CablesCom suma su modelo de producción a la economía circular con el reciclado de bobinas de plástico

CablesCom, con sede en Zaragoza, es una de las principales compañías dedicadas al diseño, fabricación y comercialización de cables de telecomunicaciones y señalización, tanto de fibra óptica como de cobre. La empresa, con el propósito de incorporar la economía circular a su modelo de producción, ha querido explorar la viabilidad de procesos de reciclaje y valorización de las bobinas de plástico donde se enrolla el cable de fibra. En la actualidad, las bobinas son entregadas a un gestor de residuos.

Para lograr ese objetivo, el Instituto Tecnológico de Aragón ITAINNOVA ha comprobado, a nivel de laboratorio, la posibilidad de la utilización del plástico procedente de las bobinas para la producción de filamento de impresión 3D. “El compromiso con la sostenibilidad es una de las piezas claves de nuestro crecimiento y, por eso, nos parece prioritario establecer sinergias con ITAINNOVA para avanzar en este camino de futuro y generar nuevas oportunidades de desarrollo”, apunta Verónica Iliescu, CEO de CablesCom.

Como resultado del proyecto, se ha logrado fabricar a nivel de laboratorio filamento para impresión 3D con un diámetro aproximadamente homogéneo mediante el reciclado de bobinas ABS de tres proveedores diferentes. Estas bobinas, consideradas como un residuo, con el coste asociado para su gestión, pueden ser recicladas y convertidas en otro producto de valor añadido.