Industria ferroviaria española: estratégica para el futuro sostenible

Las tecnologías basadas en Inteligencia Artificial (IA) empiezan a abrirse camino en el sector ferroviario. Se produce en un momento en el que la Unión Europea trabaja tanto en la transformación tecnológica, con metas concretas para 2030, como en la consecución de una movilidad más limpia, ecológica e inteligente, en línea con los objetivos del Pacto Verde Europeo.

Un campo donde tienen un gran potencial para su desarrollo y donde desempeñarán un papel cada vez más destacado.

Por ello, su integración en el ámbito ferroviario no solo representa una oportunidad para aumentar la eficiencia operativa, sino que también promueve avances significativos en términos de seguridad y eficiencia. A su vez, acelerar el desarrollo y la implementación de estas innovadoras tecnologías requiere, responder a numerosos retos y analizar cómo evolucionan los proyectos de innovación en curso que se apoya en esta tecnología.

En este contexto, comenzamos el año con la incorporación de cuatro nuevos socios, con lo que son ya 112 empresas y entidades que, bajo el paraguas de nuestra Asociación, representan a todos los sectores y subsectores de la cadena de valor del sector.

Realizamos además un repaso a las últimas actividades llevadas a cabo en los últimes meses y presentamos nuestra agenda para el 2024. En cuanto a actividades, destacar la celebración, este año, de la feria InnoTrans del 24 al 27 de septiembre y donde Mafex con apoyo de Icex, coordinará de nuevo, la participación española, siendo la más numerosa hasta la fecha y que contará con más de 65 empresas. Además, celebraremos una nueva edición de Rail Live! en el Palacio de Congresos de Zaragoza entre los días 26 y 27 de noviembre. Esperamos reunir a más de 1.500 profesionales en un marcado evento internacional y enfocado en el networking y en un intenso programa congresual.

Continuaremos por tanto nuestro camino, para defender a una industria que es referente mundial. Que cuenta con una alta presencia internacional en más de 95 países y que en España genera 30.000 empleos directos con un volumen de negocio ferroviario superior a los 6.500 millones de euros (más del 8% del PIB industrial). Sin duda un sector que es clave y tractor, tanto para nuestra economía como para nuestra imagen país.

El sector en su conjunto debe responder ahora a los nuevos retos que tiene ante sí. Tanto presentes como futuros, con la capacidad de innovación y compromiso que le caracteriza. Y trabajando, como siempre, de manera conjunta para que el ferrocarril sea el eje vertebrador de la movilidad sostenible.