Industria ferroviaria española: Un modelo de éxito mundial

EL DESARROLLO DE MODERNAS INFRAESTRUCTURAS DE TRANSPORTE EN TODO EL MUNDO TIENE SELLO ESPAÑOL. EN LOS ÚLTIMOS AÑOS, LA INDUSTRIA FERROVIARIA DE ESTE PAÍS HA EXPORTADO SU TECNOLOGÍA Y CONOCIMIENTO A MÁS DE 90 PAÍSES DE LOS CINCO CONTINENTES. SU MODELO DE ÉXITO: UNA SÓLIDA CADENA DE VALOR MUY COMPETITIVA, APUESTA POR LA I+D MÁS VANGUARDISTA, KNOW HOW ÚNICO Y EXCELENCIA EN EL SERVICIO.

a industria ferroviaria española se ha consolidado como uno de los principales proveedores de soluciones de vanguardia para el transporte del siglo XXI. Las empresas del sector han visto en los últimos años crecer exponencialmente la adjudicación de contratos en todo el mundo. Su alto grado de avances tecnológicos, el know-how propio y la capacidad de comprender las necesidades específicas de cada proyecto han hecho que se conviertan en el socio preferente de numerosas administraciones de transporte.

Experiencia en España: Un espejo para el mundo

Esta importante industria cuenta con un portfolio de servicios y productos de última generación ya implantados en más de 90 países. El notable incremento de su presencia internacional es fruto de la experiencia adquirida en el desarrollo de la red ferroviaria española, una de las más extensas y avanzadas del mundo. La contribución a la puesta en marcha de un moderno sistema de alta velocidad, el segundo más importante del mundo con 3.200 kilómetros, así como el mayor despliegue de ERTMS de Europa o los numerosos sistemas de metro y tranvía del país les han valido el reconocimiento internacional.

En estos años de trabajo han sido capaces de superar grandes retos con un alto nivel de complejidad en el diseño, ejecución y despliegue de tecnología. Con una orografía compleja se han enfrentado a mega-infraestructuras, solventando con éxito la implantación de nuevas líneas en terrenos difíciles para el  ferrocarril. Asimismo, han sabido dar respuesta a desafíos de aunar el funcionamiento de los distintos anchos de vía existentes o las tecnologías de diferentes fabricantes internacionales. Este background les ha otorgado un conocimiento único a la hora de implementar con éxito todo el ciclo de un proyecto, desde la etapa inicial de planteamiento y asesoría, hasta la entrega final.

«La industria ferroviaria española se ha consolidado como uno de los principales proveedores de soluciones de vanguardia para el transporte del siglo XXI»

Cadena de valor diferenciadora

La oferta de la industria española abarca todos los ciclos del proyecto. Esta propuesta tan diferenciadora es posible gracias a una completa cadena de valor. La amplia diversidad de las empresas que forman esta industria es uno de sus factores más característicos y permite crear sinergias idóneas para adaptar cada propuesta a las necesidades concretas del cliente. Esta ventaja competitiva hace posible que se tengan soluciones globales y estén presentes desde la fase de asesoramiento previo y concepción del proyecto, hasta las etapas de diseño, ejecución y supervisión de cualquier infraestructura.

También cuentan con grandes fabricantes de material rodante y equipos y componentes asociados. A ellos se une el desarrollo de múltiples soluciones tecnológicas y sistemas de control y señalización, comunicaciones, información al pasajero  o ticketing.

En los últimos años, además, la incorporación de nuevos servicios alrededor de la propia fabricación de productos ha ido en aumento. El objetivo, dar respuesta a la tendencia de la “servitización” asociada al producto  (mantenimiento, financiación, servicio post-venta, operación, gestión, etc.).

 El ferrocarril español, espejo para el mundo:

  1. España está en los primeros puestos internacionales por la calidad y el volumen de tráfico de alta velocidad.
  2. Líderes en alta velocidad. La red española de alta velocidad es la tercera más extensa de del mundo con 3.402 kilómetros
  3. España. Pioneros redes de transporte urbano: 8 ciudades tienen metro y otras 11 tienen tranvía
  4. A la cabeza en señalización ERTMS con 1.850 Km

Sostenibilidad y digitalización

Otro de los aspectos que juega a favor de las empresas ferroviarias españolas es su aportación a la transformación digital del sector y a la movilidad sostenible.

La creación de tecnologías propias para impulsar la eficiencia energética y el transporte respetuoso con el medio ambiente ayudarán a conseguir las metas a las que aspira el Pacto Verde Europeo y los ODS de la ONU.

I+D: Clave para el tren del futuro

Un claro ejemplo del peso de su conocimiento y know-how se refleja en programas tecnológicos como el instrumento de I+D europeo Shift2Rail.

«El programa de I+D europeo Shift2Rail cuenta con una amplia representación de compañías españolas»

Esta iniciativa cuenta con una amplia representación de compañías españolas como miembros fundadores, otras como colaboradores o subcontratadas que trabajan en el ferrocarril del futuro y la mejora de la calidad de las infraestructuras y servicios.

Un referente en infraestructuras

Las empresas españolas han ejecutado muchas de las grandes infraestructuras ferroviarias de los últimos años. Las constructoras de este país están a la cabeza en kilómetros  de obra civil ferroviaria.

Entre los numerosos hitos internacionales más relevantes se encuentra el proyecto Marmay (Turquía), CrossRail (Reino Unido) o el túnel de San Gotardo, que han sido tres de los trabajos subterráneos de mayor dificultad técnica de Europa. Muestra de su liderazgo en túneles también son el “North West Rail Link” (Australia) o “The East Side Acess”

AL FRENTE DE LOS PROYECTOS DE FORMA INTEGRAL

  • Consultoría: Planificación, gestión y financiación de los sistemas de transporte ferroviario.
  • Proyectos: Capacidad profesional y técnica para el diseño de infraestructuras (obra civil, instalaciones y sistemas).
  • Construcción: Coordinación de todas las etapas, con numerosas soluciones en asistencia técnica, dirección, gestión y supervisión del proyecto.
  • Operación: Puesta en servicio y explotación de infraestructuras ferroviarias, con un asesoramiento personalizado y la dotación de las más avanzadas tecnologías (sistemas información, control, seguridad, comunicaciones, etc.).
  • Llave en mano: La industria española acomete numerosos proyectos integrales en el mundo bajo esta modalidad. Bajo esta fórmula se entrega el sistema de transporte con toda la infraestructura realizada, así como todos sus sistemas para que el cliente lo opere según sus necesidades.
  • Mantenimiento: Supervisión e inspección del funcionamiento de las instalaciones para asegurar su óptimo mantenimiento con los máximos estándares de calidad.
  • Pioneros en nuevas tecnologías: En todas las fases de cada proyecto se pone a disposición del mercado (BIM, Big Data, Machine learning, Iot, blocchain, etc.).