Algunas de las principales amenazas; malware, software, denegación de servicio y robo de datos sensibles

La enorme dependencia de tecnologías digitales hace que el sector sea vulnerable a diversas amenazas como malware, ataques de denegación de servicio (DDoS) y vulnerabilidades de software.

Además de las consecuencias sobre la seguridad o la operatividad no podemos pasar por alto otras amenazas que, aunque en principio parezcan menores, también son importantes: el sector ferroviario maneja una gran cantidad de datos sensibles, referidos tanto al funcionamiento interno como a los pasajeros. La protección de estos datos contra accesos no autorizados y robo es una prioridad crítica para garantizar la privacidad y la seguridad.