Tecnología para un sistema ferroviario más sostenible

SCHNEIDER ELECTRIC ESTÁ IMPLEMENTANDO MEDIDAS PARA CONSEGUIR MEJORAS ENERGÉTICAS.

La transición energética ha impulsado la necesidad de reducir las emisiones de CO2 en todos los sectores. El nuestro no es una excepción. Más cuando, el transporte es el responsable de una cuarta parte de las emisiones y, de esa fracción, un 4,2% procede del segmento ferroviario. Conscientes de ello, los principales actores del sector ya están implementando medidas para conseguir mejoras energéticas.

Se ha trabajado en optimizar el consumo de energía del sistema de tracción de los trenes – responsable de casi el 85% del consumo del sector ferroviario – intentando recuperar la energía procedente de la frenada para verterla a la red o, mediante baterías y supercondensadores, aprovecharla para reducir el consumo durante el trayecto. También se ha hablado de sistemas de ayuda para los conductores que les enseñen a conducir de forma más ecológica o, dado que el consumo va ligado a la orografía, buscar el trazado más idóneo también en este sentido al construir vías.

Por lo que respecta a las estaciones, hay abiertas varias líneas de actuación. Se trata de instalaciones con un gran potencial para integrar las energías renovables, ya que cuentan con el espacio suficiente en sus cubiertas para instalar grandes potencias de energía fotovoltaica, o sistemas de baterías de almacenamiento energético. Además, la tecnología actualmente disponible les permitiría múltiples actuaciones enfocadas a la eficiencia, como la implementación de sistemas de control de edificios para optimizar los consumos – clima, calefacción, iluminación… -, monitorizar la energía e incluso asignar costes a las áreas de compras incluidas en estas instalaciones.

Por otra parte, los sistemas de control de microgrids podrían ayudarles a usar de forma más inteligente de la energía y a reducir la factura eléctrica, teniendo en cuenta las condiciones meteorológicas, de precio de la energía, de perfiles de consumo, etc. Además, no olvidemos que el vehículo eléctrico tendrá una gran presencia en las grandes estaciones– se prevé que en 2025-2030 el 100% de las flotas de vehículos de alquiler sean eléctricas – y que por lo tanto será necesario contar con infraestructuras de recarga y un sistema que lo gestione.

Schneider Electric en esta área tiene soluciones de todo tipo, de baja tensión, de control de microgrids, BMS… En este sentido, la compañía está trabajando con ADIF para desarrollar sistemas para la gestión de sus estaciones de pasajeros, que les ayude a mejorar tanto a nivel de operación como de eficiencia energética.

Visita el blog en español de Schneider Electric para descubrir más: blogespanol.se.com