Victoria aumenta la capacidad de su transporte público con nuevos proyectos

Victoria tiene en marcha una amplia cartera de proyectos ferroviarios. El objetivo es incrementar la capacidad del transporte público y mejorar las conexiones regionales.

Programa ferroviario regional (Regional Rail Revival program)

El programa “Regional Rail Revival”, dotado con un presupuesto de 1.750 millones de dólares australianos (1.076 M€), modernizará todas las líneas regionales de trenes de pasajeros en Victoria. Se trata de una iniciativa conjunta de los gobiernos federal y estatal.
Los trabajos incluyen mejora de estaciones y de sistemas de señalización en varias líneas Rail Projects Victoria (RPV) es responsable de la planificación e implementación del programa que incluye la rehabilitación de las líneas Ballarat, que cuentan con una partida de 557 millones de dólares australianos (342 M€); Bendigo y Echuca, con 91 millones australianos (98,3 M€) y Geelong, con otros 160 millones australianos (98,3 M€).
Hay fondos también para mejoras en la red de Gippsland, 530 millones (325 M€); el corredor del noreste, al que se desinarán 275 millones australianos (169 M€); Shepparton y Warrnambool. A los trabajos de estas dos últimas se le asignan 356 y 114 millones australianos respectivamente (218 y 70,1 M€). Además, el presupuesto victoriano 2019/2020 reserva 100 millones de dólares australianos (61,4 M€) para los trabajos de planificación y diseño de la separación total de los servicios regionales y metropolitanos en las líneas Geelong y Ballarat. De esta forma, habrá menos paradas, viajes más rápidos y trenes menos concurridos. Es el primer paso para entregar el ferrocarril rápido a las regiones.
A su vez, está en marcha el “Plan Western Rail” pensado para la zona oeste del Estado. Una de las obras incluidas es la electrificación de las líneas de esta zona, con el fin de aumentar los servicios y avanzar en el proyecto de un ferrocarril rápido a Geelong y Ballarat.

Modernización del corredor ferroviario de Melbourne

El Gobierno de Victoria quiere impulsar las conexiones ferroviarias entre Melbourne y sus zonas periféricas. La modernización de estos trazados permitirá mejorar los sistemas de suministro eléctrico y de señalización, así como duplicar varias líneas en Cranbourne, un área urbana a 43 kilómetros al sureste del distrito central de negocios de la ciudad. Este año se llevarán a cabo diversas obras en la red que va de Melbourne a Cranbourne y Pakenham. En este programa se incluye también la eliminación de 17 cruces a nivel entre Caulfield y Dandenong para evitar las congestiones de tráfico y desarrollar un nuevo corredor ferroviario entre Sunbury y Cranbourne y Pakenham, así como la puesta en marcha de nuevas vías y plataformas más grandes.
Una vez completados todos los trabajos, la red permitirá que los trenes de gran capacidad vayan desde Cranbourne y Pakenham hasta Sunbury, pasando por el distrito central de negocios a través del Metrotunnel. Estas obras, junto con el proyecto conocido como Metrotunnel permitirán transformar las líneas ferroviarias más concurridas de Melbourne. Además, mejorarán la seguridad y la eficacia de unos servicios de transporte que, a partir de ahora, verán incrementada su capacidad en unos 235.000 pasajeros a la semana en ese recorrido y en horas punta.
Parte del millonario presupuesto se destinará también a la realización de un trabajo de diseño detallado para poner en funcionamiento nuevos trenes de metro de gran capacidad en Sunbury.

Tren rápido (Fast rail) Melbourne-Geelong

El presupuesto de 2019-2020 del Gobierno Federal destina 2.000 millones de dólares australianos (1.229 M€) para una línea de ferrocarril rápida entre Melbourne y Geelong. Una vez en funcionamiento, reducirá el viaje de 60 a sólo 32 kilómetros. También sería el primero de su tipo en Australia, viajando a las velocidades más rápidas que cualquier línea de tren en la nación a un promedio de 160 km/h.
El objetivo es mejorar el tráfico entre ambas ciudades, que llega a acumular más de 54.000 vehículos diarios entre sus principales puntos de acceso: el West Gate Bridge y la Princess Freeway.
La inversión se empleará íntegramente a la construcción y mejora de vías y al sistema de señalización. El Departamento de Infraestructuras del Gobierno de Australia ha estimado que el coste total del proyecto alcanzará los 4.000 millones de dólares australianos (2.459 M€), de los que los 2.000 millones serán financiados por el Gobierno de Victoria. Esta operación incluye también 40 millones de dólares para la elaboración de cinco estudios de viabilidad para analizar el desarrollo de una red de tren rápido en las principales ciudades del país.
Entre ellos, se consideran los trazados Brisbane-Gold Coast, Melbourne-Albury-Wodonga, Melbourne-Traralgon, Sydney-ollongong y Sydney-Parkes. Este proyecto ha impulsado la creación de la National Fast Rail Agency, que trabajará con gobiernos, comunidades y agentes del sector privado para la determinación de prioridades y soluciones de financiación.

Metrotunnel (Melbourne)

Las autoridades de Victoria pretenden aumentar la capacidad del transporte público en la ciudad de Melbourne. Valorado en 11.000 millones de dólares australianos (6.765 M€), este proyecto incluye la construcción de dos túneles gemelos de nueve kilómetros entre el noroeste y el sudeste de la ciudad. Desde la estación de tren de South Kensington y South Yarra, atravesando el distrito financiero. Se construirán cinco nuevas estaciones subterráneas: Arden, Parkville, CBD North, CBD South y Domain. La construcción de ambos túneles finalizará en 2026, según el calendario previsto.

Conexión ferroviaria al aeropuerto de Melbourne (Airport Rail Link)

La construcción del Airport Rail Link, unirá el aeropuerto de Melbourne con la red metropolitana y regional de ferrocarril a través de la zona de Sunshine, a 12 kilómetros de la ciudad, y supondrá un desembolso de 5.000 millones de dólares australianos (3.074 M€)
El estudio de viabilidad se completará en 2020. En él se incluirá un análisis económico del proyecto, así como aspectos técnicos como las posibles estaciones del recorrido.  Las obras comenzarán en el año 2022 y tardarán nueve años en completarse.

Monash Rail

En la ciudad de Monash, a 20 kilómetros al suroeste de Melbourne, se ha puesto en marcha un estudio para construir una línea ferroviaria que contacte ambos centros urbanos. El proyecto, que cuenta con una partida del Gobierno federal de 475 millones de dólares australianos (292 M€), incluye una primera fase de estudio y viabilidad, así como la planificación y los trabajos necesarios para su desarrollo. En una segunda etapa se plantea la posibilidad de extender esta red a Rowville.

El ejecutivo estatal de Victoria, a través de Metro Trains Melbourne, ha adquirido 65 trenes de metro de alta capacidad. Inicialmente, circularán en las líneas Cranbourne y Pakenham, y más adelante llegarán a Sunbury una vez que se abra el Metro Tunnel. La nueva señalización de alta capacidad permitirá que más trenes viajen con mayor frecuencia a intervalos de solo dos o tres minutos. Se trata de una flota de trenes eléctricos de unidades múltiples (EMU) que entrarán en servicio a mediados de 2020. Este material rodante se empleará, de forma eventual, en Metro Rail Tunnel cuando comience la operación comercial en 2025. Material rodante de alta capacidad (Victoria)