Home Destino EE.UU. y Canadá. Canadá busca un ferrocarril más competitivo y moderno

EE.UU. y Canadá. Canadá busca un ferrocarril más competitivo y moderno

por Patricia
ruta ferroviaria de Canada

La red ferroviaria tiene 48.000 kilómetros. La gran mayoría de las conexiones de larga distancia se emplean para el transporte de mercancías pesadas, aunque las inversiones en líneas de pasajeros van en aumento.

Canadá, la décima potencial mundial, es un país de extensa superficie que se divide en 10 provincias, además de tres territorios autónomos. La red ferroviaria tiene 48.000 kilómetros. La gran mayoría de conexiones de larga distancia tiene ancho de vía estándar (1.435 mm). Existen pequeños ramales aislados que se emplean por la industria forestal y minera, con anchos de vía estrecha (entre 610 mm y 1.067 mm). El sistema ferroviario también incluye 19 terminales intermodales y 27 cruces fronterizos con Estados Unidos.

 

Planes de mejora

Las redes de larga distancia se emplean especialmente para el transporte de mercancías pesadas, a granel y tráfico en contenedores. Muchos de ellos están al límite de su capacidad, especialmente en la zona Oeste. Por este motivo, en los últimos años las inversiones en infraestructura se han intensificado a un gran ritmo. Además, también ha crecido la colaboración público privada en un esfuerzo conjunto por reforzar el protagonismo del ferrocarril en los flujos comerciales.

Por orden de importancia, Ontario, Quebec, Alberta y la Columbia Británica son las provincias que tienen más longitud de vía.

Conexiones de Norte a Sur

Asimismo, los canales de distribución de mayor peso son los que van de norte a sur hacia EE.UU. Sin embargo, los territorios del norte tienen una extensión muy reducida. Respecto a las líneas de pasajeros, el servicio de estos corredores está a cargo de la empresa pública VIA Rail. Presta servicio a unas 450 comunidades y cuenta con 14.000 kilómetros de red. Los planes de mejora de estas líneas buscan una mayor competitividad frente a otros medios de transporte como el avión. Por este motivo, el debate sobre la alta velocidad se ha puesto sobre la mesa en los últimos años y puede abre nuevas oportunidades a empresas del sector especializadas. En Canadá hay más de 40 compañías, con regulación federal, aunque son dos grandes las que concentran el mercado de mercancías por ferrocarril. Canadian National Railway (CN), que posee el 49,1% (22.205 kilómetros) y Canadian Pacific (CP), con el 25,7% (11.600 kilómetros). El otro 25,2% (11.295 kilómetros) está en manos de transportistas de origen estadounidense como RAILAMERICA, BNSF y CSX Transportation Inc. También opera Quebec North Shore y Labrador Railway (QNS & L), una subsidiaria de propiedad de Iron Ore Co. de Canadá. Ofrece servicios entre Labrador City, Emeril Junction y Sept-Îles. En total, todas ellas cuentan con casi 3.000 locomotoras y más de 51.000 vagones. Los últimos datos oficiales indican que el transporte ferroviario de mercancías alcanzó los 300 millones de toneladas. Un tránsito nacional que se concentra en cinco corredores de especial importancia. El “West Coast”, que es un área clave para el transporte intermodal y el “Western Corridor”, el más ocupado y con centro neurálgico en Vancouver. A ellos se unen el “Continental” y el “Atlantic” Corridor, y el “Central”, con las rutas más demandadas entre Ontario y Quebec.

Financiación federal en alza

El Gobierno federal ha realizado un gran esfuerzo en materia de transporte en los últimos años. El objetivo, dar respuesta al déficit de infraestructuras que arrastra el país, tanto en mercancías como en servicios de pasajeros. En 2014 se puso en marcha el “Bulding Canada Plan”, un programa para el fortalecimiento de la economía y la mejora de la competitividad donde el ferrocarril comenzó a tener mayor presencia. Hasta esa fecha, el subsector de carreteras y autopistas había sido el principal motor de crecimiento.

En la actualidad se encuentra en marcha “Investing Canada” con distintas partidas y etapas para el “resurgir” de un transporte más moderno, seguro, eficiente, respetuoso con el medio ambiente y que de respuesta a las necesidades de la sociedad canadiense. Se busca que sea parte esencial de la economía del país. Para ello, en 2016, el Gobierno federal aprobó una inversión histórica en infraestructuras de 186.000 millones de dólares canadienses (131.200 M€). Esta partida está destinada a financiar diversas iniciativas federales y provinciales en los próximos 10 años en las que el ferrocarril tiene un papel destacado. La primera fase del programa tiene asignada 120.000 millones de dólares canadienses (84.200 M€). La inversión irá enfocada a la consecución, entre otros aspectos, del programa federal “Transportation 2030”. Los objetivos prioritarios son el desarrollo de infraestructuras relacionadas con el medio ambiente y mejora del transporte público.

Principales iniciativas

Los proyectos de mayor importancia se darán en el sector de la minería y extracción de crudo. Las provincias de Quebec, Ontario, Alberta y la Columbia Británica, por su mayor nivel de población y riqueza, acaparan las principales partidas.

La Declaración Económica “Fall Economic Statement” propone una inversión adicional de 81.000 millones de dólares canadienses (57.153 M€) en los próximos 11 años. La financiación incluye 21.900 millones de dólares canadienses (15.400 M€) para infraestructura verde como líneas de transmisión interprovincial. Además, se asignarán 10. millones de dólares 100 (7.156 M€) a un fondo de comercio y transporte para corredores más eficientes a los mercados internacionales.

Seguridad e impulso al comercio

El Gobierno federal también se ha comprometido con la mejora de la seguridad ferroviaria. El departamento de Transporte (Transports Canada) asignó del presupuesto 2016 una inversión de 143 millones de dólares canadienses (100 M€) para hacer que las operaciones ferroviarias en Canadá y el transporte de mercancías peligrosas sean lo más eficientes y seguras posibles.

Aumento de capacidad

Entre las actuaciones se incluyen aumentar la capacidad de inspección de vías, proporcionar mejores herramientas de gestión y potenciar la investigación. Para reducir la siniestralidad y los accidentes, especialmente en los cruces, está en marcha el “Rail Safety Improvement Program”.

También se ha realizado un detallado análisis para identificar los proyectos de transporte con mayores beneficios comerciales.

Artículos relacionados

-
00:00
00:00
Update Required Flash plugin
-
00:00
00:00