La industria ferroviaria española, preparada ante los nuevos retos

EL PAPEL PROTAGONISTA QUE ASUMIRÁ EL FERROCARRIL EN LOS PRÓXIMOS AÑOS, CON EL FIN DE CONSEGUIR LOS OBJETIVOS EUROPEOS DE CONVERTISTE EN EL PRIMER CONTINENTE CLIMÁTICAMENTE NEUTRO, HACEN NECESARIO CONTAR CON LAS SOLUCIONES MÁS VANGUARDISTAS DEL MERCADO Y EL ASESORAMIENTO DE LOS EXPERTOS PARA AVANZAR EN MOVILIDAD SOSTENIBLE, TANTO DE PASAJEROS COMO DE MERCANCÍAS.

Ante estos nuevos desafíos, la industria española es una de las mejor posicionadas para dar respuesta a las nuevas necesidades de la transformación digital, la descarbonización, la intermodalidad o la implantación de nuevos
modelos de relación con los viajeros como puede ser la movilidad como servicio.
Es, además, un sector innovador que invierte, de media, un 4% de su facturación en I+D+i, y una palanca de exportación para la pequeña y mediana empresa a través de las industrias tractoras, cuya exportación ha llegado a alcanzar el 90% en algunos casos.

Los 97 socios de Mafex representan una cadena de valor completa, muy representativa y están altamente capacitados
para responder a los retos que representa la implantación del ferrocarril del futuro: digital, conectado y respetuoso con el medio ambiente. Estas compañías representan el 83% de la exportación ferroviaria española con una facturación que supera los 5.500 millones de euros en este ámbito, además de generar alrededor de 30.000 empleos.
En esta cadena se integran todos los subsectores de la industria, desde ingeniería, consultoría, certificación y
infraestructuras, hasta constructores de material rodante que encabezan en estos momentos proyectos pioneros.
En ella también hay un gran número de empresas especializadas en señalización, telecomunicaciones, control de tráfico, además de una robusta industria auxiliar en equipamientos y componentes. Se trata de un modelo integral en el que se combina la alta cualificación de cada una de ellas y que les permite proporcionar soluciones a medida con proyectos llave en mano, con el aval de haber puesto en marcha los proyectos de transporte más relevantes de todo el mundo, tanto en alta velocidad como en movilidad urbana y mercancías.

La amplia experiencia adquirida en la implantación de la red ferroviaria española, una de las más expensas y modernas del mundo, se ha exportado a los cinco continentes. Este know how propio hace que se conviertan en un socio de primer orden para dar apoyo a las administraciones de transporte de todo el mundo en el desarrollo de nuevas infraestructuras, planes de transporte público, modernización de redes e implantación de los adelantos tecnológicos más vanguardistas.