jueves, 17 enero, 2019
Tren eléctrico de Cochabamba: Hacia una movilidad sostenible

EL TREN METROPOLITANO UNIRÁ LOS MUNICIPIOS DE SIPE SIPE, VINTO, QUILLACOLLO, COLCAPRIHUA, SACABA Y COCHABAMBA A TRAVÉS DE TRES LÍNEAS QUE TENDRÁN UNA LONGITUD DE 42 KILÓMETROS Y CONTARÁN CON 43 ESTACIONES.

olivia, junto a las conexiones nacionales, trabaja también en el transporte urbano ferroviario. En La Paz y Sucre, predominan la redes de autobuses como sistemas de transporte público mayoritario; si bien en otras zonas, ya se han dado pasos para integrar al ferrocarril como un medio de desplazamiento con grandes ventajas por su alta capacidad, respeto al medio ambiente e integración en el entorno.

Un claro ejemplo es el tren eléctrico metropolitano de Cochabamba, la tercera mayor ciudad del país, que se ubica entre los valles de la Cordillera Central y articula las comunicaciones terrestres entre el oeste y el este de Bolivia.

Es uno de los proyectos más emblemáticos en movilidad urbana y el primero de estas características del país. Su implantación está a cargo de la “Asociación Accidental Tunari”, formada por la constructora española JOCA, perteneciente al Grupo ICADI, y la suiza Molinari Rail AG. Este contrato, incluye el diseño, la construcción y la asistencia a las operaciones durante los primeros tres años de funcionamiento.

En agosto de 2017, el presidente de Bolivia, Evo Morales, inauguraba el comienzo de las obras. Un acto donde se destacó la apuesta por este moderno ferrocarril, que tendrá una inversión de 448 millones de dólares (383 millones de euros) y que será financiado por el Tesoro General de la Nación. La construcción se hará con la modalidad de vía en placa, que reduce el ruido en el transporte, y funcionará con electricidad, para cumplir con los objetivos estratégicos del Gobierno  de desarrollar “transportes colectivos, ecológicos y sostenibles”.

Este nuevo sistema unirá los municipios de Sipe Sipe, Vinto, Quillacollo, Colcaprihua, Sacaba y Cochabamba a través de tres líneas que tendrán una longitud de 42 kilómetros y contarán con 43 estaciones. Para la operación comercial se incorporarán 12 trenes. Cada uno de ellos estará provisto de tres módulos con capacidad para transportar aproximadamente 200 pasajeros, en un ruta donde transitarán a diario unas 70.000 personas. Además, el Gobierno planea ampliar el servicio del tren a otras regiones en una futura segunda fase.

Material rodante

El consorcio Tunari ha adjudicado a Stadler Rail AG la fabricación de los 12 trenes. El contrato suscrito en febrero incluye además el mantenimiento técnico durante tres años.

Las unidades serán entregadas a partir de agosto de 2019, pudiendo alcanzar una velocidad máxima de 80 kilómetros por hora.

Tranvía de Santa Cruz

Otro de los proyectos de la región es el tranvía de Santa Cruz, el mayor de los nueve departamentos de Bolivia, que cuenta con una población de 2,7 millones de personas. Aunque la adjudicación quedó desierta y la iniciativa está parada por su elevado coste, la propuesta podría retomarse en un futuro.

 

Archivos

Categorias