viernes, 17 agosto, 2018

Los grandes proyectos de infraestructura de transporte de la administración en Filipinas también incluyen el transporte en las ciudades. los planes pretenden poner solución a los problemas de congestión crónica más acuciantes en zonas como el área metropolitana de Manila.

Los principales centros urbanos de Filipinas tienen que dar respuesta a la creciente demanda de más medios de transporte público, ante la masificación del tráfico rodado. De ahí que el Ejecutivo se haya propuesto aliviar los problemas de congestión. La mayor par- te de los fondos aprobados irán a desarrollos en Luzón y en el metro de Manila, así como en los núcleos urbanos de Cebú y Mindanao. El objetivo es proporcionar a los via- jeros un sistema de transporte más eficiente y moderno.

Uno de los focos clave está en Metro Manila, ya que el área metropolitana de la capital de Filipinas tiene aproximadamente 10 millones de personas. El sistema actual se compone de tres líneas y es en su mayoría elevado. Las líneas LRT-1 y LRT-2 están a cargo de Light Rail Transit Authority (LRTA), una corporación controlada por el gobierno bajo la autoridad del Departamento de Transporte (DOTr). La primera de ellas (LRT-1), de 19,65 kilómetros va de norte a sur, tiene 20 estaciones y da servicio a 500.000 pasajeros al día. La LRT-2, de 13,8 kilómetros, cubre un trayecto de este a oeste con 31 paradas.

A pesar de ser calificadas como metro ligero tiene características que las asemejan más a una red de metro por su tecnología, alto volumen de pasajeros y paso exclusivo. Ade- más de estos dos ramales, desde 1999, está en operación la MRT3 (Mass Rapid Transit 3). Esta red, también llamada la nueva “Línea Amarilla”, tiene un tráfico diario de 650.000 pasajeros.

A ellas se une la conexión de cercanías de los Ferrocarriles Nacionales de Filipinas. Hay dos estaciones que sirven como intercambiadores, la de Araneta-Cubao y la de Avenida Taft. En estos momentos se ejecuta un plan de rehabilitación de la L1 y la L2, así como la extensión de la red con la incorporación de nuevos kilómetros.

LRT-1: EXTENSIÓN A CAVITE

La extensión de Cavite abarcará 11,7 kilómetros. Los trabajos comenzarán a partir de 2018 y finalizarán en 2022. El proyecto será financiado por la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA). Las obras estarán a cargo del consorcio Ayala Corporation y Metro Pacific Investments Corporation (MPIC) y cuenta con un presupuesto de 64,9 billones de pesos filipinos (1.094 millones de euros). Irá desde la estación de Baclaran a Bacoor. Habrá ocho nuevas estaciones con instalaciones intermodales en Pasay City, Paranaque City, Las Pinas City y Cavite.

En cuanto a los nuevos trenes, el pasado 1 de diciembre de 2017, el Departamento de Transporte de Filipinas (DOTr) firmó un contrato para el suministro de nuevo material rodante para esta ampliación con Mitsubishi Corporation y CAF.

LRT-4: ORTIGAS-TAYTAY

La Línea 4 (LRT-4) se construirá en Metro Manila y Rizal. También se conoce como “Ortigas-Taytay”. Con este ramal se unirá el suburbano Taytay, en Rizal, con el distri- to comercial Ortigas Center, en el este de Manila. El trazado tendrá una longitud de 11 kiló- metros y seis estaciones. El proyecto costará aproximadamente 50.200 millones de pesos filipinos (846 millones de euros). En junio de 2015 fue aprobado por el Comité de Coordinación de Inversiones (ICC) de la Autoridad Nacional de Economía y Desarrollo como un proyecto de asociación público-privada y el actual Gobierno lo ha mantenido en agenda. Cuando se complete, se espera que reduzca significativamente el volumen del tráfico vehicular a lo largo de la avenida Ortigas y mejore la conectividad en las partes orientales de la metrópolis, incluidos los municipios cercanos en el sur de Rizal.

LRT-6: DASMARIÑAS

El proyecto de la Línea 6, que cuenta con un presupuesto de 65 billones de pesos fi- lipinos (1.096 millones de euros), cubrirá una ruta de 19 kilómetros desde Niyog, Bacoor (el término de la extensión Cavite LRT-1) hasta la ciudad de Dasmariñas. La alineación propuesta tendrá siete estaciones: Niyog, Tirona, Imus, DaangHari, Salitran, Congressional Avenue y Governor’s Drive.

METRO MANILA

Filipinas tendrá su primer sistema de metro para el segundo trimestre del año 2024. El Departamento de Transporte indicaba recientemente que se ha ampliado el trazado para poder incluir una estación en el aeropuerto internacional Ninoy Aquino. La red se extenderá de norte a sur desde la avenida Mindanao en Quezon City, hasta el aeropuerto en Pasay City. La fase inicial requiere una inversión de 355.600 millones de pesos filipinos (5.998 millones de euros) y contará con un préstamo de asistencia para el desarrollo de la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA). Se espera que la construcción comience a mediados de 2018, y finalice en 2025. Serán 25 kilómetros subterráneos que conectarán los principales distritos de negocios y se espera que de servicio a 370.000 pasajeros al día en su primer año de funcionamiento.

Tags:

Related Article

No Related Article

Archivos

Categorias