Transporte urbano: los proyectos de metro y tren ligero, en alza

Colombia apuesta por el ferrocarril para la movilidad urbana. Un medio sostenible que articula el desarrollo de grandes núcleos como el de Bogotá o Medellín.El ferrocarril se abre paso en los grandes núcleos urbanos en Colombia. Las ventajas de este medio, por su accesibilidad, alta capacidad de transporte y sus bajas emisiones, hacen que sea el medio indicado para los retos de movilidad en las principales ciudades del país.
En este contexto de apuesta por alternativas sostenibles y eficientes con la que reducir el tráfico rodando y la congestión, el Gobierno ha diseñado una política nacional (Política Nacional de Transporte Urbano) a través de la cual se han estructurado iniciativas clave como son el Sistema Integrado de Transporte Masivo (SITM) y los Sistemas Estratégicos de Transporte Público (SETP).
En el ámbito ferroviario, una de las líneas de actuación se centra en Bogotá, donde la red se compone de una interacción entre los diferentes sistemas.
Esta malla es la más grande del país y en 2017 registró cerca de 12,2 millones de viajes diarios. El 42% de estos desplazamientos se realizaron en el Sistema Integrado de Trasporte Público de la ciudad, el 26% en TransMilenio (bus y teleférico), mientras que el 22% fue en automóviles privados.
Ante la necesidad de aportar más medios con los que dar respuesta al crecimiento de población y mejorar los servicios, en julio de 2016, el Concejo de Bogotá dio luz verde a la Alcaldía para ampliar a 5.000 millones de dólares (4.422 millones de euros) la financiación de la infraestructura de movilidad.
De estos fondos, 2.100 millones de pesos colombianos (594,1 millones de euros) se destinan a la construcción y mejora de la estructura del sistema, además, de la obra vial de la Carrera 7.

PRIMERA LÍNEA DE METRO DE BOGOTÁ

La capital contará con un sistema de metro. Se trata de una obra de infraestructura que cambiará la movilidad en los próximos años. La primera línea tendrá 23,96 kilómetros de recorrido y 16 estaciones- diez de ellas tendrán conexión directa e integrada con el sistema de TransMilenio. El trazado comenzará en el patio taller de Bosa hasta llegar a la Calle 72 con Caracas. El recorrido irá de suroriente a nororiente y pasará por la Avenida Villavicencio, Primero de Mayo-donde se conectará con la NQS y con la Calle Octava- y después con la Avenida Primera hasta llegar a su destino final.
Esta línea tendrá un coste estimado de 4.347 millones de dólares (3.851 millones de euros). Cabe destacar que cuenta con el apoyo del Banco Europeo de Inversiones (BEI) que realizará una financiación de 480 millones de dólares (425 millones de euros

 

TREN LIGERO ELEVADO EN RIONEGRO

Rionegro, en Antioquía, puede convertirse en la primera ciudad del país que cuente con un sistema elevado automático o APM (Automatic People Mover). El proyecto tendrá, según se recoge en el diseño, 17,8 kilómetros sobre viaductos, con una vía sencilla de 13,06 kilómetros y una vía doble de 4,50 kilómetros. En el recorrido habrá 14 estaciones hasta llegar al aeropuerto José María Córdova. Se estima que transportará a alrededor de 500.000 pasajeros por día. En cuanto al material rodante, se ha previsto adquirir una flota de 28 coches que serán operados sin conductor, a una velocidad promedio de 38 kilómetros por hora. En la actualidad, ya está lista la estructuración técnica, legal y financiera para ponerlo e marcha.

REGITRAM DE OCCIDENTE

Es un proyecto que busca implementar un tren ligero que conecte los municipios aledaños a Bogotá. Tendrá una longitud de 41 kilómetros, 18 estaciones y transportará a más de 126.000 pasajeros por día. Tardará 48 minutos de media desde el municipio de Facatativá hasta el centro de la capital, reduciendo en un 60% el tiempo de viaje entre Bogotá y la Sabana de Occidente. La inversión estimada será de 1.700 millones de dólares (1.506 millones de euros) En noviembre de 2018 se adjudicó la licitación para los estudios técnicos y operativos. Según han explicado recientemente el gobernador de Cundinamarca, Jorge Emilio Rey Ángel, desde el pasado mes de abril hasta octubre de 2019 se trabaja parra contar con los pliegos definitivos para realizar el proceso licitatorio y en este mismo periodo se efectuará la adjudicación de contratos de construcción y operación. Según el calendario de actuaciones previsto, la etapa de construcción comenzará en 2021 con el fin de que las operaciones comerciales comiencen dos años después, en 2023.El Regiotram tiene como objetivo mejorar la movilidad en el corredor occidental del centro del país.

TRANSMICABLE

El avance del transporte sostenible continúa en Colombia con la puesta en marcha de nuevos sistemas. Entre ellos, TransMiCable, un teleférico que cuenta con 163 cabinas, que comenzó a operar en ciudad Bolívar (la localidad número 19 del Distrito Capital de Bogotá) el 29 de diciembre de 2018. Ya ha registrado, en su primer trimestre, una demanda promedio de 21.000 pasajeros en días hábiles.
En su recorrido hay cuatro estaciones: Estación Tunal, Juan Pablo II, Manitas y Mirador del Paraíso. Esta red beneficia directamente a cerca de 80.000 habitantes en el área de influencia del Sistema y ha conseguido reducir notablemente los tiempos de traslado entre los barrios Mirador y Paraíso, en la parte alta de Ciudad Bolívar, y el Portal Tunal a una hora.

MIO CABLE DE CALI

MIO Cable de Cali es un sistema de transporte de cable aéreo suspendido que conecta la Terminal de Cañaveralejo con el área de Siloé, ubicada en el suroccidente de la ciudad, en la zona de ladera de la Cordillera Occidental a su paso por Cali. Este sistema mueve entre 6000 y 7000 personas de lunes a viernes. Desde el inicio de operación hace cuatro años, el Mío Cable se ha convertido en un atractivo turístico, especialmente en la parte alta de su recorrido.

METRO DE MEDELLIN

La segunda ciudad más grande de Colombia, con dos millones de habitantes, se ubica en el valle de Aburrá. Desde su inauguración en noviembre de 1995, se ha convertido en un medio de transporte clave vertebrador de la movilidad urbana. El metro forma parte del Sistema Integrado de Transporte Masivo del Valle de Aburra (SITVA).
Existen dos líneas: la línea A que conecta la ciudad desde Niquía, en el norte hasta La Estrella, en el sur en un trayecto de 26 kilómetros con 21 estaciones. La segunda, la Línea B, comienza en San Javier, en el este y termina en San Antonio, la estación ubicada en el centro de Medellín. El sistema Metro incluye también la conexión con 5 líneas de Metrocable, 1 línea de tranvía (tranvía de Ayacucho), 2 líneas de metroplus y varios buses integrados.

Plan Maestro 2006-2030
En la actualidad está en marcha el “Plan Maestro del Metro 2006-2030”, en el que se englola el “Plan Rector de Expansión”. En él se contemplan 16 líneas nuevas que se sumarán a las ya existentes. Dos serán de trenes, cinco de cables, otras dos más de autobuses y una de un tranvía.
Ya está en construcción el ramal Cable Picacho, con un avance del 45%, y los Anillos del Sur de Metroplús. Otro de los trabajos incluidos es la modernización de la señalización ferroviaria, con la que se pretende que las frecuencias en los trenes mejoren pasando de 3 a 2:30 minutos para el año 2021.
También avanza el corredor del Sistema Férreo Multipropósito (ferrocarril de Antioquia), que está en etapa de estudio y diseño para ver su viabilidad. Una fase que tiene un presupuesto de 7.300 millones de pesos.
En el plan de desarrollo Antioquia “piensa en grande 2016-2019”, se incluye la reactivación de este proyecto. Para ello se ha creado la “Promotora Ferrocarril de Antioquia S.A.S.”. El objetivo es la rehabilitación del tramo ferroviario de 306 kilómetros.
El trazado planteado en los estudios es de 305 kilómetros. El recorrido se divide en tres tramos: La Pintada-Caldas (99,7 kilómetros); Caldas-Botero (80,9 kilómetros) y Botero-Puerto Berrío (124,4 kilómetros).
Se adquirirán 27 unidades de trenes eléctricos de tres coches cada uno, que atenderán la demanda durante los primeros cinco a ocho años de servicio. La capacidad es de 300 pasajeros por coche.
Con la construcción del Ferrocarril de Antioquia, además, se beneficiarán cuatro subregiones del departamento (Suroeste, Valle de Aburrá, Nordeste, Magdalena Medio), que tienen una población de más de 4,2 millones de habitantes.
Si el cronograma sale según lo planeado, se espera que comience la construcción del tramo 2 del Ferrocarril de Antioquia, entre Caldas y Botero, a partir del año 2020 y su funcionamiento desde 2023.