Suecia: Alta Velocidad

La nutrida red de trenes de cercanías es gestionada individualmente por cada una de las regiones y, especialmente en las más pobladas, el tráfico de las líneas es muy alto y genera numerosos debates políticos sobre su desarrollo. Pero sin duda, el proyecto estrella del plan, y que despierta un gran interés en el país, es la primera línea de Alta Velocidad que conectará las dos mayores ciudades de Suecia, Estocolmo y Gotemburgo, a una velocidad de 320 km/h. Tras varios años de debate y diversas propuestas, el proyecto ya comienza a tomar forma con el desarrollo de los dos primeros tramos entre Estocolmo y Linköping (tramo este) y entre Gotemburgo y Borås (tramo oeste). Sin embargo, todavía no queda claro cuando el tramo Linkoping-Jönköping–Borås será aprobado para llevarse a cabo, por razones presupuestarias, a pesar de las mayores inversiones en el sector ferroviario del presente plan, debido al gran énfasis en el mantenimiento de las infraestructuras que deja de momento sin fondos a otros proyectos. A pesar de ello, el gran apoyo tanto político como social que la nueva línea tiene y que se espera que, a largo plazo, conecte también con la tercera ciudad del país, Malmö, formando una red con forma de Y que disminuirá los tiempos de viaje y el uso de vehículos y vuelos.

Además, acuerdos con diversos municipios y provincias favorecerán el desarrollo de las redes de transporte metropolitano, especialmente en los tres principales núcleos urbanos. Las inversiones también incluirán 3,5 mil millones de coronas para infraestructuras que facilitarán las actividades mineras para que la industria pueda continuar contribuyendo al empleo y el crecimiento, especialmente de las regiones centrales y del norte del país. Las inversiones gubernamentales representan un gran estímulo para los trabajos de operación y mantenimiento con el fin principal de incrementar la fiabilidad del sistema ferroviario. Las inversiones en este sector han sido incrementadas en más de 20 mil millones de coronas respecto al anterior plan. El mayor reto que se presenta en este sector es solucionar el cuello de botella de la estación central de Estocolmo.