deseen aprovechar las oportunidades que ofrece este mercado.

Leer online
Descargar PDF

Archivos

Categorias