sudafrica-apertura

Sur de África: en busca de una red ferroviaria que mejore el transporte de mercancías y de pasajeros

Con Sudáfrica a la cabeza de la inversión, el cono sur de África ha conseguido dar un fuerte empuje en sus inversiones para reactivar el transporte por ferrocarril tanto en pasajeros como en mercancías, una de las maneras más rentables y rápidas de llegar a los puertos para la exportación de materias primas. 

Los gobiernos africanos consideran que la creación y la mejora de los existentes corredores ferroviarios para el transporte de mercancías hacia los principales puertos de la región y la puesta en marcha de sistemas de transportes masivos para pasajeros son una de las prioridades en estos momentos. Por eso, gran parte de las partidas dedicadas a las inversiones en infraestructuras se están destinando al ferrocarril. Sudáfrica, Namibia, Zambia, Zimbabwe, Botsuana, Angola y Mozambique son los principales países con un activo plan de mejora ferroviaria.

SUDÁFRICA

Posee un tercio del total de líneas ferroviarias del continente africano, lo que le sitúa, no sólo como el país con la red más extensa, sino que convierte a la región del Sur de África en la más interconectada por este medio de comunicación permitiendo el desarrollo integrado de la zona.

Actualmente Sudáfrica cuenta con 22.300 km de vías férreas, siendo la mayor red ferroviaria de África. Esta red ofrece conexiones con los países vecinos lo que permite disponer de una buena exportación de sus materias primas. En la actualidad, el 40% del comercio internacional de los restantes países miembros de la Southern Africa Development Community (SADC) hace uso de las infraestructuras de transporte de Sudáfrica para así poder exportar sus materias. Esto ha ocasionado la necesidad de disponer de un buen transporte ferroviario, especialmente en el transporte de mercancías, ya que, aproximadamente el 15% del transporte de carga se realiza a través de este medio, siendo especialmente importante para los sectores minero, industrial, agricultura y de automoción.

El transporte de pasajeros, por el contrario, todavía se encuentra lejos de ser la primera opción para los ciudadanos a la hora de desplazarse.

Sudáfrica ha vivido un parón de inversiones ferroviarias que ha dejado tanto sus vías como material rodante totalmente obsoleto y descuidado. La urgencia y necesidad de disponer de una comunicación por ferrocarril eficiente llevó al gobierno a aprobar el Plan de inversiones para 2012-2030.  El año 2013 se convirtió en un año decisivo para el transporte en Sudáfrica ya que fue en ese momento en el que se decidieron las inversiones que se iban a realizar. Después de 30 años de abandono, el gobierno finalmente anunció planes para revitalizar el sistema ferroviario del país y de apoyo a los principales programas de inversión para mejorar la infraestructura y la adquisición de nuevos equipos. Transnet Freight Rail (TGF), el operador ferroviario estatal anunció que más de 300-bnR  (20.000 M€) debían ser invertidos en mejorar la infraestructura, mientras Prasa, el operador de pasajeros de propiedad estatal, necesita destinar 150 MR (10M€) en los servicios ferroviarios de pasajeros. Además, “las inversiones principalmente se centran en adquirir material rodante por más de 40.000 millones de euros, así como obras notables con respecto a la señalización e infraestructura. Para lograr el objetivo de mejorar el comercio entre Sudáfrica y los mercados internacionales se modernizará la infraestructura de transporte, ferroviaria y portuaria”, aseguran desde la Oficina Comercial de la Embajada de España en Sudáfrica.

La modernización de la flota de locomotoras y vagones es necesaria y se espera aumentar en los próximos 5 años el número de locomotoras en 3.300 y el de vagones en 85.000. Actualmente el Plan se encuentra en su fase de “Consolidación y expansión selectiva 2010-2015″ donde se está realizando “un mayor énfasis en la gestión de activos, aumentando el uso de los ya existentes, y ampliando los servicios de tránsito ferroviario de cercanías al público. La planificación del transporte, liderado por el gobierno central, pretende formular planes creíbles a largo plazo, sincronizándose con la ordenación del territorio y alineando las actividades de inversión en infraestructura del gobierno provincial y local”, comentan desde la Oficina Comercial.

Para lograr una excelente capacidad ferroviaria, las principales y prioritarias  mejoras incluyen:

 Renovación de la flota de trenes de cercanías.

 Ampliar la capacidad de las exportaciones de minerales.

 Aplicación intensiva de tecnología de la información para el transporte de los sistemas gracias al cual se aumentará uso y caudales a través de nuevos sistemas de señalización ferroviaria y de control de tráfico de la carretera.

Transporte de mercancías

Transnet es la empresa pública que controla el transporte ferroviario de carga, oleoductos y principales puertos del país. Entre sus diferentes divisiones existen dos encargadas exclusivamente al subsector ferroviario:

 Transnet Freight Rail: dedicada al transporte de mercancías y a la gestión de las terminales de carga ferroviarias.

 Transnet Rail Engineering: dedicada a la reparación y mantenimiento de la flota así como de sus mejoras.

El sector ferroviario ha perdido peso en los últimos años en beneficio del transporte por carretera debido a la falta de inversión en la modernización de sus líneas.

Además, en cuanto al transporte de mercancías, también se ha planteado la ampliación de las líneas para el transporte de mineral: carbón y hierro están también proyectadas. La compañía ha anunciado planes para abrir los 7.300 kilómetros de líneas de su filial, ofreciendo otorgar concesiones privadas, que operarán las líneas durante un período a largo plazo.

El gobierno sudafricano prevé invertir más 1.450 M€ en el desarrollo de Integrated Rapid Public Transport Networks (IRPTNs), mejorando la coordinación entre los operadores Prasa y Transnet, así como la creación de sistemas de transporte multimodales (de pasajeros: autobuses+ferrocarril y mercancías: carretera+ferrocarril).

Asimismo, se prevé que en Sudáfrica la cuota de los servicios ferroviarios en el marco del transporte de mercancías en general pase de un 79% a un 92% sobre 2019. Según los estudios que ha realizado la compañía Transnet demuestran que  el ferrocarril es alrededor de un 75% más barato que el transporte por carretera en el sur de África.

El desarrollo ferroviario integral que proyecta Transnet logrará posicionar a Sudáfrica como el centro logístico neurálgico del África subsahariana, a través de varios proyectos de expansión, como por ejemplo un importante corredor ferroviario comercial que conectará las zonas de Gauteng, Limpopo y Mpumalanga, en Sudáfrica, con la capital de Mozambique, Maputo.

El proyecto también incluye un enlace ferroviario con Suazilandia, lo que significaría el nacimiento de un sistema ferroviario regional integrado, propiciando un mayor desarrollo de diversas industrias dentro de ese corredor. La línea de 146 kilómetros entre los dos países, junto con la mejora de las redes adyacentes, será de vital importancia en términos comerciales.

A corto plazo, por ejemplo se realizará una conexión ferroviaria entre Botsuana y Sudáfrica de 105 kilometros. También hay un proyecto para la construcción de la línea de Limpopo-Durban (norte-sur), que representa el 60% del tráfico de mercancías, que conecta el principal centro económico del país (región Gauteng- Johannesburgo) con el puerto de Durban.

A largo plazo parecen viables las siguientes actuaciones:

 Línea costera de conexión ferroviaria entre la Western Cape y KwaZulu-Natal a través de Eastern Cape.

 Línea de Sishen que conecta la red ferroviaria de mineral de hierro con Gauteng, Botsuana y la mina de Waterberg a través de la línea entre West Rand y Mahikeng.

 Ferrocarril de Trans-Kalahari, enlace ferroviario que da salida al carbón de Botsuana por el puerto de Walvis Bay en Namibia.

Por otra parte, Transnet se ha propuesto mejorar la fiabilidad y la eficiencia de las redes ferroviarias sudafricanas, y por ello adjudicó en 2014 un contrato para la construcción de 1.064 locomotoras; 599 locomotoras eléctricas que construirán las empresas CSR ZhuZhou Electric Locomotive y Bombardier Transportation South Africa y 465 locomotoras diesel que estarán a cargo de General Electric South Africa Technologies y CNR Rolling Stock South Africa. El contrato de 3.600 M€ es la mayor inversión en material rodante que ha realizado Transnet. Esta necesidad latente de renovación de la flota sudafricana es evidente, según certifican fuentes del ministerio de transporte, que aseguran que el 51% de la misma se encuentra totalmente obsoleta. “Pero además deberán producirse mejoras en la señalización del trazado ferroviario, en los sistemas de gestión y ticketing y en la calidad y servicios de las estaciones actuales”, aseguran desde la Oficina Comercial de Sudáfrica.

Transporte de pasajeros

sudafrica-interior

Prasa es la empresa pública encargada de gestionar este sector. En los últimos años ha presentado varios planes para hacer frente a los  grandes proyectos ferroviarios que Sudáfrica necesita con urgencia. Prasa planea, según afirman desde la Oficina Comercial de la Embajada de España en Sudáfrica, implementar un nuevo sistema de señalización ferroviaria de tecnología avanzada en su red de cercanías para reemplazar el antiguo sistema. La compañía informa que casi el 80% de sus instalaciones de señalización existentes han quedado anticuadas y el resto no es capaz de responder a las operaciones ferroviarias modernas y seguras.

En cuanto a los proyectos en concreto, destacan la ampliación de la incipiente alta velocidad sudafricana, así como, los proyectos de sistemas de transporte masivo urbano en las grandes ciudades.

Recientemente ha iniciado el proceso de renovación del material rodante del servicio interurbano Metrorail, que opera en las provincias de Gauteng, Western Cape, KwaZulu-Natal y Eastern Cape. El éxito de este sistema de transporte ferroviario es significativo en Western Cape, donde absorbe el 30% del volumen de pasajeros. Sin embargo, dicho porcentaje es considerablemente menor en el resto del país donde apenas alcanza el 15% del total de pasajeros urbanos.

Para el transporte de pasajeros el trabajo más importante de alta velocidad se centra en la rama Johannesburg- Durban, para el que se desea tener una participación privada en forma de proyectos de PPP.

En julio de 2014, Prasa y el consorcio Gibela, liderado por Alstom, concluyeron el cierre financiero del contrato firmado en 14 de octubre 2013 para el suministro de 600 trenes de cercanías X’Ttrapolis Mega (3.600 coches) durante los próximos 10 años. El contrato incluye la construcción de una planta de fabricación local en Dunnottar, a 50 km al este de Johannesburgo. Además, el consorcio Gibela proporcionará apoyo técnico y suministro de piezas de repuesto durante un período de 18 años. El valor total de este contrato asciende a 4.000 M€. El modelo de los trenes, que viajarán a 120 km/h, es el X’Trapolis Mega, el nuevo tren X’Trapolis desarrollado por Alstom para encajar el ancho de vía de Sudáfrica de 1.067 mm. Los primeros 20 trenes serán producidos en la planta de Alstom en Brasil, mientras que los 580 restantes se fabricarán en Sudáfrica, en  la nueva planta de Dunnottar. Este proyecto, con un contenido local superior al 65%, creará más de 1.500 puestos de trabajo directos en la fábrica local y 33.000 empleos indirectos durante los próximos 10 años.

Otro contrato importante es el firmado por Vossloh España con Swifambo Rail Leasing para el suministro de 70 locomotoras para ser  utilizadas en el transporte de pasajeros en 2013. Swifambo suministrará las locomotoras a Prasa. El contrato incluye el suministro de 20 locomotoras diesel-eléctricas, algunas ya entregadas y en servicio, y de 50 locomotoras duales cuyas entregas comenzarán en 2016. Para el año 2014/2015 y 2015/2016 se han destinado 4.000 millones (286 millones de €) y 5.300 millones de rands (379 millones de €) respectivamente para continuar con el programa e invertir en nuevo material rodante.

Oportunidades de negocios para las empresas españolas

sudafrica-interior-2

Actualmente la industria ferroviaria española está interesada en las inversiones previstas en material rodante, especialmente en las locomotoras, ya que se está realizando una renovación general de toda la flota sudafricana.

Sudáfrica no sólo requiere una mejora de las vías ferroviarias sino también una inversión en el material rodante. Además esta modernización de la flota de locomotoras y de vagones parece necesaria, ya que resulta más eficiente proporcionar un tipo de material rodante para cada tipo de mercancía que se transporte.

El alto grado de especialización de las empresas españolas en los subsectores que incluyen infraestructura y equipo de transporte podría suponer una ventaja para acceder a este mercado.

Las principales condiciones que deben cumplir las empresas privadas para ser beneficiarios de contratos de suministro son principalmente cuatro:

 Creación de puestos de empleo directos e indirectos con la localización de la producción en el país, un 65% del componente debe ser local o fabricado localmente.

 Cumplimiento de las directrices del BBBEE (Broad Based Black Economic Empowerment)

 Creación de programas que fomenten la formación de jóvenes profesionales sudafricanos en el ámbito ferroviario

 Uso de una tecnología ferroviaria compatible con la actual red sudafricana.

Proyectos en transporte urbano

El plan de modernización de Prasa para el transporte urbano tiene previsto una inversión de 123 bn R (8.000 M€) y pretende hacer un fuerte énfasis en la sustitución del material rodante, integración del sistemas de ticketing, y redes integradas de telecomunicaciones. Además está prevista las extensiones de:

 Baralink Rail Corridor. Proporcionar un mejor acceso ferroviario a la Soweto y mayores áreas Baralink:

Baralink: ± 10 kilómetros, 3-4 estaciones

Enlace Norte-Sur: ± 5 kilómetros, 2 estaciones

Enlace Lenasia : ± 19 kilómetros, 8 estaciones

◗ Daveyton – Etwatwa Rail. Extender la línea y los servicios existentes hacia el este de la estación terminal en Daveyton en las áreas de Chris Hani, eTwatwa y Knoppiesfotnein. Con una extensión de 10 km, 4-5 nuevas estaciones. La fase 2 añadirá 18 kilómetros, y 6-8 estaciones

Moloto Rail Corridor. Fase 1: Construcción del corredor ferroviario entre Tshwane y Siyabuswa. Tendrá 120 kilómetros y 8-10 estaciones. El coste de la inversión será de 14bnR excluyendo los gastos de la compra de material rodante.

 Motherwell Rail Loop. Construcción de la línea ferroviaria de 7,5 km con 4 estaciones proporcionará a las comunidades Motherwell acceso ferroviario.

Su construcción comenzó en 2013 y se espera que esté operativo en 2016.

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn